La conservación del alimoche mejoraría con mayor coordinación entre regiones

La población de alimoche (Neophron percnopterus) estudiada, abarca unos 170 territorios de cría, algunos de ellos al norte de León y de Palencia, con amenazas como el uso ilegal de veneno, la presencia de parques eólicos, la densidad de habitantes y de carreteras, el estar dentro o no de un área protegida, o la disponibilidad de alimento.


El uso de veneno o la presencia de parques eólicos son algunas de las amenazas que encuentra esta especie en peligro en estas zonas de Castilla y León, aunque en menor intensidad si se compara con otras de las comunidades vecinas incluidas en el trabajo, del que también es autora Patricia Mateo-Tomás.
Según datos de la organización conservacionista SEO-BirdLife, el alimoche común mantiene en España unas 1.400 parejas, buena parte de ellas en Castilla y León, aunque con un declive generalizado, que ha conllevado su extinción en buena parte de su antigua área de distribución.

Ver la noticia completa en Terra

Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

Guardo