Fontecha

Se llega a este lugar después de atravesar una mata de robles, desde donde se domina una buena panorámica de la Peña oriental.


Parece que en el siglo XIII ya se menciona este lugar como Fontecha, que lo toma de una de sus numerosas fuentes y que lleva a los investigadores a intuir que fue el motivo de su origen. Otra de las versiones asegura que Fontecha, era el emplazamiento de la mítica “laguna de los doce segures” (106), donde el emperador Augusto salvó la vida milagrosamente, como consecuencia de un rayo que sí alcanzó a uno de los siervos que le acompañaban. Lo que sí determinan los investigadores es su clara vinculación al monasterio de San Román de Entrepeñas, que recibió donaciones en 1133 y 1215.

Su iglesia parroquial, dedicada a Santiago Apóstol, de estilo gótico, conserva en su interior un bonito retablo del siglo XVI. En las proximidades se localiza la ermita de la Virgen Anfolada. Una de las tradiciones que más se recuerda en el lugar, es la de los "zamarrones" y en una valla cercana se ha ido anotando los nombres de los mozos que han pasado el verano en el pueblo desde el año 1994.

En España llevan el apellido Fontecha 2700 personas, la mitad de primero y la otra mitad, aproximadamente, de segundo.

  • Ficha
Municipio: Respenda de la Peña
Habitantes: 22 (2012)
Distancias:
4,2 Kms a Respenda de la Peña
20 Kms. a Guardo
98,7 Kms. a Palencia
Altitud: 1080 msnm
Fiestas:
Santiago, 25 de Julio
  • Turismo:
Se aconseja visitar sus lagunas, situadas en medio del pinar: Laguna grande, Laguna media y Laguna de Cornón.
________

(106) Citan, Strabon las comarcas de los cántabros coniscos y de los coníacos que se sospecha sea una sola, el monte Idubeda y el rio Iberus o Ebro; Pomponio Mela los ríos Salia y aunium; Plinio el monte escarpadamente alto (proerrupte altus) todo de vena de hierro, los ríos Iberus y Sanga, el puerto Victoriae Juliobrigensium, el Blendium y el Vereasueca, las fuentes Tamarici, la comarca de los cántabros orgenomescos y la población Juliobrica; Floro y Orosio el monte Vinium, y los pueblos Aracillum y Vellica o Vellica, Camárica, Julióbriga y Moraeca; Suetonio, en fin, habla de una laguna en la cual, según dice, cayó un rayo, y en ella se encontraron doce segures, insignias de la suprema dignidad.

"Crónica de la provincia de Santander", Manuel de Assas, Madrid, 1867.


RESEÑAS
El video

Todos los pueblos por orden alfabético

Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

Guardo