Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Leyendas

El crimen de Rabanera

Imagen
Arturo San Rufo fue el organizador de las primeras jornadas de blogueros riojanos y leo en la sección digital de un diario de aquella comunidad, la idea que este evento les sugiere de entrevistar a quienes se mueven en el mundillo de las bitácoras. Así aparece la actividad frenética de Paca Sapena, nacida en Manises (Valencia), en 1955, casada con un riojano y residiendo en Navarrete, un municipio situado a 9 kms de Logroño. 


Resulta que, en "puertas con vivencias", recorre pueblo a pueblo la Rioja y llega a Rabanera donde se suscita esta curiosa leyenda.  Cuentan que, en cierta ocasión, reunido el alcalde y los concejales a puerta cerrada, decidieron matar al cura, que siempre estaba en contra de sus decisiones.  La idea era matarlo y buscar una coartada para despistar a la justicia.

Habían acordado matarlo en el huerto donde acudía cada mañana. Al miembro de la corporación que le tocó en suerte, bajó con su trabuco de mañana y le mató de un tiro. El criminal se dirigió des…

El duende de Tarancueña

Imagen
En la comarca de Caracena, provincia de Soria, se encuentra la localidad de Tarancueña, integrada en el municipio de Retortillo de Soria. Ya en el censo de 1787, ordenado por el Conde de Floridablanca, figura como lugar del partido de Caracena, bajo la autoridad del alcalde Pedáneo nombrado, seguramente, por Andrés Manuel Alonso Pacheco, VII Duque de Uceda.
Al adentrarme en la historia de estos lugares, y en Caracena, encuentro referencias a los símbolos y alegorías que pueden apreciarse en los arcos de su iglesia y que, a buen seguro es conocedor mi buen amigo Manuel Gila, gran estudioso del románico.

Lo cierto es que, en Tarancueña, una localidad que no llega a la veintena de almas, se suscita a finales del siglo XIX la leyenda del duende.  Una "Dama Blanca", comienza a pasearse por la casa de un matrimonio a raiz del nacimiento de su primogénito.  Parece que es sólo la madre la que puede verla, aunque no escapan para nadie todos los efectos que conlleva el hecho: velas que…

Devoción de leyenda

Imagen
Leo en una revista de folklore que las leyendas se gestaron a partir de un hecho real que se ha ido adaptando a lo largo del tiempo para dar respuesta a las necesidades de quienes las transmitían, bien para obtener una moraleja, bien para explicar algún hecho curioso.

La leyenda es una historia ficticia, inventada, eso sí, para dar explicación al nombre de un lugar, o a un suceso que tiene que ver con la zona de la que hablamos.

Primero surge la historia, el hecho, el acontecimiento y, detrás, surge la leyenda que hace uso de animales, sonidos y misterios, condimentos que se van engordando de boca en boca, que era como nos llegaban antes las historias, y que, en estos lugares apartados, se rodean de esa aureola especial, donde, hasta el más extraño relato adquiere sentido.
Ya hemos citado muchas veces la leyenda de la muda que bajó acompañando a su señora, la condesa Elvira, por la parte más agreste de la Peña Tremaya y que, pasado el peligro, canta al llegar al pueblo que a partir de…

El caimán de Medina

Imagen
Parece que diciembre es un mes propicio para los cuentos y leyendas, cuando ya se ha hecho todo el laboreo de la tierra y el tiempo aconseja refugiarse en la cocina al calor de una buena lumbre.


De este municipio de la comarca de Tierra de Campos, donde se puede degustar el famoso revuelto de chirlas con calandracas, salieron hacia América numerosos habitantes, convirtiéndose en aquellos años en el centro de distribución mundial de la plata llegada de las Indias a través del puerto de Sevilla. Del cancel de la entrada de una de sus iglesias cuelga un pellejo de caimán, piel donada por el riosecano Manuel Milán, uno de los que emigraron en busca de fortuna y que llegó a ser alcalde de Puebla, en México.

Cuentan que, cuando se estaba levantando la iglesia de Santa María de Mediavilla, los obreros encontraban al día siguiente todo destruido, hasta que dieron con el culpable. Se trataba de un gigantesco cocodrilo al que nadie se atrevía a enfrentarse, de manera que, las autoridades decid…

Leyendas de serpientes

Imagen
Les comentaba hace unos días algo que es obvio para todo lector. Hoy el conocimiento nos llega de todas partes. Es un repiqueteo contínuo de historias a las que por una u otra causa no habías llegado, no teníamos ni una leve noción de que existieran; incluso aquellas que nos tocan de cerca, que hablan de la historia de nuestro pueblos, que a veces, como las leyendas, se inventan para explicar un hecho relacionado con una persona, una comunidad, un monumento...


Son muchas las leyendas que encontramos en todas partes, donde los animales juegan un papel importante, incluso la mula coja que aparece en la leyenda de San Salvador de Cantamuda, descendiendo una noche de tormenta por la zona más arisca de la Peña Tremaya. 
En el Monasterio segoviano de Santa María la Real de Nieva se atribuyen varios milagros a la Virgen de la Soterraña. Se dice que cura enfermos, resucita difuntos, apaga incendios y detiene el sol. Incluso, afirman las fuentes que hay testimonios e informaciones jurídicas qu…

Un mundo de leyendas

Imagen
Luis Díaz Viana hace referencia en su Aproximación antropológica a Castilla y León (1988), a la "Paparrasolla", que el Novísimo diccionario de la lengua castellana determina como "nombre inventado para meter miedo a los niños". Se trata de una creencia muy mencionada en el pueblo burgalés de Barbadillo de Herreros. La leyenda cuenta que un duende que vive dentro de la torre de la iglesia, sale por un ventanuco que da a la parte de atrás del campanario y se lleva a los niños desobedientes.




El mismo año que Viana, Aurelio Espinosa encuentra un monstruo en la tradición oral de Astudillo que amenaza con comerse a quien ose acercarse. Y cuentan que se comió a tres nietecitas, un molinero, un rebaño de ovejas y un batallón de soldados... ingredientes y personajes que cambian a medida que la historia corre de boca en boca. Parece que se le resistió una hormiguita, a la que amenaza como a los anteriores y que osa replicarle que si lo hace le picará el culo (o se le meterá…

Leyendas del presente

Imagen
Mi mayor fortuna ha sido nacer en un pequeño pueblo del norte de Palencia. Allí tomé las primeras instrucciones para la vida. Tanto me marcaron los caminos y las gentes que hay una especie de atracción permanente que me devuelve a ellos, un hilo conductor que hace que permanezca en la montaña aunque esté lejos y una nostalgia que me invade ahora mismo cuando se cita Piedrasluengas como puerto cerrado.

No voy a negar que era la vida de otra forma; más humana, por lo que vamos descubriendo ahora, donde los vecinos entregaban lo poco que tenían y donde se ayudaba a los demás sin poner en el acto ninguna otra intención que no fuera saberse solidario y compartido.

Si alguien tuviera la paciencia de ir anotando día tras día todas las incidencias, si alguien pudiera ver con nitidez a través del ojo del pasado, puede que hoy tuviéramos suficientes motivos para reflexionar, porque parece que las historias se han vuelto contra el hombre.

En Lores existe una hermosa leyenda. Alguien corrió la voz, …

Hasta las Médulas

Imagen
El tiempo no merma la pasión por aquellos rincones con los que uno más se identifica: los propios, aquellos con los que te alientas desde niño, y los anexos, rincones preciosos por donde, a pesar de tanto contratiempo, todavía luce el río y alumbra la vereda.
Hace unos días llegaba a mis manos una preciosa leyenda cabreiresa, transmitida oralmente de generación en generación, que explica de forma sugerente, cómo crearon los romanos la red de canales para conducir hasta Las Médulas el agua y extraer así el oro de sus minas.
Cuentan que el rey prometió la mano de su hija al primero de los siete hermanos que consiguiera llevar agua hasta unas tierras repletas de oro. Curiosamente, todos empezaron a excavar desde el río, a excepción del más pequeño que empezó desde las minas, soportando las chanzas de todo el mundo porque su canal estaba vacío. Él hizo oídos sordos y siguió adelante hasta encontrarse con uno de los canales de sus hermanos, lo que sirvió para llenar el suyo, cumpliendo as…

La Osa de Ándara

Imagen
El título obedece a una obra del escritor Joaquín Fusté Garcés, publicada en 1875, ubicando al suroeste de Cantabria, en las faldas de los Picos de Europa, a un extraño ser. Las versiones posteriores van tomando forma en la voz de los más ancianos, que las recogen a su vez de sus antepasados, y donde se habla de una bestia, mujer-osa, que evita cuanto puede el encuentro con los humanos, que no ataca si no se ve forzada a ello. Al describir su cuerpo dicen que está cubierto de pelo, sus cabellos son largos y morenos, sus manos ásperas y se cubre con una especie de jubón y un refajo.


La leyenda interesa a García Lomas, autor que ya hemos mencionado aquí a raiz de intervenir en los orígenes del “cuevanito”. En 1964, haciéndose eco de la obra del primero, recoge en su obra “Mitología y supersticiones de Cantabria”, las andanzas de esta extraña figura, añadiendo el trabajo de campo realizado en 1924.

Allí los lugareños más ancianos le cuentan cómo es y cómo vive la Osa de Ándara, cómo pasa…

Un mundo de leyendas

Imagen
En Asturias se hizo popular una leyenda que toma como protagonista a la hija del rey Astur-Leonés Bermudo II. La niña se pierde en un bosque del Concejo de Salas y es recogida y amamantada por una osa.


En otra leyenda se cuenta que Fávila, hijo y sucesor de Pelayo, casado con Froiliuva, muere atacado por un oso en el transcurso de una cacería.

Ya hemos contado alguna vez en esta mismas páginas, la leyenda que acompaña a Santo Toribio que, cuando echaba una siesta, le despertó la tremenda embestida de un oso que mató a uno de sus bueyes. El Santo le echó un sermón y el oso acabó tirando de su carro, motivo que aparece reflejado en el altar mayor del Monasterio lebaniego.

La Ermita de la Virgen del Llano, de Aguilar de Campoo, dicen que se construyó por iniciativa de un cazador al que se le había agotado la munición cuando se le apareció un oso. Tal vez en su desesperación, echó al hombro la escopeta y dicen que salió una bala que acabó con la vida del animal. En aquel momento de la his…

El mejor tesoro

Imagen
En otro artículo de esta misma serie mencionamos la cueva del Neredo, en Lores, donde los vecinos buscaron en otro tiempo una caldera de oro, ayudados por una adivinadora de Santander que aquí perdió el olfato y las supuestas dotes. La misma curiosidad que años antes le había llevado a un sacerdote a entrar con un brazo de velas que se le agotaron, regresando al pueblo con las manos vacías. Una historia similar me la transmitió Francisco Pérez, de Polentinos, pueblo en el que se suscita “la leyenda de la piel de toro”, que rezaba así: “A la orilla de un camino, cerca de una fuente, está enterrada la piel de un toro llena de oro”. También los vecinos de este pueblo, próximo a Carracedo, se toman la leyenda al pie de la letra y la buscan en dos lugares: la fuente grande, cerca de Vañes, que mana al lado de un camino y en el terreno denominado “los salguerales”. A mediados del pasado siglo sus abuelos les cuentan la película que describe los hechos. Cómo fueron llamados los vecinos a hue…

Caso de Polentinos

Imagen
A mediados de septiembre,del año noventa y cuatro,bajo el puente Polentinosy acaso siguiendo un rastro...
Un fin de semana aciagoaparecieron los huesosdicen que de dos mujeresde veinte y cuarenta años.
Cuentan los que allí acudierona ver los restos humanos,que no merece la penainvestigar más el caso.
Que ha prescrito toda culpade un asesino, ¡quién sabe,de dos, de tres o de cuatroque una tarde las mataron.
Se discute entre las genteshumildes de la montaña,que aquí no cabe tal hechoque no es de aquí tal campaña.
Que en la montaña se escondenosos, lobos y alimañas,nunca, jamás, asesinosni pistoleros de España.
Después de toda la intriga-Por razones que no entiendo-se termina señalandoa un antiguo cementerio.
Antiguo pueblo de Vañes,medio kilómetro río abajoy extrañamente dos cuerposcontracorriente peleando.
Prácticamente enterrándose,a socayo del gran puente.No entiendo que haya quién digaque ha sido un hecho corriente.
Que han pasado muchos años,que la causa es ya muy vieja,que no tiene ya sent…

Carracedo: El anuncio de una despoblación

Imagen
Lo que se viene constatando desde hace ya dos décadas, aquello de lo que hablan los sociólogos cada vez con más frecuencia, lo que nosotros aventuramos a la vista del censo actual es ya un hecho evidente. Alguien lo hizo romance muchos años atrás, tomando el narrador el cuerpo de un vieja y describiendo a través de ella toponimia y costumbres de nuestros antepasados.






Hace pocos meses, cuando mi padre, que conoce palmo a palmo estos pueblos, me contaba las personas que han quedado en cada uno de ellos, la sensación de tristeza se apoderaba de mi alma. Es algo consanguíneo que ya he tratado de apagar en varias ocasiones, pero que no he podido. Tan fuerte es la atracción, tan profundo es el sentimiento, que así se explica este cuaderno de montaña, abierto desde lugares tan distantes, hablando de olvidos que a mí ya no me implican, ni me sacuden y que, a pesar de las grandes lagunas y los conatos de recelo que sé que existen, sigo surcando, no sé por cuántos folios más, como una historia…

¿Existió la leyenda?

Imagen
Cuenta la leyenda que, por una historia de celos, tomó la villa de San Salvador su actual nombre, y aunque a los publicistas nos enseñen los libros que, las leyendas sólo sirven para explicar un hecho, lo cierto es que la respuesta del cantor me parece adecuada para explicar el por qué San Salvador de Tremaya, es hoy de Cantamuda.



Creamos pues en ella, de la misma forma que creemos en los Reyes Magos.

Fue Munio el conde de este valle, lugar que tuvo el privilegio de ser libre antes de que los políticos actuales nos lo anunciaran a bombo y platillo, nombrando a sus señores y rigiéndose por sus fueros, acaso como premonición de lo que ahora se está consolidando en nuestro entorno como mapa regional o autonómico.

Con Munio Gómez nos alcanzó la sangre de la llanura, la de la Vega de Saldaña, aplacando así, tal vez, nuestro recio carácter, ahora mismo dormido, congelado, como quien dice -rompiendo aguas ante acontecimientos que llegarán porque el tiempo no se detiene y la esperanza sigue …

Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

Guardo