Báscones de Ebro

En la Edad Antigua los romanos llamaron "Vascones" al pueblo de la Península Ibérica, cuyo territorio se extendía entre el curso alto del río Ebro y vertiente peninsular de los Pirineos occidentales.  Otros estudiosos, al referirse al topónimo de este lugar,  aluden a los inmigrantes vascos instalados en el siglo IX en tierras reconquistadas.



Al buscar información sobre este pueblo, encuentro una frase que me gustaría citar: "Báscones, espejo del  Ebro y rodeado de robles, se dice que de aquí salieron los mejores canteros y retejadores". Sus casas están construídas en sillarejo y sillar, con una disposición y exactitud muy arcaica.
Su iglesia es gótica, de cantería. El retablo es del siglo XVIII con una escultura de la Virgen con el Niño del siglo XVI.

Existía en este término un bello puente que fue volado durante la Guerra Civil y mandado reconstruir en la postguerra, utilizando como mano de obra a presos políticos, por el entonces ministro de Trabajo, el falangista palentino José Antonio Girón. Sobre uno de sus ojos todavía puede verse el escudo de Palencia labrado en piedra.

Los cronistas de estos lugares aseguran que al hacerse la nueva autovía, estas tierras han quedado más incomunicadas que nunca, paradojas de la vida, donde hasta hace poco tiempo discurrió un camino real del que todavía quedan huellas.

FICHA
Báscones de Ebro
Municipio: Berzosilla
Altitud: 728 msnm
Distancias: 4 Kms. a Berzosilla | 120,7 Kms. a Palencia
Habitantes: 2 (2012)
Fiestas:
Los días 12 y 13 de septiembre en honor de Santa María.

Imágenes e información complementaria


El video


Todos los pueblos por orden alfabético

Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

Guardo