Los ojos que nos miran




Aquí les voy narrando, a mi modo y medida, el sentimiento hacia la Tierra de uno, que no es tan diferente a su pasión, lector amigo que me sigue, desde el momento en que soporta e interpreta lo que yo machaconamente voy deslizando en el papel con algún que otro altibajo desde 1981. No sé bien cómo denominarlo. Nadie me obliga a realizar este ejercicio periódico, donde caben denuncias y leyendas, emociones y recuerdos. Nada especial me aporta, salvo esa encendida emoción de verlo impreso, consciente de que su efecto durará unas horas y que otros tendrán ocasión de removerlo cuando pase el tiempo, para consolarse así de lo que atesoran y conocer un poco más la vida de los suyos...

En este pensamiento andaba entretenido hasta que el viernes, 4 de febrero, al abrir la página de la montaña palentina, me encuentro con un informe que ha dado a conocer "Ecologistas en Acción", sobre un estudio realizado por el periódico británico "The Guardian" y la revista cientifica "Nature": "San Glorio se encuentra entre los 26 santuarios ecológicos más amenazados de todo el Planeta, siendo el único lugar seleccionado de España".

El proyecto de una estación de esquí en San Glorio lo equiparan allí con la tala indiscriminada de árboles en la Amazonia (Brasil), las cacerías furtivas del tigre en Rusia, la explotación hidráulica en Turquía, el descontrol sobre la pesca industrial en Reino Unido o la pesca del tiburón en Indonesia...

A la vista de tamañas comparaciones, yo ya he dejado de creer en cálculos y ensayos, mucho más cuando hasta el día de hoy, ningún diario ni revista que se precie ha puesto sobre la mesa una solución real sobre el endémico mal que pesa sobre estos lugares. Es evidente que ustedes van a seguir aferrados a esos informes avalados por no sé cuántos y prestigiosos tribunales. Y yo no se lo voy a poner difícil. Basta con que me contesten con seriedad a esta pregunta: ¿Conocen aquellas eminencias esta tierra? ¿Y ustedes la conocen?

¿Por qué se empeñan en argumentar sobre una tierra donde ni nacieron, ni vivieron, cuando tampoco pueden hacer nada para evitar su muerte? No tiene nada que ver San Glorio con el resto del mundo. Y muy poco dice esa semejanza de esos medios que la hacen pública cuando nunca hasta la fecha hablaron de ella.

Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

El descubrimiento del carbón

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más