La comarca desconocida

Lo del turismo viene de muy lejos. No es cuestión de tirarse lisonjas. Cuando León Herrera Estéban, ministro de Información y Turismo, inauguró el Parador Nacional "Fuentes Carrionas", se anotaron como básicos tres puntos para la promoción y lanzamiento de la zona: accesos, residencias e instalaciones, que suponían tres objetivos a cumplir, sin los cuales -y copia literalmente al periodista que comentó la noticia- esta zona seguiría siendo "un poco así a nuestra bella desconocida catedralicia".


¿Qué ha ocurrido para que los proyectos se quedaran en eso y esta comarca siguiera siendo la desconocida que no querían que fuera? Porque, en primer lugar, la carretera es un infierno por todos los conductos de montaña, la hospedería se mantiene en verano con muchas dosis de sacrificio, y las instalaciones, o sea, telesillas y estaciones invernales, nunca prosperaron.

Ahora, con el reciente premio de turismo que acaba de concedérsele a Cervera, vuelve a tomar posición la montaña, y asociaciones y personas entusiastas tratan de llevar con orgullo su nombre y sus costumbres por el mundo.

¡¡Cómo me duele que ya no quede gente!! ¡¡Cómo me entristece que los que quedan pasen indiferentes sabiendo inútil cualquier intento de cambiarlo!!

Pero tengo que escribir esto, porque quiero que ustedes lo mediten, que rebulla la sangre y afloren los recuerdos y la historia presente se nos torne más limpia.

Porque quiero que no pongan su esperanza en nadie; que no firmen papeles hasta que no se cumplan los contratos antigüos que hablaban de promocionar con dignidad a la montaña palentina.-


.

Lo +visto el último año

El descubrimiento del carbón

El Santuario del “Carmen”

Mahou

Curavacas

¿Alguien escucha?

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más