La trampa permanente


Siempre me ha inquietado el continuo avance de las tecnologías. No discuto que sea malo ese vaivén incesante que por otro lado nos obliga a estar en alerta permanente para no perder el hilo de lo que se lleva en cada momento.



Ahora las redes sociales lo inundan todo, llegando también a los más apartados rincones.

Pensando en esto mismo, leía el otro día en nuestro diario que la Junta se ha proyectado en las redes sociales para estar más cerca y comunicar su actividad.

¿Más cerca de quién? ¿Más cerca para qué?

Ya digo que me parece bien, pero es otro invento más que no aportará nada al ciudadano de los pueblos. Nada, me refiero, de lo que interesa para resolver las necesidades en las que se debaten la mayoría de ellos. Lo que no se han dignado concederles antes en base a que eran pocos, tampoco ahora se lo concederán por sentarse ante un ordenador. ¿Servirán las tecnologías para que avancen más rápido las obras de la única carretera que los comunica?¿Servirán las tecnologías para que no se cierren los Centros Sanitarios? ¿Servirán para que abran antes sus carreteras en invierno?

Pues eso, no servirán para nada de lo que demandan porque recién inaugurado ese apartado y sabiendo, como bien dijo el periodista castellano ..... Que dependemos del turismo para que la llama no se acabe apagando, pues van y nos cierran el Parador de Cervera.

Todo lo que invierten en acercamiento de pantalla, nos aleja cada día más de las resoluciones que estamos precisando. 

Ni éste ni todos los gobiernos anteriores han respondido a lo más elemental cuando nos desplazábamos desde los más alejados puntos en busca de ayuda y respuestas.

Imagen: Por Pineda, de @Pumar59

Lo +visto el último año

El descubrimiento del carbón

Mahou

Curavacas

San Salvador de Cantamuda

Piedrasluengas

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más