El bosque de Roberto

Por aquellos días ya andaba Robert Wagner investigando por el contorno, hasta topar con el paleobosque de su vida. Emiliano Vega, el presidente de nuestra asociación, nos invitaba a tomar parte en el reportaje que se estaba preparando sobre el bosque de fósiles de Verdeña. Allí estaba Roberto, miembro honorífico de “fuente cobre”, disertando sobre un antiguo mar cuyo bosque revuelto salió a la luz en aquellas catas mineras que propiciaron el descubrimiento. Nuestra curiosidad no daba crédito. Aún hoy, cuando emprendo el camino que me lleva a este punto; cuando vuelvo a recorrer aquel sendero de Verdeña, uno de los pueblos más encantadores de nuestra montaña, el mar del que hablaba tan apasionadamente Roberto Wagner, todo me parece un trozo de aquel sueño; las marcas de la pared, restos de árboles retorcidos por un tremendo cataclismo que cambió todo, aquel camino como parte de un cuento; un lugar, en definitiva, al que nunca llegará ese soñado cambio que implica el movimiento de las puertas, el humo de las chimeneas, la tertulia de los jubilados en la plaza.


Este profesor de la Universidad de Sheffield, fundador del Real Jardín Botánico de Córdoba, uno de los museos de Paleobotánica más importantes del mundo, tenía su cuartel de meditación en Vañes, en la misma cola del Pantano de Requejada y aunque apenas intercambiamos dos palabras, ya soñé que su descubrimiento nos llevaría a las primeras páginas de los diarios y en aquel momento, asombrado por su sabiduría, imaginé que su conocimiento de la montaña conllevaría una puesta en valor de nuestro entorno, no en vano, se trataba de un “tío” que había recolectado más de cien mil ejemplares de fósiles, un auténtico maestro en la materia.

Pero pasan los sueños, pasan los años; pasan las gentes que fueron haciendo camino, como bien interpretaron los poetas, y aquel pequeño haz de ilusión que concebimos al comunicarnos este importante hallazgo, se fue haciendo más pequeño, hasta caer en el olvido. Gracias, Roberto. Tu llegaste hasta donde pudiste. Ahora descansa en paz.

_____________

Roberto H. Wagner (1927-2018), paleobotánico neerlandés (nacido en Indonesia). Profesor en la Universidad de Sheffield. Fundador y director honorífico del Centro de Paleobotánica del Real Jardín Botánico de Córdoba, España. Octubre de 2013.

Froilán De Lózar, de la serie "La Madeja", para Diario Palentino, @2018