Desaparecidos y rehabilitados

La Institución "Tello Téllez de Meneses", recoge en una separata publicada en 2002, la historia de San Martín de Redondo, según la investigación aportada por el trinitario Miguel Vicente Basterra Adán que ahora me remite una copia desde su residencia en Salamanca. Según los documentos aportados , entre ellos "el Becerro de los Beneficios del Obispado de Palencia" (1345), consta que existió en el valle de los Redondos un pueblo llamado San Martín. Su desaparición pudo estar motivada por la fractura demográfica que aconteció en Castilla desde finales del siglo XIII hasta finales del XIV, debido a la confluencia de muchas causas: climáticas, baja producción agrícola, hambruna, conflictividad social y política, y que alcanza su mayor incidencia en la segunda mitad del siglo XIV como consecuencia de la Peste Negra. Su despoblación pudo ser el reflejo de la fuerte crisis demográfica acaecida en ese tiempo en toda Europa.

Por la peste también fue abandonado en ese mismo tiempo el pueblo de Valdelloso, situado entre Córcoles y Casasana, en la provincia de Guadalajara. Así consta en las Relaciones Topográficas de Felipe II: "Que es pueblo mui antiguo y ansí paresce por los edificios viejos que en él ay, y que ni saben quándo se fundó, ni quién fue el fundador..."

Un pueblo que se está rehabilitando en la zona de Barcelona es Castelladrall, gracias a la intervención de una Asociación que lleva su nombre y vuya cita escrita más antigua es del 941. Otra Asociación de Tarragona intenta hacer lo mismo con el pueblo de Castelló. Ambas entidades pretenden recuperar el patrimonio histórico y cultural del pueblo: recuperar oficios antiguos, costumbres, tradiciones, algo que aquí, en nuestros pagos, se propuso en su día la Asociación Amigos del Valle de los Redondos.

En Navarra encontramos pueblos como Larraingoa, que se ha reconvertido en un centro de desintoxicación, ejemplo muy cercano a lo que está sucediendo ya con el pueblo palentino de Vañes, a orillas del pantano de Requejada.

Un colaborador, Miguel Induráin (ignoro si se trata del famoso ciclista) escribe la historia del pueblo Navarro de Guetadar, en la comarca de Ezprogui, que aparece documentado a finales del siglo XII como apellido locativo de un monje de Leire. Un lugar que al decir de este espontáneo y según el Diccionario de 1802, "es uno de los siete lugares comprendidos en la tierra que llaman Vizcaya del Valle de Aibar". Como dato curioso se sabe que en 1847 contaba con escuela frecuentada por ocho alumnos y dotada con 38 pesos.

Hace unos años se puso en marcha el programa experimental de Recuperación y Utilización Educativa de Pueblos Abandonados y con ello unas normas que dejan claro su carácter no turístico, pues no hay restaurantes, ni hoteles, ni se permite comer ni transitar con animales domésticos.

Granadilla, es un enclave de la provincia de Cáceres afectado por la cosntrucción de un embalse y con un aire fantasmagórico que le sirve al cineasta manchego Pedro Almodóvar para situar allí el final de su película "Atame". Fundada en 1170 con el nombre de Granada por el rey de León, Fernando II, y después de pasar por musulmanes y cristianos llegó a manos del primer Duque de Alba funcionando a partir de aquel momento como cabeza de una comunidad compuesta por 17 pueblos de las actuales provincias de Cáceres y Salamanca. En 1957 su suerte cambió radicalmente al construirse en sus inmediaciones el embalse de Gabriel y Galán.

Otro tanto de lo mismo sucedió con Bubal, uno de los pueblos ganaderos más prósperos en la zona de Huesca, que en 1965 vio llegado el final de su historia cuando se decide la construcción de los embalses de Bubal y Lanuza.

El programa de Recuperación se pone en marcha tras comprobar el gran número de núcleos rurales que quedarán deshabitados.

El objetivo no era malo: acercar la vida rural a los jóvenes que viven en un entorno urbano, posibilitando un cambio de actitud que asegure el equilibrio del hombre con su entorno, pero la sangría no ha cesado y no nos hace falta ir muy lejos para verificarlo. Es ridículo hacer predicciones de asuntos tan serios, cuando ya todo el mundo lo presiente, pero es verdad que de seguir por esta camino la tendencia de la gente a buscar amparo en los núcleos más grandes, se cernirá el ocaso sobre muchos pueblos donde todavía queda un hilo de vida, y por qué no, un hilo de esperanza.

Entradas populares de este blog

Piedrasluengas

Farmacias de Guardia

Polentinos

Pino de Viduerna

Pisón de Castrejón