Esconder la miseria

Cuanto más avanzamos, supuestamente para mejorar, más contiendas y calamidades nos depara el mundo. Los estudios sobre la pobreza que señalan a menudo a Uganda, Zambia, Bangladesh y Malawi, se van metiendo como lava silenciosa y mortal en países considerados en vías de desarrollo.

 


Thomas Hertel, investigador de la Universidad de Purdue (EE.UU.) en un estudio que hizo público en 2009, viene a señalar que, "de acuerdo con los análisis realizados, las comunidades urbanas serán golpeadas por los efectos de los altos precios de los alimentos y potencialmente por una reducción en sus salarios a medida que se contrae el mercado laboral”.

Quizás ese miedo a que nos toque, es lo que empuja a tomar medidas a las autoridades de nuestras ciudades, tal es el caso que hoy llevo al blog y al diario. No es bueno, ni recomendable ser pobre y dentro de nada ni siquiera será lícito.

"La policía podrá echar a quienes ocupen las plazas". Ese era el titular de "20 minutos" el pasado 22 de septiembre. En la ciudad donde vivo, Bilbao, el ayuntamiento ha puesto en marcha una nueva ley que habla del "uso impropio" de la calle. ¿Se acuerdan de Fraga?¿La calle es mía? Pues se estudia para que la calle vaya siendo cada vez más de unos pocos y, sobre todo, se elimine de ella a quienes presenten síntomas de pobreza. Y es curioso, la propuesta parte de un colectivo, "Hauzokidean Indarra", molestos por los indigentes que ocupan la plaza de Arriquibar.

El ayuntamiento aceptó su petión y hace unos días se ha puesto en marcha una normativa que podrá extenderse al resto de barrios de la ciudad y que pronto, me imagino, servirá para que otras ciudades españolas aquejadas de lo mismo, lo promuevan y lo implanten en sus sitios.

Si es verdad que, a la par, otros colectivos se organizan para recordar que la calle es de todos, pero es el consabido cuento de la imposición y consiguiente protesta contra una maquinaria arrolladora, a quienes el pueblo sentó allí para luchar por otras causas, por ejemplo, buscar la fórmula para dar cobijo y atención a ese cada día más numeroso colectivo de marginados.

@Diario Palentino, Nueva Época, 2010
Imagen: Orígenes


Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

Guardo

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más