Queremos que vuelvan los ojos

Aunque soy de los que entienden que el Senado sobra, lo tenemos ahí y considero que ha merecido la pena el viaje y el motivo de Escanciano, alcalde de Prioro, que intervino dentro de la Comisión sobre Despoblación en las zonas de Montaña.



Sucede que, el peso de este drama lo han llevado siempre Teruel y Soria y los demás hemos oficiado de espectadores compungidos. Es como en la vida misma, que muchas situaciones nos parecen extravagantes, simpáticas o, de cualquier modo, historias que soportan los vecinos, historias que "no verán tus ojos", piensas, porque son historias lejanas, porque son historias de otros.

Y sinceramente les digo que no espero a este respecto mucha comprensión de nadie, que son muchos años bajo los mismos índices, con la acostumbrada incertidumbre de levantarse un día y no encontrar ni raíces a las que sujetarse.

Que es la incertidumbre de esta gente, muchos inviernos sin la consideración de nadie, ni de los gobernantes, ni de los medios de comunicación más importantes, ni siquiera cuando había gente en ellos y ya eran mirados como bichos raros.

El mensaje de Paco era más de lo mismo. Queremos que se nos tenga en consideración a los habitantes de montaña. Que se tengan en cuenta nuestras singularidades. Queremos recibir un trato digno.

Queremos, ha dicho Paco, y muchos de nosotros con él, que lo mismo que existe una amplia legislación para proteger a las especies animales se habilite un estudio con sus correspondientes medidas para proteger al ser humano que habita estos lugares y que muy a pesar de todos se ha convertido en una especie en extinción.

Queremos, vino a decir Paco, la igualdad que tanto se promete, inversión que genere puestos de trabajo, que se apueste por el sector agroalimentario, por el aprovechamiento de las aguas e, incluso, se atrevió a decir, queremos estaciones de esquí modélicas y, seguro que pensó, “pero que no supongan tanta pérdida de tiempo ni tanto debate como la de San Glorio”. Esa referencia, amigo Paco, no te la van a perdonar quienes se oponen, sobre todo quienes no conocen esta tierra nuestra y para nada les importará que un día, al amanecer, otro pueblo haya dejado de existir, obligado por ese desahucio controlado de la administración.

Imagen: @Pumar59
De la sección "La Madeja", para Diario Palentino y Globedia

Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

Guardo

Pueblos desaparecidos y despoblados (I)

Curavacas