22 noviembre 1994

,
Entre las historias que narra, recuerda que Reinosa en una época perteneció a la provincia de Palencia 
+Carmen de Mier [Folklorista] 

Subió por el hondo «El Ponzo», por la peña Picona arriba, hasta que dio vista al collado. Subió por entre las peñas del Moro, las que describía Matías Barrio y Mier en la leyenda, y bajó a dar a las tierras del convento. Al llegar a Redondo se lo cuenta a otras vecinas y éstas se echan las manos a la cabeza: «¿Pero cómo se te ocurrió hacer eso?
Algún día te pasa algo y no nos enteramos». Carmen de Mier, a sus 83 años, ve la vida mucho peor que antiguamente. Su historia ha sido un largo peregrinaje por los montes, desde pequeña con las vacas, a dormir con el ganado en los puertos o donde se terciara. Carmen de Mier enseguida intuye a lo que vengo. Deja la casa a medio hacer y, antes de sentarnos para comenzar la entrevista, saca de un cuarto de la casa varios libros. Uno de ellos habla de los escudos de Redondo; otro, que escribe un paisano de Lores, Agustín Fernández [ver protagonistas], versa sobre los licores, publicado recientemente por la editorial «Edinumen; y un tercero, "El Plan Catecumenal de la Diócesis de Palencia", donde a Carmen de Mier se la cita como autora del siguiente comentario: "¡Qué tarde hemos descubierto la palabra de Dios!¡La Biblia tiene más sabor cristiano que los devocionarios!"



Froilán de Lózar | SANTA MARÍA DE REDONDO


Carmen, descríbeme el Valle de Redondo...
Redondo tiene concejos de pueblo y concejos de valle. Son dos pueblos en un valle. Cuando tienen que hacer huebra de valle se unen los dos pueblos. Aunque ya no es como antes, se sigue conservando esta costumbre. Antes se arrendaban los puertos a las merinas, ahora se arriendan a las vacas, pero el dinero se lo reparten los dos pueblos.

¿Redondo tiene chavalas que roban los corazones, corno dice el cantar?
Ya no las hay. Hubo muchas. ¡Cómo ha cambiado la vida!

¿Cuántos años lleva contando cosas de este pueblo a los forasteros?
Muchos. Ahora mismo los campamentos vienen a preguntarme cómo se regía el pueblo, me preguntan por la casa de los Mayorazgos, porque en ella dice que torturaban a los que no querían entrar por la iglesia. Yo no la he visto, pero quienes han entrado han visto los bodegones donde los torturaban.

¿Qué hay de milagro en la Cueva del Moro?
No lo sé. Es muy curioso. Bebes, el agua no se derrama y enseguida se vuelve a llenar. El agua cae del techo, gota a gota. Antes habla una pila más grande, pero mi padre me dijo que la sacaron para dar de comer a los gochos y la cambiaron por ésta.

¿Cuántas veces ha subido a la cueva del Cobre?
A la cueva del Cobre he subido muchas veces, al inicio de la cueva, pero lo que dicen que es digno de admirar es lo de dentro.

¿Usted se acuerda, cuando se cayó el altar, que muchos de los que asistían a los oficios creyeron que llegaba el fin del mundo...?
Cuando sucedió eso yo no estaba aquí. Estaba en Vallejo, pasando una temporada con una hermana. Pero ahora mismo está está otra vez en muy mala situación, dispuesto que cualquier día se vuelva a caer y la avería sea más gorda.

¿Cómo recuerdas la fiesta de los Reyes Magos?
Les cantaban la víspera y aquí el aguinaldo se comía siempre en una casa particular. Venían la Junta y el señor cura a merendar, las mozas traían chorizos que los metían en la puchera. Algunas veces metían una "machorra" (tarugo) para que siguiera la juerga más tarde. Era una tradición que se hacía todos los años.

Dígame así, a bote pronto, una curiosidad que recuerde
¿Tú has oído que Reinosa fue de la provincia de Palencia? Se quemó la casa donde tenían todos los archivos y un abogado lo agregó después a la provincia de Santander. Yo lo he leído y se lo he tenido que enseñar a mucha gente para que lo creyera....

Sección: "Protagonistas de la montaña palentina"

19 noviembre 1994

,
Es posible que algunos voten a favor del Parque Natural, pero ello no significa que no deba considerarse a quienes dicen no, y que por ahora son mayoría. Si como nos aseguran, existe la democracia, y la democracia es: "una forma de gobierno basada en la soberanía popular ejercida a través de los representantes libremente elegidos, no pueden nuestros representantes obligamos a tomar algo con lo que no estamos de acuerdo.



Si personalmente estoy a favor -siempre que las normas se firmen convenientemente y las firme el pueblo y quienes llevarán el peso de su puesta en marcha-, no puedo ir en contra de quienes viviendo en la comarca lo rechazan.

Otra vez más la Administración les aplica la norma sin importarle lo que digan las urnas, ni siquiera en un asunto que tanto les concierne, donde se dilucida el futuro de su monte y de su casa. Es decir, no sólo no les dan nada, sino que les intervienen lo poco que les queda. ¿Qué podemos hacer?

Yo de momento me conformo con que me dejen expresarme, aunque a veces mis ideas no vayan de acuerdo con las ideas del editor. Eso, por ejemplo, es saber ejercer la democracia, la libertad de pensamiento y lo demás todo es un cuento. ¿De qué nos sirven tantos derechos como nos escribieron si a la hora de la verdad no nos permiten ejercerlos?

Jambrina ha dicho hace unos días que no tenía sentido la plataforma que recientemente se ha constituido en Aguilar en oposición a la Central que se pretende construir en Salinas de Pisuerga. Es posible que ellos hayan depositado sus mejores intenciones en ese proyecto -que ahora siempre nos despierta la duda-, lo mismo que en lo del parque, pero no debemos permitir que nadie atropelle los derechos de la mayoría. Si lo hacemos, estaremos sentando precedente para que en el futuro nos despojen de todo sin damos tiempo a abrir la boca, cosa que ahora ya están haciendo solapadamente.

Digo que, cuando hay razones suficientes en las que basarnos, y un precedente en el pantano de Vidrieros donde triunfó la mayoría, aquí puede ocurrir lo mismo. Si es la mayoría la que no quiere el Parque y ello se expresa limpiamente en unas urnas, la Junta de Castilla y León tendrá que cerrar el expediente o plantearle de otro modo. No se debe permitir que se nos suban a las barbas aquellos a los que votamos para representarnos. Que sepamos que ninguna ley puede tener éxito si va contra corriente.

Dicen que se mueven con mucha mayor facilidad aquellos que han aprendido a bailar y a nosotros nos están enseñando los criados, porque, al fin y al cabo, ¿qué otra cosa son los políticos sino criados nuestros?...

19 Noviembre, 1994


12 noviembre 1994

,
Unos señores, cuyo nombre no se cita, escribieron dos gruesos tomos por mandato de otros dos señores que un día vinieron por aquí a tomar unas copas. Unos y otros, que son listos, que son muy listos, que con un mapa del ejército en la mano ya ¡ntuyeron qué lugares son de pasto, qué lugares son de caza, la hora en la que el oso pardo bajará a tomar el agua a tal camino ... digo que a esos señores que saben aprovechar su tiempo al máximo no les apetece discutirlo.




"Aqui les mando esto -han dicho-. Que se lo lean. Con un ejemplar para cada pueblo es suficiente. Nosotros, que somos los que tenemos la última palabra, estamos decididos a declarar la zona Parque Natural y lo haremos pese a cuanto de negativo pudieran encontrar ustedes. Hemos trazado una serie de normas, una serie de prohibiciones y una serie de multas para que las cosas marchen por su sitio y no haya nada que discutir del lema... ". "Esperando que sea de su agrado, se despiden atentamente".

Y a continuación un borragato.

Esto es lo que pensaban, más o menos, los listos. El tiempo pasa y muchos de los habitantes sólo han oído rumores de ello. Se supone que los Ayuntamientos no sabrán como hacerlo, si leerlos ellos y pensar por todos o hacer cinco mil fotocopias para tener así ciento cincuenta libros como los que tienen y de este modo que vaya pasando de mano en mano, como la Virgen en los pueblos.

Hay dos versiones muy extendidas.
  • "El Parque es bueno y se va a hacer" -dicen sin haberlo leido personas que tienen intereses creados y están a favor de que se haga. 
  • "Si se hace, lo quemamos" -dicen quienes tienen intereses de caza o vehículos todo terreno para disfrutarlo. 
A sabiendas de la confusión reinante, los listos han abierto unas oficinas en puntos estratégicos, para que la gente que lo desee vayan uno por uno a confesarse con una señorita bien programada por ellos. Allí repetirán lo que dicen los libros para que no se cansen ni se irriten sus ojos como si hubieran tenido que leerlos.

De esta manera se va encajando el puzle, a primera vista, sin mayores heridas. Aunque el pueblo dijera que no en la primera vuelta, que lo dijo y bien alto, lo mejor es declarar la zona "Parque Natural" y que luego presenten las alegaciones pertinentes, lo mismo que hace la Administración con tantos otros temas. ¿Qué ha ocurrido en los Picos de Europa? Lo mismo que ya pronosticábamos, lo que ocurre con tantísimas cosas -al margen de que pudiera ser interesantes- que de una forma dictatorial nos colocan sin darnos a cambio una oportunidad para decidir lo que queremos hacer de nuestra propia tierra.


12 Noviembre, 1994


Follow Us @soratemplates