Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Eso es nevar

La nevada del siglo XXI

Imagen
Haciendo el especial para el fin de año me tocó recordar una vez más, aunque jamás me olvidaré de ella, la gran nevada que sufrimos los vecinos de la Montaña Palentina; o mejor dicho la sucesión de nevadas que vivímos entre enero y febrero de 2015 los montañeses palentinos.
Lo de enero fue un simple ensayo pero lo gordo llegó en febrero. Pueblos incomunicados, autovías cortadas, gente atrapada y todo ello ante la estupefacción de todos. No sé si es que se nos había olvidado lo negro que es el manto blanco que tanto gusta a a algunos, yo siempre digo que lo odio a más no poder. No me gusta, nunca me ha gustado desde que dejé de tirarme montaña abajo con trineos en mi infancia y luego con los  esquís hasta que me lesione. También, y es una razón más que suficiente, porque mi padre se pasaba el día en la carretera y cuando nevaba mis nervios se ponían de punta.
Pero es que el día a día para vivir y trabajar con la nieve es complicado. No podía entender la paciencia que tenían los que est…

El simulacro

Imagen
Aunque el tiempo amaina considerablemente la sensación que nos dejó febrero, me niego a dejar pasar esta ocasión sin contestar a quienes la semana pasada hacían balance en Cervera de Pisuerga sobre el último temporal; desde luego, la mayor nevada de lo que va de siglo y una de las más grandes en muchos años, posiblemente, calculando el mes de incomunicación con Palencia que vivió Piedrasluengas, mayor que la que vivimos en San Salvador en 1981, una semana incomunicados, sin luz y sin teléfono en Pernía y quince días cerrados los pueblos de la Castillería.
Será por lo del cambio climático, obedezca o no a ciertas normas que no entendemos de la meteorología, esta vez la nieve ha cubierto villas como Reinosa o Aguilar, convertidos estos puntos en centros de referencia para los medios de comunicación. A través de ellos y a través de quienes pululan por las redes sociales, que son un pulso en nuestro tiempo, aunque algunos se nieguen a admitirlo, hemos sido alertados de la dimensión de la …

Después de la tormenta, llega la reflexión

Imagen
Ahora culpamos a todo el mundo, al del tiempo, que pronosticó que nevaría, y nevó, sí, pero no nevó tanto como decía; o al contrario, llegaba un temporal que era evidente en los monitores de los meteorólogos y que luego un viento norte desvió hacia otro sitio. Culpamos al mundo, culpamos a quien sea, sin darnos cuenta que nadie colmará nuestras ansias de arreglarlo todo con un soplo.
La nieve no la echa ningún partido político, eso es evidente; ni al tiempo le puede detener ninguna ideología. Los inviernos como este pasaron hace 50 años y no es cuestión de atrincherarse con un millón de máquinas. Pero hay que educarse también para las ausencias, para los peligros, para las situaciones intempestivas que vienen de otros puntos y de las que no se puede culpar a quien lleva la máquina. Nadie se lanza a tumba abierta, en una ruta peligrosa, cuando sigue apretando la tormemta y la ventisca no te deja ver las balizas de señalización.
Hemos pasado de no decir nada a explotar en una demanda ac…

48 horas de invierno

Imagen
El cuartel general de invierno está ubicado en Saldaña. -00- En algunas zonas -¿qué esconderá el Puerto?-, las máquinas quitanieves apenas avanzaban. La ventisca impedía ver el camino, las máquinas se salieron en varios puntos de la carretera y en algunos lugares donde habitualmenle se forman grandes neveros, se tardaron cuatro horas en recorrer trescientos metros. -00- Quienes iban al frente de las máquinas luchaban denodadamente tratando de encontrar el coche de Valentín Trueba. El personal estaba exhausto, llevaba veintidós horas rompiendo nieve. El último empujón llegó de la mano de Garrido, un funcionario de la  Junta que conoce bien el camino. -00- Valentín Trueba, el joven que pasó cuatro días incomunicado estaba muy cerca de Piedrasluengas, un kilómetro le separaban de las luces del pueblo, pero con la nieve no valen cercanías, cuando se cierra el cielo y se intensifica la ventisca. Motivados por las llamadas de socorro que se recibían desde Potes, se llegó a tiempo de salvarte …

El invierno es cosa seria

Imagen
Leo en un diario nacional que los inviernos no fueron siempre tan aburridos como ahora. Los actuales hombres del tiempo han encontrado muchos años después la causa de aquellos inviernos tan largos. Se trata de una línea imaginaria que comunica estas tierras con el Mar Cantábrico, el vacío formado por el curso del río Deva y los vientos norteños que chocan en el "boquete" que forma el Peñalabra y la Peña Bistruey. Resulta interesante y divertido verse uno reflejado en tan importantes medios de comunicación y con explicaciones que desbordan nuestro limitado entendimiento. El periodista lo resume así: "Las masas de aire forzadas a elevarse por primera vez en estos puntos, descargan cantidades ingentes de nieve..."
Parece que lo que le mueve a esa rigurosa investigación, es la cita que aparece grabada en el atrio de su iglesia: "Año 1713. A 26 de febrero comenzó a nevar y no cesó hasta el 29 de abril. Ese día había 12 varas".
Hace unos días, en conversación t…

¿De qué color es la nieve?

Imagen
No me gusta exagerar las historias. Como ustedes me pregunto de qué color es la nieve, porque, como la vida, la nieve representa colores en la memoria de la gente. Alguna vez he contado, incluso he publicado en algún libro, las tremendas nevadas que cubrieron los pueblos de la montaña. Que no es cuento, que no es materia de novela... De esto sabe mucho Ignacio cuando subía con la correspondencia detrás de la máquina y de aquellos momentos conserva instantáneas preciosas. El Procurador socialista José María Crespo, tirando de la imaginación, les pide que piensen en el posible caos que podría adueñarse de la ciudad de Palencia, si la nieve cubriera sus calles, y se fuese la luz, y el niño se pusiera enfermo. A mí me gusta que los políticos empiecen a imaginarse cosas, pero consciente de que los males de los demás se diluyen y merman a medida que torcemos la esquina y cerramos la puerta de casa. Eso mismo pasa con el hambre en el mundo, con las inundaciones, con el terrorismo. Nos encoje…

El tributo del invierno

Imagen
Suelen sugerirnos los grandes pensadores que eliminemos de nuestra mente los malos recuerdos porque son piedras en el camino de la felicidad. Y un refrán dice que “no hay mayor puerto que el de la puerta de casa”.

De nuestros puertos sabe mucho Enrique Delgado, barruelano que luego se estableció en Cervera y que para los paisanos de la montaña fue durante muchos años la referencia de la luz, de la vida, de la libertad, porque venía al volante de la quintanieves. En una entrevista que me concedió para "El Norte de Castilla", contaba lo que le dijo Benito Tejerina cuando le encontró un invierno atrapado en su coche en el alto del Vallegón: “Lo he pasado peor aquí que cuando estuve en la guerra, en Teruel”.

En un balance que realiza Sebastián de Miñano sobre la provincia de Palencia, se cita a Camasobres, pueblo habitado entonces por 237 almas, e inmmerso por aquellos años en el oficio de la carretería para el trasnporte de sales, construcción de barriles para harinas y aperos …

La tempestad y los Gobiernos

Imagen
Frente a todos los miedos y las necesidades, hay algo que, paradójicamente, avanza y se sitúa a nuestro favor: me refiero a la comunicación.El 19 de Noviembre, los responsables de este diario llevaron a la portada un titular que bien podría provocar la risa de cualquier turista. La risa se convertiría en carcajada monumental en el caso de que este incidente llegara a oídos de esos concursantes de "gran hermano" que ignoraban la existencia de Palencia. Manda huevos, los mismos que luego por soltar cuatro chorradas, o insultar a diestro y siniestro a medio mundo, se ganarán miles de euros.
Antes de la nevada que colapsó Burgos y dejó a medio norte temporalmente aislado, tres vecinos de "El Golobar" estuvieron incomunicados por la nieve una semana. Esto no es nuevo ni allí ni en otros lugares de nuestra zona norte. Es probable que la prensa lo resalte mucho y los afectados tiendan a exagerarlo, pero quienes no han pasado nunca por una historia parecida no saben hasta …

Invierno siempre, en todas partes

Imagen
Un moderador de Internet pide a sus visitantes que dejen en el foro fotografías y notas sobre el grosor que ha alcanzado la nieve en sus respectivos pueblos y ciudades. Y es curioso, pero la gente se muestra generosa, describiendo en pinceladas cortas el fenómeno del invierno.

Desde los dos centímetros que alguien estima que cubrieron Bilbao, hasta los 90 de Santiago de la Espada (Jaén). Un internauta que reside en Bélgica habla de las ventiscas que se generan en Elsenborn (Altas Ardenas) donde la nieve ha alcanzado un grosor de cien centímetros.

En un relato titulado “El engaño”, que alguien se ha molestado de traducir de la edición francesa y colgarlo en la red, el autor se fija en el invierno de 1860.

Fue tan duro –señala– que en las llanuras de la Normandía Baja cayeron grandes nevadas y se heló el Oise. Hubo en particular un nevasco tan grande el día de Navidad, que casi enterró a la ciudad de Beamont.

Y basta con fijar los ojos en la hemerotecas, para rescatar historias sorpende…

Nunca como ahora

Imagen
Nadie se preocupó tanto como ahora de la nieve y sus circunstancias. Nunca como ahora se sopesó el aislamiento. Si contabas que en tu pueblo la gente, aprovechando los inmensos neveros, tocaban los tejados, estabas alucinando; eras un soñador, cuando no un loco. Ahora sí que alucino yo con la nueva ola de periodistas que describen impresionados una incomunicación de dos jornadas. En mi tierra hubo pueblos que vivieron quince días sin ver asfalto. Quince días a oscuras, sin luz y sin teléfono, buscando a tientas los caminos que se fueron creando a fuerza de muchas pisadas lentas y repetidas. A mí me gustaría que cayera una nevada de cinco metros por igual en muchos lugares, no sólo porque la nieve es buena, sino por satisfacer una curiosidad que tengo. Aunque ahora mismo tampoco tendría sentido la experiencia. Llegarían máquinas de todas partes.
Y todos hablarían por los codos de ello.
De la seccion del autor para la prensa: "Impresiones".
Imagen: Rosario Yukatán desde Valberzos…

Nieve, hiele y duele [II]

Imagen
Pilar Cernuda: "España no funciona" 

"La nieve es buena". Siempre lo dijo mi gente, quienes más perjudicados se vieron por ella. Parece que fue ayer cuando se tocaba a Concejo y cada vecino, con su pala untada de brea y sebo, salían a los caminos e iban mordiendo los neveros, que en muchos lugares pasaban de tres metros, hasta dar vista a la carretera general.
Que se lo pregunten a José Luis Pérez, de "Venta Campa", conocedor y amante de la nieve, que formó parte de la expedición de César Pérez de Tudela para localizar a varios montañeros extraviados en el Naranjo de Bulnes.
Que se lo pregunten al escritor y amigo barruelano Francisco Merino Bravo [1], que dirigió el CIT de aquella localidad, organizando excursiones en invierno a los pueblos cercanos, competiciones de esquí...etc. Que se lo pregunten a Enrique Delgado, durante muchos años al frente de las máquinas. En una entrevista que le hice hace unos años me contaba: [2]
"En el Vallegón encontré …

Nieva, hiele y duele [I]

Imagen
Iñaki Gabilondo: Gabinete de crisis 


He regresado a casa. La nieve esta vez ha cubierto los campos y ha dejado un aviso previo a estos paisanos míos, que siguen en la brecha con lo puesto. Varias veces estuve a punto de suspender el viaje, desde que a las siete de la mañana, Iñaki Gabilondo sugirió en su programa de la "Cadena Ser" un gabinete de crisis.
No sé cómo explicarlo, Mariano. De pronto me veo incompleto. Sé que este diario llega a muchos puntos de España, tiene grandes colaboradores, facilita una completa y exhaustiva información de la provincia y su dirección está abierta a todas las cartas, a todas las tendencias...
Estoy orgulloso de objetivar conmigo mismo y subjetivar luego hacia ustedes, que debe ser como Nuria Donat me dejó escrito. ¡Qué bien lo haces, Nuria! ¡Cómo te mueves entre líneas!, ¡cómo tomas las curvas de los intolerantes!, ¡con qué respeto y gracia te comportas! Hace tiempo ya que mi padre, uno de los lectores más viejos del periódico, te colocó e…

El invierno de Trueba

Imagen
Un muchacho joven, de camino hacia el Parador de Fuente Dé, ha sido la causa de que se nombrara Piedrasluengas (por cierto, perfectamente), en todos los telediarios y emisoras. Un periódico nacional relataba en contraportada la experiencia vivida por Agustín Trueba, cántabro de 29 años, que ignorando el duro invierno palentino, se aventuró por nuestro puerto quedando atrapado en algún lugar entre el pueblo que lleva el mismo nombre y Camasobres.



La nieve de febrero no suele dejar tanta huella como la de noviembre, pero el lunes, cuando establecía contacto con San Salvador para conocer más detalles, el pueblo estaba tapado, lo mismo que Agustín en su vehículo, que conocía así el grito del silencio, "cuando nadie habla de tí", de tu pueblo, de tu causa y debes sobrevivir bajo mínimos como lo ha hecho esta gente durante toda su vida. El periodista ocasional, los grandes medios, ya se han olvidado de la historia. Este asunto ocupó un espacio condensado de su apretada agenda y ah…

Negra nieve

Imagen
Hace unos meses tuve ocasión de visionar un video impresionante. El lugar: la Venta Morena. El protagonista, un videoaficionado, cuyo Land Rover se había quedado aprisionado a unos palmos de la primera casa, junto a un nevero inmenso.




Contarlo es fácil. Hay que ver trabajando a las máquinas quitanieves con toda la potencia, aunque a un ritmo demasiado lento como para llegar a ningún sitio a tiempo. No se puede hacer más.

La grabación, que a fuerza de insistir sobre la misma escena, llega a cansar un poco, es interesante para demostrar a nuestros perezosos gobernantes la situación que aquí se implanta en los meses de invierno. Ya cuentan a este respecto los más ancianos del lugar que, en este punto, se formaban neveros de hasta cinco metros que había que palear en tres cortes o alturas. Se sabe que un año el Puerto de Píedrasluengas estuvo cerrado todo el invierno. Obras Públicas pidió a los pueblos que salieran voluntarios para abrir el camino a pala. Varios camiones los recogieron e…

Nieve en la prehistoria

Imagen
"¿Las regiones atacadas por las nevadas no están en lugares que conocen temperaturas baje cero y heladas durante tres o cuatro meses al año, desde que los osos campaban por sus respetos en la península? ¿Cuándo vamos a dotar de una suficiente estructura de limpiezas de carreteras y mantenimiento de los servicios a estas poblaciones?".




Estos son algunos de los interrogantes que Lidia Falcón se hacía unos meses atrás en un diario nacional. Los mismos o parecidos interrogantes que se hacen las gentes que viven al norte de Palencia. Son situaciones que se repiten cada año y que vienen a recordamos nuestra insignificante fuerza para hacer la llamada de rigor a quienes rigen los destinos de esta provincia.

Ahora que ya ha pasado todo ese remolino de promesas, conviene recordar a quien proceda, ahí está la mandanga, la situación, el trato tan desigual que se dispensa al que está arriba, que está lejos, que está como siempre solo ante el lobo del invierno, tiritando, encerrado -como…

Lo +visto el último año

El descubrimiento del carbón

Mahou

San Salvador de Cantamuda

Curavacas

Piedrasluengas

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más