CERVERA, POLENTINOS, PERNÍA Y CASTILLERÍA, Froilán de Lózar (3ª Edición)

25 de septiembre de 2016

Mantinos

Por el seguimiento de algunos investigadores y como se deduce de su nombre, el lugar pudo ser repoblado por gente venida de las extremaduras de Castilla, "salmantinos", o que estos se dedicaran a la fabricación de paños o pequeños mantos. 




Otros estudiosos se decantan más bien por repobladores asturianos, de los pueblos "mantas".
Por su término pasa uno de los conocidos cordeles de los ganados trashumantes que estacionalmente atravesaban estas tierras camino de los pastos de montaña.

En el siglo XVIII contaba con dos molinos harineros y era uno de los lugares donde se producía más lino. De este mismo siglo (1777) data su iglesia de San Andrés, construida a base de mampostería y ladrillo, si bien los investigadores hacen notar que fue levantada aprovechando los restos materiales procedentes de la espadaña de un templo más antiguo.

El investigador leonés Roberto Matías, descubrió recientemente un importante complejo minero de oro que va desde Camporredondo hasta Mantinos. La explotación realizada por los romanos contaba con dos importantes canales para la conducción del agua, uno situado en la margen derecha del río Carrión y otro en la margen izquierda.

En la obra "Catálogo Monumental de la Provincia de Palencia" se dice que en este pueblo se encuentra la Casa Solariega de los Santos Bullón, en la que nació un famoso obispo (enterrado en la Catedral de Burgos, de la que fue Arzobispo), que mandara edificar también la casa palacio de Guardo.

De Mantinos era natural el que fuera ministro de Isabel II en 1838, Antonio Hompanera de Cos.

Ficha
Municipio: Mantinos
Distancias:
5,6 Kms. a Guardo
91,2 Kms. a Palencia
Habitantes: 153 (2014)
Altitud: 1149 msnm
Gentilicio: Mantinenses
Fiestas:
San Andrés, 30 de Noviembre
San Isidro, 15 de Mayo
Fiesta local a finales de Agosto
Costumbres:
Como en tantos otros pueblos del norte, la matanza llegaba a ser una fiesta, a la que se invitaba a vecinos y parientes más cercanos.

 RESEÑAS
Diario Palentino

El Video

Todos los pueblos por orden alfabético

LEER MÁS...

23 de septiembre de 2016

Como un cuento de hadas

Sobre un verde intenso, que se extiende como un mar sobre este hermoso valle de Cantabria, al visitar Caloca, uno se adentra por sus empinadas callejuelas, por donde se mezclan los olores a robles, hayas y alcornoques.



Hasta en los días más cálidos (raro que se superen aquí los 25 grados) la chimenea humea y la sensación de paz te invade, en estos lugares donde el turismo no lo ocupa todo, como sucede en Potes, pocos kilómetros más abajo.

Bajo la atenta mirada de dos estupendos labradores, observamos el bosque lebaniego. Una periodista viajera lo definiría como "una pincelada azafranada"; otro bloguero, escribe que estos bosques han salido de un cuento de hadas, describiendo lugares cercanos a estos de Caloca y Vendejo poblados de robles enormes y de bellísimos acebos.

Los habitantes del norte de Palencia, sobre todo los ganaderos, cuando suben a revisar los ganados que pastan en el puerto de Pineda, suelen mirar hacia este pueblo desde el ojo de Vistruey, en Casavegas y es por este motivo que algo me empujó a visitarlo el pasado mes de agosto, para dejar constancia de una forma de vida, incluso diferente a la vida de los nuestros. No hablamos de un pueblo viejo, algunos aseguran que es un pueblo de 400 años, pero hay muchos detalles que nos hacen volver la vista: la panera que sobresale por los muros de alguna de sus casas; la larga escalera que nos sube a la iglesia, el potro de herrar, la cantina y un conjunto de casas rurales que invitan a conocer la abnegada vida de sus gentes. Tan dura como hermosa. Tan arriesgada como envidiable; en primavera, como un inmenso mar de verde y en otoño con tonos ocres de una hermosura sin igual.

Aquí los quesucos tienen denominación de origen, y el borono, y los embutidos de venado, sin olvidarnos del cocido lebaniego, plato obligado si llegas a estos lugares de Cantabria.

Dejamos para otro rato el Valle de Cereceda, con pueblos como Bárago, de donde guardo algunos recuerdos juveniles; Cosgaya, ya de camino hacia Espinama y Fuente Dé, una de cuyas pistas nos conduce hacia el collado de Llesba, junto al Puerto de San Glorio, rincones, todos, como salidos de ese cuento de hadas.

@De la sección "La Madeja" en Diario Palentino, 2016


LEER MÁS...

18 de septiembre de 2016

Los Llazos

Los Llazos miraba al frente 
junto al peñasco Tremaya, 
y allí cerca los tres barrios 
de Redondo contemplaba. (87)


Quizá la despoblación castellana se haga aquí más patente que en ningún otro sitio. Es un miedo que se percibe en Los Llazos, donde te hieren los ojos las tenadas hundidas, las casas a punto de caer, lugares abandonados como el potro o la Iglesia, y las calles desiertas. Sólo un vecino de guardián y señor que soporta el mal tiempo estoicamente, que sobrelleva las tareas del verano y que, cuando en lo más alto del invierno los reporteros de televisión llegan hasta las puertas de su casa y le preguntan que cómo se siente un hombre solo, rodeado de tanta soledad, cercado por ese lobo blanco, les responderá como responden los castellanos viejos, que esto es así y que nadie conseguirá cambiarlo. Desde la parte más elevada del pueblo, la visión es sobrecogedora: Tremaya al fondo, Areños a su espalda y un valle inmenso a los pies de este lugar que se divisa espléndido desde la cima de la Peña Tremaya. En la memoria de todos, este hecho que es sinónimo de estertor, es un hecho aislado. Parece que la muerte de un pueblo tiene que llegar como llega el invierno y Los Llazos pasarán a los anales de la historia como pasaron San Julián, San Martín de Redondo, Roblecedo (que no Celada), Carracedo, Villanueva de Vañes… (88) Los Llazos también pagaba martiniega a Don Tello, cantidad que se cifra en 90 maravedíes, mientras que sólo ascendía a 42 en Tremaya. (89) Su iglesia de San Martín de Tours está realizada en mampostería, una puerta adintelada en el lado de la Epístola fechada en 1632, y un retablo del siglo XVI.
  • Ficha 
Municipio: San Salvador de Cantamuda
Comarca: La Pernía
Distancias:
4,1 Kms. a San Salvador de Cantamuda
43,2 Kms. a Potes
18,1 Kms. a Cervera de Pisuerga
127,2 Kms. a Palencia
Habitantes: 5 (2012)
Altitud: 1234 msnm
Gentilicio o Apodo: perniano/a.
Fiestas Santiago, 25 de Julio 

 ___________

(87) Versos del político de Verdeña, Matías Barrio y Mier. 
(88) La ocultación, en la serie Vuelta a los Orígenes, de Froilán de Lózar, publicado en "Diario Palentino" el 9 Octubre de 2014. 
 (89) Boletín de la Real Academia de la Historia. Tomo CLXXV. Número III, Año 1978 

 RESEÑAS
Pinterest
Diario Palentino

El Video

Todos los pueblos por orden alfabético

LEER MÁS...

16 de septiembre de 2016

Quítense la venda de los ojos


Mi enfado reside en la ocultación parcial de la noticia, de un medio  en el que colaboré durante años, páginas enteras que pueden consultarse en las hemerotecas, historias y entrevistas a personajes de la montaña palentina, basándome en el principio que ha guiado mis pasos desde que comencé en esto y donde, lógicamente, no hay cláusulas de ningún tipo, ni se pactan condiciones económicas con nadie, salvo rescatar del olvido al que parece condenada nuestra tierra. 

Se dice, sí, que los libros sobre nuestra historia son los más vendidos y se cita a otros autores entre los que se encuentra mi amigo Eduardo Gutiérrez con un lujo de libro, es verdad, "Dentro de mi mochila", que recorre el románico y el arte palentino. Otro libro que está hecho con el esfuerzo privado y que procura el conocimiento artístico. Lo mismo que tantas otras guías y libros de tantos otros autores marginados. 

En cambio, promocionan y de qué modo, tanto el citado medio como la Diputación de Palencia, un libro de 40 rutas, porque aquella Institución considera que es más importante dar a conocer la montaña subiendo a sus cumbres (que a ver si los que vienen a escalar son más que los que vienen a comer y pasar un día al aire de estos lugares), que recoger, como es nuestro caso, toda la historia, la de todos los pueblos que la forman y arriesgarse autor y editor en la ingente labor de promoción y venta, para que todos los que vengan, de manera especial todos los palentinos, puedan conocer un poco mejor los pueblos y los ayuntamientos a los que pertenecen, con sus historias, con su románico, con su gastronomía, con la belleza del paisaje, con interesantes propuestas de rutas y visitas. 

No señores, no. Siguen haciendo mal las cosas. No apoyan del mismo modo a quienes nos hemos gastado una vida entera en dar a conocer al mundo la historia de nuestra montaña palentina. Pero, ¿a qué estamos jugando? Se supone que ya hemos pasado con éxito las barreras que se citan de odios y de envidias y nos unimos para interpretar y difundir, todos a una, la canción de esta montaña que no es mía ni suya, coño, que es de todos, y a esa cantinela hemos de ceñirnos con el convencimiento de que se trata de una de las más bellas canciones de la Naturaleza.

De la sección "La Madeja" en "Diario Palentino", 2016

LEER MÁS...

14 de septiembre de 2016

Entre las palabras y las mil imágenes

Después de tantos años matizando la historia, agarrando la historia de los nuestros y prolongándola en la medida de nuestras posibilidades, siempre hemos querido vislumbrar ciertas notas de color en el horizonte. Ilusionado ante la gran cantidad de proyectos nuevos que han surgido, con la mejor intención, le doy la vuelta al cartel que hace meses colgaba de otra ventanilla Germán Burgoa: “Entre la imagen y las mil palabras”, con el propósito de remover ese silencio que a veces se hace tan largo como los kilómetros que nos separan de Palencia. El autor que cito, plantea nuestra evolución y nuestra desventaja en un tono político, como miembro de un Ayuntamiento del norte provincial, y baraja la riqueza del sur, frente al abandono sistemático del norte.



La imagen es el todo. Se pueden argumentar cien mil historias, donde se refleje el modo de vida, las preocupaciones, las costumbres… y, sin embargo, todos los discursos con sus bondades y emociones pasan y sólo el paisaje permanece. Las efemérides nos devuelven los asuntos que quedaron pendientes en otras legislaturas y gobiernos y que los actuales gobernantes siguen sin resolvernos.
El Parque de la Montaña Palentina es lo más fácil que se ha hecho nunca.

Lo pensaron, lo escrituraron y ahora se repartirán nuestros vestidos, sin darle consistencia a lo más básico. De eso modo, no sólo se nos resiste la distancia, sino también los medios de transporte, las carreteras que prometieron restaurar unos y otros, los millones que vienen y van en los papeles como si se tratara de una apuesta; las minas a cielo abierto de piedra noble que valen para unos y para otros no: depende mucho del rango que tenga cada uno, y el color de los ojos, la simpatía, los modales. Si uno no causa buena impresión a quienes tienen el don de concedérselo, basta con poner delante al oso.

En base a una engañosa promoción eso es lo que los montañeses no verán en los libros: muchas fotos bonitas, muchos mensajes emotivos, sí, pero los asuntos fundamentales siempre a medias, en proyecto, en estudio. La noticia que hablaba de un hospital para Cervera, fue una especie de globo sonda, un sueño que contribuyó a un manifiesto de ilusión por parte de muchos montañeses que obviamente tenían buena excusa para creérselo.

El partido en la oposición, después de sabernos tantos años resignados, pedía hace unos días autorización para que nuestra gente pudiera acudir a las clínicas de Reinosa, y no sabemos bien si su proclama se hace a efectos de ganar más votos o si sienten realmente que ellos tampoco podrían levantar un hospital en el norte de la provincia.

¿Se convertirán los Senadores que han venido a Aguilar en sanadores? ¿Entenderán nuestros representantes que nuestro mundo rural necesita antes que Parque Natural, soluciones concretas? ¿Hasta tal punto se habrá resignado nuestro pueblo, que deje marchar sin una queja el poco aire fresco que nos llega?

La imagen es lo que a los ojos del exterior nos cura y nos disculpa.

El lamento es lo que no quisieran ver los Organismos, las Instituciones, los periódicos. Y es evidente que lo que el pueblo montañés necesita, más allá del mangoneo y de las réplicas, es que todo aquello que se nos prometió, se cumpla de una vez, cueste lo que cueste.

De la sección "Vuelta a los Orígenes" en "Diario Palentino".
Archivado en Impresiones y Temas Candentes, 1998.

LEER MÁS...

11 de septiembre de 2016

Lores

El Libro Becerro de las Behetrías, al referirse al pueblo de Lores, señala que “este logar es la tercia parte solariego de (se citan varias personas), e del castiello de sant yllan…”. Como bien recuerda el escritor y Académico Gonzalo Alcalde Crespo: “En San Salvador de Muga y Alabanza, abadengo. En Lores, hidalguía”. 



Su casco urbano se encuentra en la confluencia de tres valles altos de Pernía, con sus cúspides de Peña Carazo y Tañuga. Parece ser que la noticia de un tesoro escondido liberó las emociones de todo el pueblo en una época de la historia. Los vecinos, por riguroso turno, cavan y extraen la tierra de la parte baja de la cueva, habilitando un pozo y una galería, donde a medida que avanzan van protegiendo el camino con mampostería, como se hace en las minas del contorno... Pero después de muchos días, el tesoro no apareció, leyenda que junto a otras de mucha enjundia, me contaba Agustín Fernández Merino, Teólogo y Filósofo que nació a mediados del pasado siglo en este pueblo, donde en tiempos pasados se encontraba el Señorío Civil de Pernía. Este pueblo de montería, posee varios edificios con blasones y escudos esculpidos. Es famosa la Casa del Arco, que data del año 1013. Fue edificada por un monje de la Abadía de Lebanza a quien se le atribuye la propiedad de la ermita dedicada a San Roque, que fue donada al pueblo en un tiempo posterior. Su iglesia de San Lorenzo del siglo XVI consta de una nave con dos retablos barrocos. La fiesta de las Candelas, el día 2 de febrero, donde se elaboraba el tradicional ramo de rosquillas; las rutaderas, el día del "piacete" y el día de los "zamarrones" forman parte ya de la historia de este pueblo.
  • Ficha 
Municipio: San Salvador de Cantamuga
Comarca: La Pernía
Distancias:
5,7 Kms. a San Salvador de Cantamuda
43,9 Kms. a Potes
19,8 Kms. a Cervera de Pisuerga
128,8 Kms. a Palencia
Habitantes: 38 (2012)
Altitud: 1210 msnm
Gentilicio o Apodo: perniano/a.
Fiestas San Lorenzo, 10 de Agosto
Costumbres: A primeros de Febrero, se celebraban las Candelas y siempre fueron de rigor y de un sabor especial las rosquillas de este lugar.
Turismo Rural: Casa Lope. 

 RESEÑAS
Diario Palentino

El Video

Todos los pueblos por orden alfabético

LEER MÁS...

9 de septiembre de 2016

Cuarenta años después

Se cumplen ahora 40 años desde que yo me plantee como objetivo escribir del mundo rural, defenderle en la medida que pudiese sin pretender emular otras gestas similares, que sé que las hay a porrillo de gentes entregadas a tantas causas solidarias, algunas de primera necesidad, como el hambre del mundo, el problema de quienes todo lo dejaron por la guerra, la investigación para paliar tantas enfermedades que nos diezman... Eso demanda la plena dedicación de todo el planeta y hay muchísima gente que se mira el ombligo cada día y se justifican con esa burda frase: cada perro que se lama su cipote.




Leí en algún lugar que seríamos más felices si nos dedicásemos a promover las pequeñas causas, y son testigos que a eso me dediqué, y puedo asegurarles que en ese estado emocional me encuentro ahora. Feliz, aunque en todos los casos, -y no iba a ser una excepción el mio- sientas alguna carencia, porque en este mundo nadie lo tiene resuelto todo, ni quienes presumen o aparentar tenerlo todo al alcance de la mano. Siempre hay carencias y sueños que no pueden cumplirse.

Pero en cuanto a este afán mío de remover los campos por capricho, he de confesar, sinceramente, que nada espero. Ni un premio, ni una mención, ni una recompensa monetaria.  Lo agradecería si se diera el caso, pero no espero nada. Es una buena premisa para no llevarte desazones.

Y si alguien piensa dármelo, si alguien entiende que lo merezco, que lo he ganado a pulso, pues que me lo de ahora, que incentive mi ánimo, porque lo que no quiero son medallas póstumas, ni calles con mi nombre, ni placas de reconocimiento.

Hace unos meses, en la entrevista previa a la llegada del libro "la más bella canción", que me realizaba en Aguilar mi amiga Marta Redondo para este diario, me preguntaba por las carencias de los pueblos, por el carácter de la gente, mi definición de los paisajes que nos brinda este pequeño paraíso y creo que no supe responder, me quedé mudo, impresionado de no encontrar palabras que pudieran hacer justicia a la que para mi ha sido de corazón la mas bella canción de la naturaleza.

@De la sección "La Madeja", en Diario Palentino, 2016.

LEER MÁS...

El autor

Froilán de Lózar. Publicista-Escritor.

Premio de periodismo Ciudad de Palencia; II Premio Internacional de Poesía "Diego de Losada" (Zamora); Premio Nacional de Novela Corta "La Tribuna de Castilla (Valladolid); Finalista Premio de Novela Bubok-Lengua de Trapo, 2016.

La más bella canción: el libro


Montaña Palentina La más bella canción de la naturaleza

PUEBLOS-LUGARES-TURISMO-HISTORIA-ARTE
Reseña en el Diario "La Vanguardia"

Un libro que en pocas palabras te contará todo lo que debes saber para conocer esta tierra mágica.
Froilán de Lózar-Editorial Aruz, Julio de 2016

Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.