Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2008

Ninfa, una mujer del norte

Imagen
Así la escribe su nieto, nuestro seguidor y amigo. Allí nació. Allí vivió. Allí murió.
Por José Luis Estalayo

A principios del siglo XX nació en Tremaya una niña cuyo futuro se preveía muy incierto. De pequeña tuvo que ir a servir en los pueblos aledaños para ganarse un mendrugo de pan y poder saciar el hambre.
Ninfa, mi abuela, era una mujer profundamente humana y sencilla. Mujer activa, de esas decididas que alcanzan todo lo que se proponen a base del trabajo duro y constante y superando los obstáculos. Mujer de carácter lleno de nobleza, como toda castellana, cercana, afectiva, tierna, generosa, abnegada, con voluntad firme. Mujer de elevados valores cristianos, respeto y consideración por los demás. Su naturalidad, ausencia de prejuicios y de falsas apariencias, la hizo especial. Mujer con imaginación, lejos de ver pasar la vida, la vivía. Mujer sencilla, sin ningún acontecimiento relevante que llamara la atención del mundo.
Dedicada a su terruño no le afectaron mayormente los avat…

Vapuleando iglesias

Imagen
En la iglesia de Polentinos se admiraba una destacadísima cruz parroquial del segundo tercio del siglo XVI, obra del palentino Cristóbal de Paredes, uno de los plateros más significativos, a quien se le atribuyen numerosas e importantes obras de su época.



Digo, se admiraba, porque el día 2 de noviembre de 2007 se denunció su robo.

Un lector me sugiere esta ventana para alertar a párrocos y autoridades de nuestros pueblos, al ser Castilla y León la comunidad más castigada, y al haber sido objeto de estos clanes, cuyo fin, después de pasarla de mano en mano para borrar su rastro, es blanquearla, hasta depositarla en manos de un propietario que, generalmente, desconoce la procedencia ilícita de la obra en cuestión.

Al perro flaco... ya se sabe.

A los edificios religiosos que se caen por la desidia de las instituciones, por la desidia de las autoridades, por la desidia que ha terminado por contagiarnos a todos, se suman como termitas estos pequeños grupos organizados, que se manejan a s…

Manolo Nestar

Imagen
Uno siempre procura, al hacer la semblanza de un personaje como éste, buscar las palabras que justifiquen o suavicen los excesos que todo el mundo le apreciaba y que el periodista de esta casa, Dacio Rodríguez Lesmes, reflejó en la sección “Cada día una entrevista”, allá por los años cuarenta del pasado siglo.

A lo largo de cinco extensas conversaciones, Nestar, con el aire socarrón que acostumbraba, va contando excesos de su vida. Así titula la primera: “Manolo Nestar, cincuenta y siete años y ciento cincuenta y dos kilos”. El protagonista lo explicaba de otro modo:

“Fui a pesarme hace poco en una báscula pública. Delante de mí había dos números de la Benemérita. Subió uno y la aguja marcó 60 kilos. Subió el otro y 70. Subí yo y cuando aún oscilaba la manecilla me dije: ¡ya sé lo que peso!, dos guardias civiles y 22 kilos”.

Cuando alguien se refería al hecho de freir con un billete un par de huevos o prender un habano con un papiro de cien pesetas, este cerverano argumentaba que “al …

Territorio perniano

Imagen
Algunos eruditos muestran su pesar porque Barrio y Mier no dejara una extensa obra escrita. Conrado Muíños va más lejos, lamentando que no tuviera un superior que le obligara a comunicar por medio de la imprenta los frutos de su ingenio.

Un buen amigo, quiso regalarme un ejemplar de “La Historia General del Derecho Español”, que perteneció en su día a la biblioteca de D.Laureano Pérez Mier y fue un regalo de sus herederos. Al dedicármelo señala: “yo ni siquiera conocía que Don Matías hubiera publicado libros”.



En mayo de 1871, Matías Barrio y Mier le remite una carta a D Francisco de Mier, cura de Santa María de Redondo. En la misma le adjunta el diario de sesiones del día 9 de mayo donde se impugnan las actas de La Vecilla. La madre de Matías descendía del barrio de abajo y Francisco era cura y nacido en el barrio de arriba.
Deduzco por la correspondencia entre ambos, que aquello le sirve a nuestro jurisconsulto de contacto con la tierra y su gente, aportándole datos interesantes que …

Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

El descubrimiento del carbón

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más