48 horas de invierno



El cuartel general de invierno está ubicado en Saldaña.
-00-
En algunas zonas -¿qué esconderá el Puerto?-, las máquinas quitanieves apenas avanzaban. La ventisca impedía ver el camino, las máquinas se salieron en varios puntos de la carretera y en algunos lugares donde habitualmenle se forman grandes neveros, se tardaron cuatro horas en recorrer trescientos metros.
-00-
Quienes iban al frente de las máquinas luchaban denodadamente tratando de encontrar el coche de Valentín Trueba. El personal estaba exhausto, llevaba veintidós horas rompiendo nieve. El último empujón llegó de la mano de Garrido, un funcionario de la  Junta que conoce bien el camino.
-00-
Valentín Trueba, el joven que pasó cuatro días incomunicado estaba muy cerca de Piedrasluengas, un kilómetro le separaban de las luces del pueblo, pero con la nieve no valen cercanías, cuando se cierra el cielo y se intensifica la ventisca. Motivados por las llamadas de socorro que se recibían desde Potes, se llegó a tiempo de salvarte la vida. El muchacho fue cargado en la pala de la máquina y se le llevó en ella hasta el punto donde se encontraba la ambulancia, varios kilómetros más abajo.
-00-
En la Venta Pepín me contaron, la semana pasada, que quienes llevaban la máquina de Potes comentaron lo siguiente: 'Vamos a bulto". "Si caemos, caemos". "El problema es que nó se ve".
-00-
En Brañosera y Barruelo se hizo uso de una motoniveladora para limpiar el hielo de las calles. ¡Lo nunca visto!
-00-
Las curvas sombrías de las "Matas" y las curvas sambrías del Puerto de Piedrasluengas están limpias. Se ha echado bastante sal y una brigada de gente ha picado el hielo. Me piden que transmita los elogios a la empresa Zarzuela.
-00-
Fermín, un vecino de Herreruela de Castillería, llamó porque tenia una vaca de parto.
-00-
De Vañes se pidieron medicamentos para un toxicómano.
-00-
Se abrió en tres horas la carretera de Resoba, porque había que sacar a una mujer enferma.
-00-
A las siete de la tarde, en la carretera de Guardo a Cervera, se quedó atrapado un camión de frutas "Estalayo" ..
-00-
Un camionero que hace esta ruta habitualmente, quedó atascado en Piedrasluengas.
-00-
En la Espina se suscitó una polémica porque las máquinas tenían orden de llegar hasta un punto concreto. La mujer del restaurante que atiende a los camioneros que llegan de la Magdalena, no dejaba de interrogarse el por qué de aquella controversia suscitada por cuatro kilómetros de diferencia.

De la sección "Fuente Cobre", en Diario Palentino el 23.03.1996
Imagen: @De Pumar

Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

Guardo