Argumentos para una Asociación


Fue a primeros de noviembre de 2002, cuando Ricardo Cabero, empleado de banca y vecino de Palencia, me propone la idea de una Asociación que de un impulso a esta tierra. Soy consciente del rechazo que aquí provoca esa palabra, y así se lo confieso. La motivación surge a raiz del enfrentamiento del pueblo con un vecino nuevo, que hace suyos unos centenares de metros, ante la carencia de papeles que demuestren la propiedad del municipio y la pasividad del alcalde del Ayuntamiento. En un Concejo que se celebra a finales de Julio de aquel año, donde no faltan amenazas e insultos, los mayores del lugar recuerdan la utilidad que se le dio a aquellos terrenos durante años bien como bolera o como aserradero.

En las primeras reuniones de la Asociación Fuente Cobre, cuando poníamos sobre la mesa situaciones e historias que estaban demandando la atención de los pueblos, se hablaba entre otras cosas de la recuperación del folklore; de una escuela de la Naturaleza en el Valle de los Redondos, para estudiar y familiarizarse desde temprana edad con un entorno tan lleno de contrastes; investigación del Castro Celta de Herreruela de Castillería (prospección que viene realizando la Junta de Castilla y León); contacto con varias empresas embotelladoras de agua, y cuya instalación en la zona ha peligrado por el abuso y la insolidaridad de algunos propietarios de las fincas que pretendían obtener hasta ocho veces su valor, asunto que abordaré en su momento y, en fin, rutas de los chozos, rutas de los roblones...etc.

Todo eran proyectos interesantes y siguen siéndolo, en la medida en que seguimos comprometidos buscando respuestas y atenciones, de una administración regional que creyó cumplir su cometido por el simple hecho de nombrarnos Parque Natural.

En la última reunión, celebrada en Verdeña a mediados de Agosto, Emiliano Vega, que pasa el testigo a Luis Angel , hace referencia a ello en varias ocasiones: “Parques Naturales de título, no”, “Nos quieren como Parque sin invertir ni un duro”.

Al llegar al punto de ruegos y preguntas, una vecina de Urbaneja se interesa por la promoción turística de nuestro Pantano de Requejada, a sabiendas de la utilización y el estímulo que opera el de Ruesga. Se hace mención también al pasotismo de Medio Ambiente: cuadras cuyos desagües van directamente al río, torretas de luz situadas en mitad de los pueblos con el consiguiente peligro, presupuestos del habitat minero que van destinados a pueblos y zonas que no tuvieron minas; la prohibición de echar a andar Parques Eólicos que llenarían las arcas de los depauperados ayuntamientos; malos accesos para observar el Parque, dificultades para ver las distintas cadenas de televisión, desplazamiento de los enfermos que necesitan una extracción de sangre... y muchos asuntos más que iré abordando en este nuevo curso.

Debo decir y agradecer el interés que ha despertado nuestro movimiento en la zona norte. Llenar una sala con doscientas personas para ofrecer una visión de la realidad y pedir ayuda y compromiso, en una población que escasamente pasa de quinientos, es para nosotros un triunfo.

Aquellos que dudaban, aquellos que querían ver como Santo Tomás antes de formar parte de ella, quienes nos ven como enemigos porque pedimos asímismo el respeto a la propiedad ajena, los que miran para otro lado cuando llegan a nuestra altura, ya están viendo la luz de la iglesia, pronto verán la embotelladora de agua, y el que tenga ojos u oídos habrá sentido la fuerza que se empieza a ejercitar desde todas las alcaldías del norte para modernizar el trazado que nos comunique con Cantabria.

Y pasen, señores, que no llevamos cuenta de sus miedos ni de sus negaciones. Aquí siempre serán bien recibidos.

Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

Guardo

Usamos cookies que recogen datos sobre sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más