Abundia Álvarez

«El descenso de natalidad y el cierre de minas están destrozando Cervera».
+Abundia Álvarez [Empresaria]

Abundia Alvarez nació en Pozancos, un pueblo cercano Olleros de Pisuerga. Nadie sabe su edad. Se levanta con el gallo y se acuesta con el Telediario de Mariñas. Pocas personas conocen el nombre de pila de esta mujer, que me recuerda sus historias. Su memoria es impresionante: «La madre de tu mujer era de Polentinos. El padre, Fernando, de Herreruela; Pepe, su primo, es hijo de Felipe, que vive en Bilbao ...
Una presentación similar a ésta que me hizo a mí puede hacerla con cualquiera de los que viven o vivieron en la comarca palentina. Mujer amable, agradecida, se desborda en recuerdos, cosa que ya ocurriera con alguno de los protagonistas anteriores, y sólo la confianza que se genera en el ambiente te da pie para que la conversación no se te pierda. Mantenemos la charla en un rincón del bar, con un chupito de orujo sobre la vieja mesa, mientras va y viene el personal. 
Cuando llego a la cita, acaban de salir una veintena de personas que, invitados a una boda de un joven de Tremaya, después de salir de misa, han venido donde "La Cascarita" a comer escabeche. Su abuela Lorenza hizo esta casa hace ciento cincuenta años.



Froilán de Lózar. CERVERA DE PISUERGA



-¿Cuántos años lleva regentando este local?
-Soy sucesora de Pío y llevo aquí cincuenta y cinco años vendiendo vino, bacalao y harina. (En este punto tiene un recuerdo para su marido, Valentín Sánchez).

-Tengo muchas cosas que preguntarle, pero hay una que no quiero dejar escapar, ¿cómo hacían la gaseosa?
-En el año 40 éramos fabricantes de gaseosa. Se hacía con agua del grifo saturada, un serpentín y un tubo de ácido. Eso lo ha hecho Valentln durante veinticinco años.

-¿También tenían fábrica de hielo...?
-Sí. Les compramos la máquina de hacer hielo a los sobrinos de Zurita, de Herrera de Pisuerga. Teníamos un depósito de nieve. Lo recogíamos en diciembre y enero, cuando nevaba, y nos duraba un año, hasta que volvía a nevar otra vez. Se metía con carros en un depósito y se aplastaba con pisones: Con compresores, agua salada y motores se congelaba en piezas que pesaban diecisiete kilos.

-¿Se acordará usted de Manolo Nestar?
-¡Manolo Nestar! Bebía aquí el blanco. Era amigo mío... Familia de Matìas Barrio y Mier, el que nació en la casona de Verdeña. Era corpulento, tenía minas en Areños. Un día fue a Santander y compró todas las entradas del cine. Tiene un sobrino, notario, retirado ya, Rodríguez Nestar, y una sobrina que vive aquí... Manolo Nestar sabía freir un par de huevos con billetes dé mil pesetas.

-Aquí viene mucho el personal a comer avellanas...
-Mira, las avellanas aquí, como en León la Virgen del Camino.

-¿Antes había secuestros y extorsiones como ahora?
-Aquí secuestraron a José González Tejerina y a su hermano Benito. Les secuestraron Los Campillos. En Celada de Roblecedo secuestraron a Laureano de la Hera, hijo de Froilán de la Hera. Pidieron un millón por Pepe y medio millón por Laureano...

-¿Vd cree que ahora se maneja más dinero?
-Sì... en el año 1940, ya vendía la copa de orujo a diez céntimos y el medio litro -"que se decía un jarrillo- a veinticinco céntimos.

-¿Hay algo que no sepa?¿Alguien a quien no conozca?
-Conozco a familias enteras. Clientes de allá que son de acá, Nombres y apellidos de abuelos, padres, nietos y bisnietos...

-¿Usted que conoce todos los entresijos del contorno, recuerda la Fonda de La Perniana?
-Esa la he visto abrir y crerrar... He visto abrir el Resbalón...

-¿Cómo eran las ferias de antes?¿Se vendía mucho escabeche?
-Las ferias duraban tres días. Venía la gente andando, se hacían doce ferias al año: San Antón, Domingo de Ramos, La Ascensión, El Corphus... ¡Eran todas inmejorables.!

-¿Cómo ve usted el futuro de Cervera?
-Cervera, en la época que te cuento, tenía mucho ambiente, porque cuando se hizo el Salto del Nansa pasaban por aquì los camiones que transportaban el cemento. Ahora es cuatro veces màs grande que cuando vine yo, pero los matrimonios no tienen niños: uno, dos, ninguno y Cervera está deshecha porque las minas han cerrado. No hay gente... No hay dinero....

 "Protagonistas de la montaña palentina."

Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

Guardo

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más