La mujer que susurraba a los caballos

Con la cámara fotográfica al cuello y prismáticos en mano, Claudia Feh se adentraba en el terreno montañoso de San Cebrián de Mudá, que acoge a tres ejemplares de caballos de Przewalski, para conocer de primera mano como ha resultado su adaptación al medio.

De Claudia Feh depende que la Reserva del Bisonte de San Cebrián, con quien conviven los caballos, acoja a un grupo reproductor, dado que los tres son machos, con el fin de mantener esta especie de la que hay registrados 1.500 ejemplares en todo el mundo, de los cuales 130 están en Mongolia criados y enviados por la etóloga francesa. Tras observar con minucioso detalle cada movimiento de los animales ha constatado que «viven tranquilos y ha deducido que por su comportamiento están acostumbrados a tener visitas».

Para saber más:
►Diario Palentino
►Curiosón

Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

El descubrimiento del carbón

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más