La crisis del sector minero y forestal

En repetidas ocasiones, desgraciadamente sin éxito, nos hemos referido a la problemática de nuestra montaña palentina, con la intención de transmitir el sentimiento y las preocupaciones de nuestros pueblos norteños. Tenemos que seguir gritando, alto y fuerte, aquí y donde quiera que vayamos, que seguimos olvidados con numerosos problemas a cuestas, problemas que sólo parecen advertir un reducido número de personas y que a este paso no tardarán en llegar sin excepción a todos.



A tenor de estas inquietudes, sería conveniente celebrar con mayor asiduidad reuniones de trabajo, de forma que se expusieran los problemas, se analizasen las causas y, entre todos, formalizar una programación para atajarlo. De enorme importancia es que en esa línea de actuación se hallen los organismos, familias e Instituciones provinciales. Que estén presentes en la misma los facultativos, veterinarios, sacerdotes, maestros y pueblo en general.

En 1978 se llevó a cabo un estudio sobre la montaña palentina, redactado por Javier Piernavieja, economista-sociólogo de S.E.A.; Javier Romero y Rafael Vior. Entre otras cosas interesantes, se da cuenta en el tomo de ensayo de la crisis del sector minero y forestal, así como el envejecimiento de la población y un desequilibrio de los sexos a favor del masculino.

Otros problemas detectados en torno a los productos necesarios para la explotación eran y creo que a grandes rasgos siguen siendo:
  • Carestía del pienso, 40% 
  • Desplazarse para adquirir el pienso, 20% 
  • Pienso malo, 13% 
  • Dificultad de adquisición de leche artificial, 13% 
  • Falta de Molinos, 7% 
  • Cambio de semillas de patatas, 7% 
Por regla general, los ganaderos de Pernía se sirven de los piensos que una entidad de crédito dispone en Cervera, ya que San Salvador, que disponía de una fábrica y unos molinos extraordinarios, ha cerrado definitivamente.

Por otro lado, atendiendo a la competencia, ha aumentado en estos últimos años el número de empresas que sirven a domicilio el pienso, y los ganaderos, bien porque son mayores, bien por los caminos y la distancia, prefieren este tipo de servicio.

Las soluciones que se apuntan por quienes estudiaron el tema en profundidad, son, entre otras:
  • cooperativas de piensos 
  • estabilización del pienso 
  • instalación de molinos 
En los últimos años ha aumentado la venta de leche, aunque ha disminuido notablemente la siembra de patatas y casi por completo la de trigo.

Recordemos que hace 20 años se recogían en cada casa de Pernía de 20 a 30 sacos de trigo. A partir de aquel tiempo, el envejecimiento, o la escapada de los jóvenes a las grandes ciudades, hace que los lugareños, tomados por el pesimismo y rotos por el olvido vayan dejando morir lentamente sus posesiones.

Como corresponsal del diario "Noticias de Palencia", publiqué centenares de artículos, donde se percibe ya mi desencanto. No es la época más romántica. Cambiaría algunas cosas. Otras ya las fui modificando en el resto de medios donde colaboré más tarde.


Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

Guardo

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más