Romances a la luz del candil

Carlos Porro, que nace en Pontevedra en 1972, aunque con raíces familiares en el pueblo palentino de Abastas, de donde son sus abuelos, es un etnógrafo de la Fundación Joaquín Díaz, que inquieto por tantos y tan diversos sones como le van llegando de nuestros pueblos, viene a poner un rayo de esperanza en esa recopilación de nuestro folclore que ya mencionábamos en el artículo anterior.

Porro es autor del "Archivo de la tradición oral de Palencia", la mayor recopilación española de canciones tradicionales dedicada a una sola provincia, y ese caudal viene avalado por tonadas y romances en los que ya se fijan sorprendidos los primeros autores que escriben sobre nuestra montaña.



Otro de los factores que determina el éxito es la zona privilegiada de la que se habla, por la propia incomunicación que sufre, lo que conlleva una buena mochila de reserva donde se van acumulando hechos y canciones con las que los pueblos se entretienen y se inspiran. Menos mal que también el aislamiento nos dio fuerzas para tejer con paciencia, lecturas a la luz del candil, a la cabecera de la cama, cuando los padres llegaban cansados de trabajar los campos.

La propia vida de Victorina Ramasco, una de las protagonistas a las que se aproxima, que nació en Santa María de Redondo en septiembre de 1907,  ya es un signo revelador, reteniendo en su memoria un buen número de coplas y romances que son cantados por los vecinos en las fiestas y romerías, cuando van con el ganado al puerto, cuando viene alguna autoridad al pueblo, cuando todos los mozos se disponen a cantarle la enhorabuena a una vecina que se casa...

Es el acerbo cultural de un pueblo al que las generaciones actuales ya no miran, inmersos como andamos, en la cada día más agitada y difícil supervivencia, en ese anunciado peregrinaje hacia la desaparición de muchos pueblos.

No olvidemos nunca que para un número importante de paisanos nuestros, aquellas montañas eran todo su equipaje, de donde surge un mundo tan rico en tradiciones y costumbres, costumbres que en ocasiones hacen leyes, rigiéndose por unas Ordenanzas en cuya lectura intervienen todos y cada uno de los vecinos; hilas y veladas que dan lugar a coplas y romances recogidos de sus mayores y transmitidos a lo largo de generaciones.

De la sección "La Madeja", en Diario Palentino, 2016ç
Imagen: Diario Palentino

Lo +visto el último año

El descubrimiento del carbón

Mahou

Curavacas

Piedrasluengas

El Santuario del “Carmen”

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más