30 octubre 2013

,
Seis muertos por un escape de grisú registrado en el Pozo Emilio del Valle, en la localidad leonsa de Llombera de Gordón.
Se trata de la tragedia más grave ocurrida en la minería de España en los últimos 18 años. 



No deja de impresionar al mundo, a pesar de todos los avances, la muerte de seis mineros en el Pozo San Emilio de Pola de Gordón.
Otras comarcas mineras recuerdan en estos momentos la tragedia, lo que me lleva a recordar también el dolor que en similares circunstancias pasaron alguno de los nuestros en una de tantas galerías que pueblan la montaña, que fueron el sustento de muchas familias y que hoy están cerradas.
Es una especie de lotería negra que te toca. Leo que uno de los fallecidos ya debía estar jubilado en agosto, pero cambió la ley en mal momento; otro, había disfrutado de su paternidad unos días; a otros les faltaban unos meses o unos pocos años para jubilarse y posiblemente otro se salvó porque estaba en su día libre... 

Ver artículo relacionado
La montaña palentina y el duelo
Viaje a través de la montaña, de Froilán de Lózar

29 octubre 2013

,

He perdido la fe en cuanto he visto las dificultades que imperan para hacer realidad ese proyecto de unificar las voces. Ha sido un momento. No me atrevía a decírselo por miedo a que lo tomaran como un pulso, que saben lo que me impone perderles a ustedes por una apuesta.

Por este motivo anduve perdido durante unos meses, sin programa ni deseos de blandir el bolígrafo, que la crítica o la reflexión ha de hacerse sereno, pues si el hecho de situarse ante un papel en blanco es ya de por sí un ejercicio duro, hacerlo con la fe por los suelos es doblegar un poco otras estaciones donde se visualizan el amor, la esperanza, el sosiego y otras muchas facetas y actitudes que sin la fe se encuentran notablemente disminuidas.



Aunque en otros aspectos de la vida podría pasar por un ser ordenado, pocas veces como ahora he abandonado los proyectos: la revisión de alguna vieja novela, la elaboración de algún relato, llegando a detener lo que comenzó siendo una biografía de Barrio y Mier y que terminó como un ensayo. Lo único que alimenta este tiempo de sequía, lo poco que consigue mantener ese recuerdo activo, es “Diario Palentino”, que me sigue descubriendo a diario trocitos de Palencia, voces de descontento que se suman a las nuestras para pedir una vez tras otra la revisión de aquellos asuntos que no terminan de encauzarse.

Coincidió, además, uno de los últimos artículos remitidos al periódico, donde comentaba las posibles fusiones de los municipios –a propósito de una nueva ley que estudiaba el Ejecutivo regional–, con la ruptura de las negociaciones entre Acade y Consorcio, una historia de acercamiento en la que muchos palentinos habían depositado sus esperanzas. Hemos vivido lo que machaconamente pronosticábamos y bien alto y bien claro vuelve a pronunciarlo desde Guardo mi amigo Jaime García Reyero, cuando apunta que ha primado el individualismo, la cerrazón –que nos hace creer que somos distintos a los otros–, si bien, hemos de distinguir con claridad todas las opciones puestas sobre la mesa. Pues sabemos que hay un localismo exacerbado, como hay un nacionalismo retrógrado. Cada pueblo alimenta una serie de costumbres que no tienen por qué perderse al unirse a otros para fortalecer su posición.

A propósito de lo que allí hablaba, no me ha extrañado este primer desplante, porque lo hemos presenciado en otro tiempo, cuando se propuso un Ayuntamiento para todos en Vañes, o cuando el Ayuntamiento de Lores (entonces uno de los pueblos más grandes de Pernía) se fusionó con el de San Salvador. Apurando la lógica, sabemos que Cervera de Pisuerga es el punto más próximo y, pese a las diferencias que siempre nos marcaron, pese al excesivo número de pueblos que están bajo su mando, no debe descartarse que en un futuro próximo, dado el paulatino descenso de población y las nuevas leyes que se van promulgando, acabemos todos bajo su mando.

Pero si esta visión resulta intolerable para muchos montañeses, lo resulta sobre todo, poque no estamos habituados a trabajar en equipo. El aislamiento padecido nos ha hecho insolidarios y nos damos cuenta que el problema es de todos cuando tratamos de obtener algo de aquellos que capitanean nuestro barco. Entonces nos lamentamos de nuestro estado: no sumamos puntos a ningún efecto; no contamos ni política ni territorialmente y nuestras pataletas les importan un bledo a los vecinos, con tal de unir su voz a la nuestra, nos toman por unos recalcitrantes Robinsones.

No voy a negar mi parte de culpa, si es que ha de tenerla el que reconociéndose palentino, se siente montañés por encima de todo, que es muy diferente del sentimiento en el que se amparan los nacionalistas y los nacionalsocialistas, que con tanto furor viven la tierra donde nacieron, que desprecian o quieren ignorar todo aquello que les hable de España, de la que, lo quieran o no, siguen formando parte.

Por ese motivo también creo que si queremos que nuestra tierra cuente en el futuro, debemos unir todas las voces, también las de La Vega y de la Ojeda, porque también están como nosotros alejadas de la mano tutora.
Ello no significa que debamos cerrar el libro donde se muestran nuestros hábitos, que son el tesoro de cada pueblo, sino que, como las empresas y los estados, hallemos juntos la representación en otras facetas que nos marcan, para que nuestros pequeños pueblos sigan avanzando.

Algo pasará, estoy seguro. Alguien llegará un día y removerá esto como debe removerse la comida para ligar la salsa, como se mueve el agua en la batea, como se filtra el sol por los cristales. Algo prenderá como parte del sueño que soñamos y juntos mantuvimos hasta verlo crecer como la espiga.

Título original: Juntos como hermanos.
Para la sección "Impresiones", en "Diario Palentino", 11 febrero de 2000.
Imagen: @Toño Gutiérrez

25 octubre 2013

,

Se define Mancomunidad como "asociación libre de municipios, dentro del marco jurídico nacional, que crea una entidad local superior y a la que los municipios asociados delegan parte de las funciones o competencias que la ley les atribuye, al objeto de que se preste un servicio conjuntamente para todos sus miembros."

Aunque sí es cierto que no se establece un límite de tiempo, entristece que se vayan cerrando, porque ello marcará negativamente el futuro de estos pueblos.



Quienes seguimos atentos todo lo que va aconteciendo en nuestra región, nos hemos encontrado hace unos días con la disolución de la Mancomunidad del Lago de Sanabria, que echaba a andar en 2002 entre la expectativa y la esperanza de los vecinos que integraban los ayuntamientos, a saber: Requejo, Pedralba de Pradería, Galende y Cobreros. Galende abandonaba el grupo en 2007, saldando sus cuotas, y Cobreros hace más de un año.

Se desintegran, principalmente, porque no hay dinero para mantenerlos.

En esa diatriba se debaten las mancomunidades de Salamanca por el retraso en los pagos de los pueblos y las apreturas económicas obligan a prescindir de servicios que no se consideran esenciales en la mancomunidad asturiana "Comarca Avilés".

Lo que a unos les va bien, a otros les daña. Lo que comienza con una aportación generosa y un compromiso de miras, como la recogida de residuos, la conservación de los caminos rurales, la atención primaria de la salud, el fomento del turismo... se va reduciendo y va generando controversias entre quienes no encuentran equitativo el servicio que reciben frente a la aportación que hacen. Si bien, en un principio, el Secretario de Estado de Administraciones Públicas anunciaba la supresión de las 1.432 mancomunidades que existen en España, el diputado de Municipios, Francisco Fernández, matizaba meses más tarde que sólo se suprimirían las que tuvieran problemas económicos. Y otro tanto serviría para las pedanías de pocos habitantes.

Lo que descoloca es la marcha que parecen emprender en comunidades como Extremadura, donde a finales de agosto de este año destinaban 2,6 millones de euros para potenciar el desarrollo de las mancomunidades de la región, incluso realizando modificaciones para que todas puedan acogerse a las mismas.

De la sección del autor "La Madeja", en Diario Palentino y Globedia
Imagen: @Froilán de Lózar, Pantano de Requejada.

La historia en la Prensa Regional
  • La Opinion de Zamora 10.10.2013
El presidente de la mancomunidad, Santiago Cerviño, lamentó ayer que se haya llegado a esta situación «cuando precisamente se busca la agrupación de municipios para garantizar la prestación de servicios». Reprocha que Cobreros y Pedralba se desligaran por considerar que pagan excesiva cuota. Cerviño afirma que «no se puede rebajar» el pago, y sostiene que «Requejo ayuda a los otros pueblos».
El alcalde del Ayuntamiento de Pedralba de la Pradería, Manuel Miguel Rodríguez, afirmó ayer que «insistió» en mantener viva la Mancomunidad Lago de Sanabria, «aunque optimizando los gastos y rebajando la cuota». En su criterio, «si se paga la cuota en función de los habitantes, también deben prestarse los servicios en función de los mismos».

  • La Nueva España 10.10.2013
Lo que ayer se presumía como una reunión de trámite para aprobar el presupuesto de este año -asciende a 149.150 euros- se convirtió en un polvorín en el que Ángela Vallina llegó incluso a amenazar con sacar a Castrillón del ente supramunicipal para así no tener que aportar más dinero. Es la segunda crisis que vive la entidad; la primera llegó hace dos años tras la decisión de los ayuntamientos de Corvera, Castrillón e Illas de no participar en la promoción turística -objetivo primordial de la Mancomunidad- para ahorrar costes y destinar una menor cuantía para sufragar sólo los servicios de un técnico de medio ambiente. Y ahí llega la segunda crisis.

  • La Nueva España
Las Mancomunidades, el rotundo fracaso de un modelo
Las mancomunidades nacieron en Asturias con la idea de que los concejos pudiesen optimizar recursos y colaborar. Sin embargo, son muchos los entes supramunicipales que fracasaron. Pero sea éste el modelo a elegir para aunar fuerzas entre concejos u otro, los alcaldes apuestan por colaborar entre administraciones locales antes de que algunas tengan que desaparecer. «El problemas de las mancomunidades es que lo que es de todos no es de nadie y en muchos casos han resultado un fracaso. La solución para hacer más rentables los concejos no es sencilla, pero suprimir municipios es una idea que no se puede plantear así como así, exige un análisis muy profundo», advierte el alcalde de Noreña, el socialista César Movilla.

  • La Gaceta de Salamanca
Son muchos los pueblos que no pueden pagar al día como se reconoce en mancomunidades como Aguas de Santa Teresa, Comarca de Ledesma, Zona Cantalapiedra y Las Villas, Azud de Villagonzalo o Margañán, aunque van cumpliendo con retraso o a final de año. Además de otras que acumulan deudas de miles de euros. Es el caso de la agrupación de Alto Águeda donde la deuda asciende a 24.000 euros que esperan pagar a final de este año. En la mancomunidad de Peñaranda, Rágama debe desde hace 16 años 3.000 euros; mientras que Horcajo Medianero adeuda 6.050 euros a Alto Tormes. En el caso de La Armuña, han tenido que recortar personal y aumentar la aportación para eliminar el déficit.

  • Sierra de Gata
El Secretario de Estado de Administraciones Públicas anuncia la supresión de las 1.432 mancomunidades que existen en España. Las Diputaciones gestionarán las competencias municipales de aquellos ayuntamientos que, al incumplir la Ley de Estabilidad Presupuestaria, no puedan prestar "con eficacia y eficiencia" los servicios públicos. Hace un mes el Secretario de Estado, Antonio Beteta, planteaba la unión forzosa de los pueblos menores de 20.000 habitantes y ahora anuncia la supresión de las uniones voluntarias.

  • La Tribuna de Toledo 17.08.2012
El diputado de Municipios también negó que la reforma del Régimen Local suponga la supresión automática de todas las mancomunidades. «Lo que dice el anteproyecto de ley es que las mancomunidades que no sean sostenibles económicamente serán las que pasen a ser gestionadas desde la Diputación». Un ejemplo de lo contrario, lo sostenible, podría ser la Mancomunidad de Residuos Consermancha, cuya integración parece problemática al extenderse por varias provincias. Fernández declaró que «me consta que es una mancomunidad muy bien gestionada, con  un superávit importante» y que no parece de las que presentan «problemas importantes para seguir funcionando».

  • Expansión
Extremadura destinará casi 2,6 millones de euros para potenciar el desarrollo integral de las mancomunidades de municipios de la región. La convocatoria de 2013 permitirá a más agrupaciones beneficiarse de las ayudas. El Consejo de Gobierno de Extremadura ha aprobado la convocatoria de ayudas del Fondo de Cooperación para las Mancomunidades Integrales de Municipios de la comunidad, con un presupuesto de 2.590.332 euros. La vicepresidenta y portavoz del Gobierno de Extremadura ha señalado que la convocaría de estas ayudas ofrece dos novedades principales en 2013, destacando que de ellas se beneficiarán un mayor número de agrupaciones que en años anteriores.

  • Mancomunidades en Palencia
Mancomunidad del Cerrato
Mancomunidad de Villas del Bajo Carrión y Ucieza
Mancomunidad de Aguas del Carrión
Mancomunidad Municipal Voluntaria de Aguas "Baltanás-Villaviudas"
Mancomunidad del Canal del Pisuerga
Mancomunidad del Camino de Santiago
Mancomunidad "El Carmen"
Mancomunidad del Valle del Pisuerga
Mancomunidad "La Vallarna"
Mancomunidad de Campos
Mancomunidad "Villas de Tierra de Campos"
Mancomunidad de la Comarca de Saldaña
Mancomunidad "Alcor de Campos"
Mancomunidad "Campos y Nava"
Mancomunidad de Municipios "Alto Pisuerga"
Mancomunidad del Boedo-Ojeda
Mancomunidad "Valles del Cerrato"
Mancomunidad "Aguilar-Valdivia"
Mancomunidad de Aguas "Campos-Alcores"

22 octubre 2013

,

El martes siempre se ha venido considerando como un día de mal agüero, y los expertos lo explican por su vinculación con el dios Marte. Nuestro refranero muestra varios ejemplos: “El martes, ni te cases ni te embarques”; El martes, ni gallina eches, ni hija cases”; “El martes, ni hijo cases, ni cochino mates”.



Ese afán por demostrar que el martes es un día raro en el que debemos evitar cualquier evento, sin olvidar que puede ser tan bueno como cualquier otro dependiendo del hado de cada uno, está lleno de trabas para quienes creen en esta rara ciencia. Si se ha cortado las uñas en martes y le salen padrastros, según los convencidos de estas teorías, ahí está por ejemplo una evidencia de que nos hallamos bajo los efectos de ese poder maléfico que parece desprender ese día de la semana.

Y ya no les digo nada si el martes coincide en 13. No puede ir peor la historia. Claro que, para quienes van las cosas mal toda la semana y todo el año, debe ser martes siempre; o viernes, según la tradición anglosajona. Cuentan que Felipe el Hermoso, con la fuerza de las revelaciones de algunos de sus consejeros, mandó que se remitieran órdenes secretas a través de Francia para arrestar a todos los templarios la misma fecha, el 13 de Octubre de 1307 y someterlos de ese modo a un riguroso interrogatorio.

Pero parafraseando la canción de Joan Manuel Serrat, “Hoy puede ser un gran día”, el pasado 13 de Mayo, martes, un amigo me hace llegar la hoja del calendario, con una nota ambientanda en la montaña palentina. “La montaña palentina –dice- es uno de esos rincones secretos y recónditos de la geografía ibérica, donde la soledad adquiere un significado especial”.
“Estamos hablando –añade- de una naturaleza no domesticada y salvaje, de ausencias de edificios, casi ausencia de poblaciones, casi ausencia de seres humanos. Sola y recogida con sus durísimos inviernos. Tan solo unos pocos arraigaron con su ganado, con su pequeña casa aislada, con sus secretos en el corazón...”

Parece mentira que un martes y trece pueda proyectar tan buenas sensaciones en quienes cuentan la historia de esta tierra de esa forma tan dulce, engordando un poco, bien es cierto, la dureza de los inviernos, que ya no son ni sombra de lo que fueron, como la instantánea que recogida hace unos días en Venta Campa, retrata a un grupo de hombres abriendo a pala en las peñas de la Hoz.

No dejo de preguntarme, por si las moscas, si esa promoción de nuestra montaña, donde todavía puede gozarse de la auténtica esencia de la naturaleza, no provocará en quienes asumen esa fecha como un fiasco, el efecto contrario al que pretenden estos editores.
Es decir, por la misma causa que puede ser perjudicial cortarse el pelo en martes, puede serlo también viajar a un lugar encantado que se publicitaba en el taco del mensajero un día martes y 13.

Llegados a este punto, yo aconsejo visionar las cuatro estaciones de mi amigo Estalayo, Tremaya en primavera, otoñó en la Pernía, los calambrojos, los aperos, la tradicional Salve, los corzos, el Río Pisuerga. Para explicárselo de algún modo, lo que Miguel Vicente Basterra es a la investigación detallada y concisa de cada cerro, de ese lugar encantado del valle de los Redondos, de la historia con mayúsculas de estos lugares... José Luis es la ambientación, la imagen que sólo necesita la complicidad y la visita de aquellos que nos siguen, aunque sea martes y 13.

De la sección del autor "Vuelta a los Orígenes", en Diario Palentino el 31.05.08
Imagen: @José Luis Estalayo

20 octubre 2013

,
La población de alimoche (Neophron percnopterus) estudiada, abarca unos 170 territorios de cría, algunos de ellos al norte de León y de Palencia, con amenazas como el uso ilegal de veneno, la presencia de parques eólicos, la densidad de habitantes y de carreteras, el estar dentro o no de un área protegida, o la disponibilidad de alimento.


El uso de veneno o la presencia de parques eólicos son algunas de las amenazas que encuentra esta especie en peligro en estas zonas de Castilla y León, aunque en menor intensidad si se compara con otras de las comunidades vecinas incluidas en el trabajo, del que también es autora Patricia Mateo-Tomás.
Según datos de la organización conservacionista SEO-BirdLife, el alimoche común mantiene en España unas 1.400 parejas, buena parte de ellas en Castilla y León, aunque con un declive generalizado, que ha conllevado su extinción en buena parte de su antigua área de distribución.

Ver la noticia completa en Terra

,
El ámbito de trabajo de las Patrullas Oso ha sido el ámbito de aplicación del Plan de Recuperación del Oso Pardo en Castilla y León así como las zonas en las que se ha detectado nueva presencia de ejemplares.


Dentro de este ámbito se incluyen espacios protegidos de relevancia a nivel europeo por sus valores naturales, como son los parques regionales de Picos de Europa, Fuentes Carrionas y Fuente del Cobre (en la montaña palentina), la Sierra de Ancares, el Alto Sil y las montañas de Babia y Luna.
Todos los miembros de las patrullas, compuestas por equipos de tres y cuatro personas, eran vecinos de las zonas en las que trabajaban, con lo que se contribuía a crear puestos de trabajo en la zona. Se trata de expertos en el seguimiento de grandes mamíferos y de especies protegidas presentes en la zona de trabajo como puede ser el urogallo (la especie más amenazada y en situación más crítica del territorio español).
Entre las labores que realizaban estas patrullas destaca el control de actividades perjudiciales para el oso pardo, la prevención de daños en colmenas, el apoyo a proyectos de investigación, el censo de osas con crías en el territorio de Castilla y León y la puesta en marcha de los programas de educación ambiental.

La noticia en "Diario de León".

18 octubre 2013

,
"Proyecto piloto en la ermita de Santa María, en Canduela (Palencia)."


Se trata de un pequeño templo del siglo XII construido íntegramente en sillería de piedra arenisca, con nave única de planta rectangular y cabecera con testero plano separada de la nave por un sencillo arco triunfal apuntado y liso. Este proyecto piloto pretende la generación de soluciones tecnológicas que puedan mejorar la gestión de usos y el telecontrol de parámetros de conservación, seguridad y eficiencia energética en los inmuebles patrimoniales.

Para saber más:
Gente digital Valladolid

,

Los abuelos solían decir que se porfiase lo que hiciera falta, pero que nunca se apostase por nada. "Tú porfía, pero no apuestes". En realidad, el dicho está acuñado ya en las hemerotecas y procede de algún pensante anónimo: "Guarda y no prestes; porfía y no apuestes".
En un lugar de la red que se dedica a recopilar frases, he leído: "Guarda y no protestes; porfía y no apuestes." Y aunque te da la risa lo que alguien ha copiado mal o apresuradamente, ambas definiciones nos viene bien para enlazar la entrada de hoy.


El consejo, que parece sensato en base a la experiencia que van dando los años, a mi me parece equivocado en determinados asuntos porque, cuando uno ve o siente algo serio por algo o por alguien y hay un camino abierto, lo apuesta todo y lucha por llevar adelante su proyecto. Es así como se han logrado muchas cosas en todos los ámbitos, tanto en el plano personal como público; tanto en la ciudad, como en el pueblo.

En nuestro entorno hay numerosos puentes abiertos y agentes sociales que toman por definitivo el viejo consejo de porfiar por todo lo que implica el territorio, porfiar por una Ley que lo ordene, porfiar por mantener la calidad de vida para quienes apuesten por vivir en los pueblos, que está bien, que es ya un síntoma de algo, porque muchos ni apuestan ni porfían, pero que no es suficiente porque le falta el condimento, el empujón, la confianza que da apostarlo todo por alguien.

Y causa asombro en ocasiones que los que más porfíen sean, generalmente, personas influyentes: algunos alcaldes, algunas centrales sindicales, personas acostumbradas a moverse con las normativas en la mano.

Comento ésto al hilo de las últimas opiniones que diferentes colectivos han ido depositando días atrás sobre el Plan del Carbón, sobre el nuevo trazado de la carretera, sobre la Ley de Ordenación del Territorio y que iremos abordando en próximas entregas.

Es evidente que porfían, pero desconfían. Si no apoyamos con determinación aquello que defendemos, ese recelo será nuestro Talón de Aquiles, servirá para que penetren por allí los malos augurios de quienes ni lo buscan, ni lo esperan, ni lo quieren.

Para la sección "La Madeja", en "Diario Palentino" y "Globedia"
Imagen: @Froilán de Lózar.

17 octubre 2013

,
"Aprobada una subvención de 182.000 para actuaciones del Plan Románico Norte de la Fundación Santa María."

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves una subvención de 182.000 euros a la Fundación Santa María la Real en Aguilar de Campoo (Palencia), para financiar actuaciones dentro del Plan de intervención del Románico Norte, como la recuperación de la Cueva de San Vicente en Cervera de Pisuerga; la puesta en marcha de un proyecto piloto en la Ermita de Santa María en Canduela; y la realización de las III Jornadas Culturales del Románico Norte.

La Consejería de Cultura y Turismo ha recordado que puso en marcha el Plan de intervención del Románico Norte, cuyo desarrollo lleva a cabo la Fundación Santa María la Real, para fomentar la recuperación del territorio del norte de las provincias de Burgos y Palencia. Este plan, como han añadido, recibió recientemente el Premio Europa Nostra de Restauración del Patrimonio.

Para saber más:
Gente digital Valladolid

11 octubre 2013

,

Aunque el veterano escritor y periodista Gonzalo Ortega Aragón, suele acudir con frecuencia a cantares y coplas que hacen referencia a muchos pueblos de nuestra geografía, voy a anotar alguna más, las que van llegando a través de los cantores ocasionales haciendo referencia a nuestro entorno.
El año pasado, en Camasobres, tuve la oportunidad de anotar alguno nuevo. Quienes lo confeccionaron, le pusieron por título "Jota de Polentinos", aunque no es jota, ni es concretamente de Polentinos. Se trata de estrofas de cuatro versos con rima asonante o consonante en los versos pares, donde se hace un recorrido por los terrenos y las historias de la zona.

Peña Cerezu,
Cueva los Moros,
Collao las Eras,
Vuelta a los Corros.

Entre Linares y el Cuetu
y el pantano Requejada
se sitúa Polentinos
entre valles y montañas.

En estas coplas se hace referencia a los pueblos cercanos que conocemos, pero como suele decirse, "como en nuestro pueblo, como en casa no se está en ningún sitio".

Para Lores me mandaron
y de Lores me escapé.
Me vine pa Polentinos
y de aquí nunca me iré.

Los cantores ocasionales, algunos autores conocidos, no echan en olvido la picaresca o el humor con el que suelen describir la historia de otros pueblos.

A la entrada de Lebanza
lo primero que se ve
son las ventanas abiertas
y las camas sin hacer.

Y por supuesto, ninguna moza para pretender como las de nuestro pueblo.

De Redondo me la daban,
de Redondo no la quiero.
La quiero de Polentinos
aunque no tenga dinero.

Las nuevas tecnologías van dejando un poco atrás los buenos hábitos, cuando sentados al calor de la lumbre se iba escribiendo la historia en algún cuaderno, o componiéndola de nuevo a fuerza de entonarla. Y no es sólo una costumbre nuestra, sino que, como bien expresa el argentino Carlos Jesús Maita al evocar las coplas que publicó su abuelo Eleuterio Ovallo, se trata de "un vínculo primitivo de la expresión literaria regional con vigencia plena."
Precisamente, hace unos días visitaba a Josefa Sordo, (93 años), una de mis fuentes en el pasado, y una de esas voces anónimas que tantas coplas compuso en otro tiempo y que fuimos dejando en estas páginas para que alguien las recupere y las conozca en el futuro.

Para la sección "La Madeja", en "Diario Palentino" y "Globedia"
Imagen: @Froilán de Lózar.

08 octubre 2013

,

En agosto del año pasado se reparaba el puente de Polentinos. El puente fue contruído en 1940, al mismo tiempo que el embalse de Requejada, cuando quedaron sumergidos unos metros más abajo el pueblo de Villanueva de Vañes y la Venta de Santa Lucía, donde según la copla que se hizo popular por estos pagos, acudían las mocitas de la Castillería a rezar a la Virgen.



Polentinos es un pueblo que en los meses de verano, como el resto de los pueblos del contorno, se llena de veraneantes. La obra era necesaria y, aunque el tiempo de ejecución se fue demorando, por fin se le cambió la cara, reforzando su estructura y dotando al conjunto de un sistema de drenaje para evitar la acumulación de nieve y mejorar la visibilidad al sustituir los pretiles de ladrillo por una barandilla de metal.

Hasta aquí, todo normal, salvadas las molestias que toda obra origina y teniendo en cuenta la época de mayor trasiego. Para darle paso a quienes allí moran o descansan, las autoridades habilitaron un desvío provisional por la Abadía de Lebanza. Dado que fue un verano de tormentas y lluvias torrenciales, aquel camino que, habitualmente, te introduce en el monte y te enseña el Carazo por un lado, hacia otro el Peñalabra y, a intervalos, asomando las crestas de nuestro Curavacas; un camino que, de excursión es como una profunda introducción a los anales de esta tierra, en esas circunstancias se convirtió en un valle de lágrimas por el barro acumulado y las dificultades añadidas en un camino provisional de tierra y grava.

 La cosa no tendría otro interés que el de un simple desvío, si no fuera por la historia que se difundió luego y en la que estaban involucrados los ecologistas, quienes trataron por todos los medios, y al final consiguieron, impedir que se levantara un puente provisional unos metros más arriba, labor de la que se encargaría un destacamente del ejército.

Ya es de dominio público. Quienes se afanan por transmitir las disciplinas de esto que llaman ciencia, aunque en clara minoría, tienen poder para explorar y, en su caso, impedir que una obra pueda dañar las acequias de un río.
No aportan una solución alternativa.

¿Qué ocurrirá –nos preguntamos– el día que deban hacer lo mismo con el puente de Vañes, una vía principal que comunica Potes con Cervera?

Los mismos que mostraron su oposición a levantar un puente provisional, se oponen al trazado de la carretera que comunica La Castillería con Barruelo, una obra sobre la que ya ha realizado un estudio previo la Diputación de Palencia.

Es importante que se tengan en consideración todas las manifestaciones. Las de los ecólogos también. 

Lo de la prioridad ya es otra cosa. 

A los que viven aquí les van a decir cómo se cuidan las plantas o cómo se arreglan los caminos. Y no estamos hablando ya de unas obras de gran envergadura. Hablamos de una solución puntual para comunicar un pueblo o del asfaltado de un camino ya hecho, lo que no implicará grandes movimientos de terreno y, fastidia que sin consultarle a quienes viven allí, se decida dar prioridad a lo argumentado por una asociación que como tantas otras sigue sin ver y considerar en su justo punto a las personas.

Que es muy bonito exhibir un talante de admiración hacia las flores y los campos. Que hasta los más indisciplinados llevan algo en sus venas de disposición  a levantar lo que se cae; Que hasta quienes reprochamos su presencia en todos los lugares, sentimos un poco de envidia por ese humo que levantan sus críticas, pero la victoria, como bien asumió uno de ellos en la prensa, ha de ser algo secundario.

¿Significa que quien no lleva un carnet en su cartera, está a favor de la voladura de todos los puentes? ¿qué todos los que viven aquí aman menos que ellos esta tierra porque hayan decidido aprovecharse de las nuevas técnicas para restaurar una propiedad en ruínas o limpiar un camino cerrado por la maleza?

¿Y qué es lo que proponen o lo que muestran en su cartas para que la mayor parte de la sociedad esté en su contra?

No es cuestión de satisfacer la curiosidad. Es cuestión de aprovechar las nuevas tecnologías para que no falte lo necesario. ¿A quién sino a los propios habitantes les va a interesar conservar con ciertas garantías y decoro el medio en el que viven, el medio que sus antepasados les legaron, el medio del que todo el mundo habla como uno de los espacios mejor conservados de Europa?

De la sección del autor "Fuente Cobre", en Diario Palentino
Imagen: @Toño Gutiérrez

04 octubre 2013

,

Aunque es verdad que no hay nada nuevo bajo el sol, al visitar estos lugares uno recibe agradables sensaciones, y le reconforta el ánimo de quienes se van desenvolviendo por aquí con lo puesto. En Polentinos he ido tomando fotos de nuevas casas: la de los tejadillos, la que conocí como cuadra y vivienda de Basilia, la que han edificado al lado de la casa rural...
Durante el paseo, en una cálida mañana de sábado, nos hemos ido encontrando con vecinos y amigos, casi todos con algún parentesco entre sí, como bien refleja la costumbre de este lugar. A lo largo de ese paseo por los barrios de "las cortinas" y se nos habló repetidamente de la visita que habían tenido unos días atrás, a mediados de septiembre de este año.



No vino el Obispo, ni el Delegado del Gobierno. Nadie le esperaba. Vino de noche y a lo suyo, a las colmenas. Hace unos días uno de los osos que se mueven por los montes de la zona, vino de visita a Polentinos.

Me lo contó con más detalle luego la prima donde pasamos aquella noche, sin dar crédito todavía a la llamada de Eusebio, el vecino que cogió una linterna y bajó hasta la pradera para ver quién era el que venía y por qué hacía tanto ruído.

El bicho recibió el haz de luz sin inmutarse y Eusebio sorprendido del profundo sueño que lucían sus vecinos, sólo acertó a decir ¡cómo duermen estos tíos!, hasta que se levantó también Mariano. El oso ya había probado la miel de sus colmenas y las del tío Paulino y las de la familia Calvo en el barrio de "Las Cortinas". Otros vecinos que se dirigían a Camasobres, le vieron luego en "la regada", junto a la carretera. Aminoraron la marcha y el animal siguió su camino. Los vecinos atribuyeron la visita a la escasez de arráspanos y moras este año y sale a colación el revolcón que un oso le dio a Tano, el de Lebanza, posiblemente porque se trataba de una osa recién parida y temía por sus crías, o recuerdan cuando Paulino se encontró con el oso en La Vega, o de la única batida que acabó con la vida de una osa hace 70 años...

Para la sección "La Madeja", en "Diario Palentino" y "Globedia"
Imagen: @Froilán de Lózar.

01 octubre 2013

,
En otras ocasiones me he referido a ello, pero vuelve mi asombro cuando leo las historias que sobre el «Parque Natural» aún sin declarar oficialrnente- vierten otros medios de comunicación. Los vigilantes de esta tierra, que desde luego no serán los que viven en ella, porque esa norma obedece a la estúpida rutina de los gobiernos de turno empeñados en manejarnos, expropiarnos, limitarnos ...
etc., van a prohibir -señalan- los movimientos de tierra. No sabemos cuándo, porque todavía en diversas zonas de nuestra montaña se sigue moviendo tierra, ocultando dicha actividad como mejor entienden: «se trata de calícatas pequeñas -explican-, aludiendo a investigaciones de las vetas internas que "se vienen realizando en algunas de las escasas minas de carbón que ahora quedan».



Lo cierto es que en esta selva la gente sigue comprando individuos en la administración que son los encargados de hacer caso omiso de las denuncias que reciben por parte de quienes todavía se lo toman en serio. Cuando una conocida empresa nacional, accedió al cueto de San Salvador para instalar una caseta y una torre de comunicación, se sabía que faltaban muchos papeles, algunos permisos imprescindibles y, después, cuando las autoridades provinciales acudieron a la inauguración nos lo vendieron como la más moderna estación de telefónica. Allí mediaban intereses fuertes y aunque había que pasar por la madriguera del oso, nadie levantó la voz, ni siquiera los naturalistas palentinos que con tanto ímpetu vienen denunciando otras actividades. Para los privilegiados se rompen todas las limitaciones, como si al final de las propuestas se alzaran elementos oscuros y comprometedores, que prestidigitadores muy documentados se encargarán de transformarnos en bienes públicos, en eficacia, en avance tecnológico sin precedentes. Es verdad que muchos pueblos se han beneficiado de esta obra que atraviesa la Cajiguera y se alza en el Cueto, pero esa no es la cuestión.

Se establecen las normas antes de pisar en el terreno. Quienes tienen dinero compran las conciencias más sanas y te implantan sus historias por la brava. Los alcaldes son como cauces hipnotizados por donde baja el pueblo entero, sumiso, obediente, ignorando el alcance de sus actos. 
«Que no se queme ... », «Que no se vierta ... », «Que no se edifique ...», «Que no se instale... », «Que no ... 
Primero los recortes, las prohibiciones, todo lo demás ya se discutirá mañana sabiendo que mañana puede ser el siglo que viene.

Así andamos, en la frontera de un tratamiento injusto, donde sigue primando la ley del más fuerte, donde la administración regional, una vez descubierta la riqueza que atesora esta tierra (volviendo en cambio la cara a las carencias), saca en tromba los tentáculos y lo absorve todo estableciendo leyes por encima de las ordenanzas que se fijan los pueblos. El ejemplo más reciente: Salinas de Pisuerga. Pero ese asunto merece un artículo que les serviré la próximá semana. 

De la sección del autor "Fuente Cobre" en Diario Palentino.
Sábado, 2 de Septiembre de 1995

Follow Us @soratemplates