El Día de la Región

En un marco incomparable -como dirían los viejos cronistas- se celebró el pasado fin de semana el Día Regional del Turismo en Cervera de Pisuerga. La plaza se quedó pequeña y la deficiente megafonía, apenas hizo llegar el mensaje de los oradores a las primeras filas de paisanos que, procedentes de todos los rincones de la comunidad, venían a empujar aquellas palabras de esperanza en boca de Jesús Calleja, el famoso montañero de la Cuarta, que trajo a colacción, una vez más, el asunto de San Glorio. "En los Alpes (Suiza), han sido capaces de crear una fuente de ingresos económicos con los deportes de invierno, manteniendo un respeto y un equilibrio por la naturaleza dignos de admiración".

No voy a caer en formulismos, incluso después de ver luciendo en varios pueblos de la parte leonesa, pancartas en apoyo a una estación que se resiste. Tal vez se quede en un sueño para toda la vida, como la carretera que nos mete en la comunidad vecina, que eso sí que es una vergüenza regional y nacional que no parece importarle a nadie. Esto viene a colación por las palabras que debió pronunciar la Consejera y que hacían referencia a "la necesidad de crear un producto turístico que incluya servicios y alojamientos de calidad." Lo primero y más urgente es dotar a estos pueblos de unas carreteras decentes, para que vengan los de fuera y no se acaben marchando los de dentro.

No basta la promoción verbal hacia el Románico o el Patrimonio Natural que atesoramos. Es preciso que quienes rigen los destinos de esta Comunidad se dejen de carantoñas con el Oso Pardo y pongan manos a la obra como están haciendo nuestros vecinos cántabros por la parte de Ojedo.

Como no me llegaba el sonido, mientras gesticulaban los distintos invitados de honor, observé cómo se congregaba la turba en el stand de Valladolid, el único que repartía pastas. Y no me sorprendió para nada la eximia promoción de León, la tierra del pregonero estrella.

En algo si estoy plenamente de acuerdo con Calleja, donde dijo: "...si se ven hormigas las sortearemos para no pisarlas, pero primero son las personas... y eso está por encima de todo".

Lo +visto el último año

Pueblos desaparecidos y despoblados (II)

El Santuario del “Carmen”

Guardo