Una talla de regalo

Desde hace varios años, por las impresiones recibidas al acercarme a autores y a documentos que hacían referencia al valle de los Redondos, me he sentido de algún modo obligado a recuperar historias que me emocionan todavía, que sacuden la indiferencia que pesa sobre estos apartados rincones, que ahonda en ese bosque inmenso que se le abre al caminante; en ese valle que emociona, que aprisiona, que atrapa cuerpo y mente.

Parecida admiración sienten los Condes de Siruela. Según los documentos que se conservan en el Archivo Histórico Nacional y en el Archivo General de Simancas, donde se hace alusión al testamento de Leonor de Mendoza, condesa de Siruela, mujer del primer conde, Juan Velasco, a ellos se les atribuye la fundación de una iglesia y convento -que podría ser el de Viarce- a finales del siglo XV, y que serviría para acoger a los eremitas franciscanos que vivían en el valle desde 1320.

Sebastián de Miñáno, en 1826, ya lo menciona en su diccionario: “En su término [de Redondo] está el convento de franciscanos de Corpus Christi, sobre la cima de un cerro y al pie de otro mayor, que se asemejan a los Alpes de Italia. La casa e iglesia son bastante capaces, el número de religiosos es comúnmente de 4 a 6, con 2 legos. Regularmente van allí por penitencia o corrección. Es muy frío y lóbrego, y se intitula Ntra. Sra. De Biarce”.

El investigador Vicente Basterra, se aproxima a la historia en un trabajo publicado por la Institución Tello Téllez de Meneses en 2006. Con la desamortización de Mendizabal, los frailes son enviados a Reinosa. Parece que el último fraile se hizo sacerdote y vivió en Santa María. Es probable que la talla de la Virgen de Viarce fuera donación de los Condes de Siruela, Pedro Fernández de Velasco y Doña Mencía de Mendoza, una rama lateral de las familias de los condestables de Castilla, desgajada en el siglo XV y establecida en Cervera de Pisuerga. Se dice que este matrimonio era muy devoto y amigo de los frailes, y que por ese motivo la talla pudo ser regalo suyo.

De la sección "La Madeja", para "Diario Palentino".
Para saber más: "Cervera, Polentinos, Pernía y Castillería", de Froilán de Lózar; editorial Aruz, 3ª edición, Julio 2014.

Lo +visto el último año

El descubrimiento del carbón

Mahou

San Salvador de Cantamuda

Curavacas

Piedrasluengas

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más