Una línea imaginaria que conecta con el Mar Cantábrico

Piedrasluengas (1334 m.) es el primer pueblo palentino que encontramos entrando por Cantabria. Camasobres (1201 m.) es el segundo, metido -como bien señala Enrique en el artículo que hoy nos sirve de puente- en un valle, entre dos alineaciones montañosas.


La foto no es famosa, pero para todos los habitantes de aquellos pueblos (Areños, Casavegas, Lores, Los Redondos...) tiene un enorme significado, pues se conocieron inviernos muy duros, donde los carreteros que venían de los pueblos cántabros a buscar provisiones a Castilla, se pasaban en ocasiones varios meses aguardando que pasara el temporal en las Ventas del camino.(Hasta 18 ventas entre Cervera y el límite con la comunidad vecina).
Así lo explica Enrique Hernán:
"Estos pueblos están  en una línea imaginaria, directamente relacionados con el Mar Cantábrico. Lo hacen a través del "vacío" formado por el curso del Deva. Los vientos norteños chocan directamente con el boquete formado entre Peña Labra y Peña Bistruey, especialmente entre el Puerto de Piedrasluengas y el Cdº de Sierras Albas. Las masas de aire forzadas a elevarse por primera vez en esos puntos, descargan cantidades ingentes de nieve..."

Para saber más en nuestro blog:
Grabado en piedra en 1713

Lo +visto el último año

El descubrimiento del carbón

Mahou

Curavacas

Piedrasluengas

El Santuario del “Carmen”

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más