30 diciembre 1995

,
  • Epílogo momentáneo


En estos capítulos donde se incluyen citas que hacen referencia a nuestra zona de montaña, he procurado recoger las opiniones de diferentes personas, con las que de alguna manera me siento vinculado en esta labor de exponer historias y buscar respuestas para nuestra tierra. Al poner historia en singular y estas frases pronunciadas en diferentes épocas, sin pensar quiénes las escribieron que pudieran servir de guía o señal para otros, vienen a reflejar de algún modo el aliento y la preocupación de mucha gente salsera.

Anastasio Olabarria, sacerdote, decía que la historia estaba compuesta de almas normales y almas salseras, y que gracias a estas últimas se movía el mundo. Porque hay gente, desgraciadamente, cuyo único afán es poner trabas, incapaces de hacer nada, molestos porque lo hacen los demás. En fin, en la recta final de esta serie, entrego las frases que quedaron pendientes. Citar a todos los que ocupan mi archivo sería más que imposible.



"El restaurante "Los Arcos", de Aguilar, con su picadillo de chorizo, bodrio de morcilla, caldereta de cabrito, mollejas a lo charro y estofado de perdiz, nos recordó a esas meriendas de amigos que todos hemos hecho en la bodega, alrededor del fuego, mientras en la calle la nieve estaba cayendo".
  • Teodoro BUSTAMANTE, gerente Hotel Valentín 

"Ese súbito interés que han despertado los espacios naturales, no sólo han atraído a los visitantes, sino que ha provocado la repentina aparición de un pájaro de mal agüero, la especulación, que puede colocar a algunos de estos espacios únicos al final de un camino sin retorno ... "
  • Francisco BUSTAMANTE, Cuadernos de Montaña VII
"Casas rurales de Arbejal, Castrejón de la Peña, Cardaño de Arriba, Ligüérzana o San Martín de Parapertú. Posadas del románico en Aguilar de Campoo y Mave. Albergues en Otero de Guardo y Quintanilla de Corvio. Es la nueva forma de hacer turismo, de disfrutar de la naturaleza, de las excursiones en taxis de montaña, del esqui, del senderismo, del ciclismo o el descenso de los rios ..."
  • Carlos M. SANTOYO, periodista de DP
"El novio. ese prometedor mocetón. don Turismo Rural, está interesado en la lozana y pese a sus requiebros, dudas y remilgos, insiste en la atención. Se une a la coplera y le da contestación:

"Aunque soy forasterillo,
soy alegre en el cantar
y no vengo a quitar amores
a las mozas del lugar".

  • Gonzalo ALCALDE CRESPO, escritor

Imagen: @Pumar59
De la serie "Fuentecobre", publicado por el autor en Díario Palentino.


08 diciembre 1995

,
Aunque las experiencias que hablan de rehabilitar pueblos abandonados son todavía muy escasas(1995), se siguen dando ejemplos en distintas zona de nuestra geografía que bien pudieran proyectarse aquí a la vuelta de unos años. En los meses de julio y agosto de este año, un nutrido grupo de personas han pasado sus vacaciones en Búbal(Huesca), Granadilla (Cáceres) y Umbralejo (Guadalajara). El abandono de los dos primeros se debe a presas y pantanos y se cita la pobreza para justificar la soledad del último.



Este encuentro fortuito con la naturaleza no es tampoco -como aseguran quienes escriben de ello- volver a una forma de vida hoy casi olvidada. Olvidada si, por sus gestores, pero viva también en la memoria de quienes nacieron y vivieron en ellos bajo mínimos. Lo lamentable del proyecto es que con estos encuentros (hace muy pocos días se anunciaba una nueva convocatoria), no se consigue recuperar los pueblos. La idea es plantar allí unos niños y explicarles que aquello tuvo vida, que allí pastaron unas vacas, que en el monte cercano hubo cabras y que quienes allí vivieron no disponían de carreteras, ni agua, ni luz, ni teléfono; que salvaron por el monte a través las distancias, que no había médicos ni maestros ...

En esas perspectivas y recuerdos, sólo unos pocos y arriesgados soñadores son capaces de dejar la poltrona y venir a instalarse para siempre en un pueblo, que seria a fin de cuentas lo que nos diera pie a creer en esa falsa restauración de la que tanto se habla en estos días.

En el término de los Ancares, en Villarbón, el soñador es Yuma, un leonés de Veguellina de Orbigo, que a sus 41 años busca por encima de tantos contratiempos hacer un pueblo vivo. Unión Fenosa habia prometido devolverle la luz para este otoño, telefónica estudiaba la implantación de los teléfonos, y el plan leader ha concedido 19 millones para hacer realidad un vivero forestal autóctono. Hace falta mucho más que un sueño para resucitar un pueblo abandonado. Nuestra montaña palentina tiene varios ejemplos; cuando hace unos años visitaba una explotación comunitaria en Alba, nunca pensé que aquella zona pudiera revivir como lo ha hecho. Triollo es el mejor ejemplo. los Llazos, puede que Casavegas, en un futuro próximo, los Redondos.... pueblos, muchos de ellos abocados a un final parecido si no se ponen desde ahora mismo en marcha los apoyos. Algo he querido vislumbrar, pero lo que abunda es el diálogo, los planes estratégicos, muchas flores, muchos amores... ¿De qué otro modo se puede entender, si no, el Comunicado que han hecho público las altas esferas de cara a prevenir a la población de estos lugares, para que procedan a prepararse para recibir al invierno: "que se llenen las despensas", "que tengan la leña preparada", "que no se impacienten si no ven aparecer las máquinas en siete días ...Digo que estamos como estábamos. La gente de allá no tiene ni la más remota idea de lo que aquí se cuece.

En fin, nuestra zona quizá tenga más suerte por los proyectos que ahora están pendientes de ejecución, pero digo todo esto porque se ha hablado sin cesar de turismo rural y ya, en Vizcaya, donde la Diputación había apostado fuerte en los caseríos, los propietarios de los hostales rurales están empezando a caer en el pesimismo: "Este no es el chollo que nos habían vendido". La mayoría tenia una idea vaga de lo que se iba a encontrar cuando solicitó el permiso de apertura y muchos dueños da la red de agroturismo estudiaban su cierre ante la escasa demanda.

Aqui hemos depositado mucha ilusión en el proyecto y, de momento, las perspectivas son halagüeñas, aunque el ramo de hostelería no comulgue en muchos aspectos con el asunto. Lo que a unos les va bien, a otros parece molestarles. Los hosteleros se quejan -y razón no les falta- porque hay mucha gente que está explotando este negocio y nadie rinde cuentas, después del sacrificio que se les está exigiendo a la mayoría de los autónomos.

05 diciembre 1995

,

  • De quién es la tierra



Yo diría como Lola Villar -abogada y poeta, o viceversa- que la tierra es del mundo.

Nadie puede autoproclamarse defensor ni dueño a ultranza de ella. De ahí que quienes nos dedicamos a vislumbrar historias, entendamos fatal los términos esos de separatismos, de banderas, de implantación a hierro y luego de una serie de normas que, con el mismo idioma o dialecto, no son imprescindibles para vivir. Mis hijas estudian euskera, y me parece bien que sea una asignatura más en tierra tan castigada por la violencia, pero que nadie trate de imponerto en la calle con la espada.
Sentado este precedente, yo añadiría que debemos alentar a quienes la cuidan y la viven, porque de ellos depende en gran manera que el futuro sea mejor, porque el futuro también, como la tierra, será patrimonio de la historia y depende bastante de la gestión que nosotros realicemos ahora.


'Yo creo que 'Peñalabra' es uno de los últimos peldaños que sube al cielo. La escalera es palentina,eh. No soy chauvinista, creo que las montañas, los ríos, como el cielo, no son patrimonio de ninguna persona, ni de ninguna provincia, ni siquiera de un país ... "
  • Lola Villar, entrevistada por F. de Lózar para el Norte de Castilla 

"La montaña palentina, encantadora y bella, constituye uno de los confines más hermosos de nuestra multifacética región".
  • Flaviano Casas 

"Cervera ha sido despensa en todos los tiempos, almacén de aprovisionamiento para la superpoblada Liébana y toda la vertiente oriental de 'Pañasagra" hasta el mar. De ello dan testimonio las 18 ventas existentes entre Potes y Cervera; las situadas en puntos de paso por las altas monlañas: Aruz, Sierra de Alba, Puente Tebro ... De ahí que en Liébana se dijera siempre: "Suda, suda, cañavera, que mi padre fue a Cervera, a por pan, vino y cera. El pan y vino para nos, la cera para vos".
  • Daniel Fernández, recogido de una conferencia. 

"El urbanismo de estos pueblos somos nosotros, las personas que vivimos en los sitios. Es la manera en que todos nos repartimos un espacio que es común y lo vivimos en armonía y plenitud".
  • Jóse María Pérez "Peridis", recogido de una charla en Cervera 

"... Es una más de las marginaciones que, a lo largo de muchos años, venimos sufriendo en esta zona nuestra que aunque no fuera más que por ser la más bonita de la provincia, la que purifica su aire, la que se cubre de sus aguas, la que tiene más posibilidades turísticas, deberían mimar. No pedimos trato de favor, pero sí de justicia. Hace algún tiempo aparecieron en Cervera pintadas que decian "Cervera es Cantabria". Incluso sabemos que a la hora de pedir y delimitar su autonomía es esta región hubo conversaciones contemplando la posibilidad de pedir a esta zona se uniese a ella..."
  • Piedad Isla, Nolicias de Palencia, 1983 

"... La adscripción administrativa a una Diputación u otra (Cantabria-Palencia), no es razón que garantice obsequios u olvidos y amenazas. Existe el compromiso por parte de los actuales responsables de la labor provincial en la Diputación y de los representantes más cualificados de Cervera y su comarca, segun el cual las atenciones a tal zona deberán ser en cualquier caso guiadas de la evidente prioridad que merecen. Este compromiso debe ser minuciosamente vigilado en su cumplimiento".
  • José María Becerril Lerones, contestando a Piedad Isla

Follow Us @soratemplates