CERVERA, POLENTINOS, PERNÍA Y CASTILLERÍA, Froilán de Lózar (3ª Edición)

Mostrando entradas con la etiqueta Temas candentes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Temas candentes. Mostrar todas las entradas

10 de febrero de 2017

Borradores peregrinos

Un día más me presento ante ustedes con este borrador de carretera comarcal que se nos ha atascado. Lleva cuarenta años en proyecto de la administración regional, lo que viene a dar fe de la situación de alejamiento, despoblación y dejadez que padecemos. 

Lo que viene a certificar que estamos condenados.




Hace ahora dos años, los regidores de Cervera, La Pernía y Polentinos remitieron una carta a la Consejería de Fomento, recordando el estado de esta importante vía de comunicación, sobre la que ya se había realizado una pequeña pero insuficiente actuación unos años atrás, dejando señalizado el puente de Vañes y con un lamentable resultado en otras zonas que necesitaron un reforzamiento del firme. Los regidores, desoyendo ese refrán del ritmo que llevan las cosas de Palacio, escribieron al Consejero Antonio Silván para que se incluyese una partida de dinero en los presupuestos de 2015 y así culminar la reforma de esta carretera, para que se reactivara un poco la vida de sus pueblos y tomara sentido el turismo que desde otras instancias se está publicitando.

Urbano Alonso, el regidor entonces de Cervera y miembro de la diputación provincial lo resumió de esta manera: «Nos han dicho que aún falta algún permiso y que a día de hoy se está trabajando en el proyecto de terminación de la carretera que es fundamental para toda la Montaña Palentina, y además que nos comunica con Cantabria.  Es muy necesaria para las personas que habitan en nuestro municipio, el de La Pernía y Polentinos, y también desde el punto de vista turístico.» Juan Vicente Herrera declaró en Cervera de Pisuerga en 2010 la importancia de las infraestructuras para el desarrollo rural. Pero los representantes de estos municipios se quedan de piedra al darse cuenta que no se incluye en los presupuestos ninguna partida para su conclusión. Quiero decir con esto que, todo, hasta las palabras del presidente regional, me parecen palabras huecas, promesas baldías, olvidos que se repiten y nos abocan más y más al pesimismo.

Si tan importantes son las infraestructuras, algo falla, alguien miente, porque siete años más tarde todo sigue en proyecto. Llevamos más de 10 años con líneas amarillas y no hay auspicios de un cambio. Quien no cuida el camino para llegar a estos últimos pueblos, demuestra el escaso interés que para ellos tienen las rutas y edificios que atesoran y, sobre todo, lo poco que valoran a las personas que nos legaron estos rincones tan hermosos.

Para la sección "La Madeja", en "Diario Palentino", @Febrero 2017

LEER MÁS...

25 de noviembre de 2016

Camasobres, buena Posada

Todo va bien hasta que alguien recurre al daño gratuito, al daño por el daño. A mí me llegó la noticia, como a muchos de ustedes, de que Sanidad había cerrado La Posada de Fuentes Carrionas. Indagué un poco más y ya comenzaron a salir demasiadas irregularidades como para tomárselo en serio. Alguien había lanzado un bulo con la intención de hacer daño.



"A nosotros los cubanos nos enseñaron que la vida no es una carrera de velocidad sino de resistencia". - me dice, al responderme a todas esas dudas que yo tenía y que quise despejar presentándome un domingo en el establecimiento.

A Felipe, este cubano amable, también le llegan dardos envenenados, que de todo se guisa en esta tierra nuestra. Y cuánto daño gratuito se hace.

Esta casona, que fue en el siglo XVIII vivienda de los barones de la comarca de Pernía tiene un hermoso jardín que Felipe ha aprovechado para colocar una gran carpa.

Comenzó, como quien dice, de la nada, porque a pesar de todas las comodidades que se publicitaban sobre la Posada, era un lugar inicialmente concebido para convenciones, cursos y seminarios y, enseguida, su actual arrendatario le dio la vuelta, de manera que, sin olvidar las pretensiones de quienes lo abrieron primero (el 17 de octubre tenía lugar un encuentro de veterinarios), aprovecha el espacio para bodas y eventos.

No hace mucho, alguien bajó diciendo que se había intoxicado con algún alimento. Posteriormente, otros lo adornaron, asegurando que la intoxicación se produjo en una boda. Ya saben ustedes cómo corren las noticias, aprovechando otros para engordarlas, asegurando que hasta los empleados habían sido víctimas.

Incluso, se dijo que, el propietario había dado con la puerta en las narices a los mismos inspectores de Sanidad. Y es más, una cadena de radio de nuestra capital se hizo eco de aquello que no había pasado o que, en cualquier caso, no pasaba de ser un malestar sin importancia que ocurre de vez en cuando en restaurantes de todo el mundo, a pesar de ser cada vez más exigentes con el tratamiento y cuidado de los alimentos.

De la sección "La Madeja", en "Diario Palentino", @2016

LEER MÁS...

18 de noviembre de 2016

¿Alguien escucha?

El pasado mes de octubre tuve la ocasión de conocer personalmente y saludar en San Salvador a la parlamentaria socialista Mari Luz Martínez Seijo, que se ha movido por el mundo, pero que no ha olvidado la montaña palentina, desde su ejercicio como profesora en el Claudio Prieto de Guardo y afín a las propuestas de Pedro Sánchez.




Pero más allá de la rocambolesca lucha que ahora libra el PSOE, me interesa destacar aquí su preocupación constante de la situación que padece nuestra montaña palentina, exponiendo en el Congreso de los Diputados nuestras cuítas, que otra cuestión será que alguien la oiga y la responda y comience a desentrañarse un poco esa encrucijada que ahora libra la empresa Aguas de Lebanza.
Fuentes de Lebanza, envasadora del agua mineral que nace en la localidad que lleva su nombre, una de las mejores aguas de España -según el reportaje de la OCU que ya he comentado en otras ocasiones-, inició su actividad en 2008 con una plantilla de 18 empleados y un importante desembolso de la Junta de Castilla y León, que ahora parecen dar el asunto por zanjado y el dinero por perdido.

Aunque en los restaurantes de la zona se sigue sirviendo Agua de Lebanza, que a mi particularmente me encanta -a saber cómo se produce si está en concurso de acreedores desde 2012- la actividad está pendiente de la última oferta de una empresa con sede en Arabia Saudí, Marketing Plus Trading por una cantidad que supera los dos millones de euros.

Y el asunto está detenido porque, entre los acreedores de la empresa, se encuentra la Tesorería General de la Seguridad Social que desestima la operación al considerar que la venta supone una sucesión empresarial.

Quienes hacen la vista gorda para los corruptos que, a nivel nacional se van sucediendo sin descanso, no admiten el impulso de unos nuevos gestores que traerían, sin dudarlo, un buen pellizco de alegría a esta tierra nuestra tan atribulada por la caída de población.
¿Donde están los parlamentarios castellanos que invirtieron 7 millones de euros en esta fábrica y no se preocupan de desbloquear lo que puede mantener la población? ¿Alguien escucha?.

De la serie "La Madeja" en "Diario Palentino", @2016

LEER MÁS...

11 de noviembre de 2016

¿Quién manda qué?

En agosto de 2005, un bloguero muy conocido se dispuso a recorrer buena parte de la provincia de Palencia, desde Carrión de los Condes hasta Aguilar de Campoo, donde se suma a los cursos que realiza la Fundación Santa María la Real y, en una iniciativa de puertas abiertas, puede tomar, sin impedimentos, imágenes del interior de Santa Cecilia con el fin de mostrarlas después en ese blog sobre el románico que administra.




Allí queda patente su enojo:  "¡Que diferencia con lugares como San Andrés del Arroyo, Rebolledo de la Torre o Santillana del Mar, donde un energúmeno, que lamentablemente debe de ser sacerdote del templo, además de gritar atronadoramente a quienes alzaban cámaras de fotos, azuzaba hacia ellos al guarda de seguridad de una empresa privada contratado a tal efecto... ¿Esta es la casa del Señor?. Insisto en mi particular cruzada contra ellos: Déjenlos en "su paz", no los molesten. No vayan. No los subvencionen."

No hay un término medio. A lo largo de los años, uno se encuentra con obras de arte caídas, fábricas de admirable acabado que hasta los más implicados en el arte abandonaron a su suerte, sin entender bien a qué obedece su actitud o, vienen a despertarnos con historias como la que denuncian los "Vecinos por Liébana" el pasado mes de agosto, donde la sacristía de un edificio histórico de Espinama se rellena de hormigón para construir un aparcamiento: "Pretender gestionar lo público sin tener un mínimo conocimiento del funcionamiento de la cosa pública o, sin hacer uso del personal del Ayuntamiento que resuelve este tipo de dudas, resulta cuanto menos peligroso para el conjunto de los ciudadanos".

Y se lamentan de la imagen nefasta que están dando nuestros representantes al mostrarse incapaces de cuidar de nuestro patrimonio. Algunos sacerdotes imponen su criterio al margen de lo que estipule, en nuestro caso, la Junta de Castilla y León, encargada de intervenir en su conservación, de manera que, en ocasiones, ni la administración ni los administrados aciertan a saber hasta donde llega su función y si todo vale para los turistas que vienen a disfrutar de nuestro patrimonio natural y cultural.

De la sección "La Madeja" en "Diario Palentino" @2016


LEER MÁS...

28 de octubre de 2016

Tiempos convulsos

Vivimos momentos convulsos en todos los aspectos. Y basta sentarse en un banco del parque, observar el lento peregrinaje de personas a las que apenas conocemos, que son vecinos, que viven a nuestro lado, que van y vienen, para concluir que el mundo es un perfecto desconocido de sí mismo.



Yo me llevo disgustos por las mismas cosas que se los llevan los demás, pero también por el desinterés que veo en la promoción de nuestra tierra. Una gran mayoría pasa olímpicamente, si acaso saca a pasear la lengua para mostrarse insatisfecho con todo lo que ve, con todo lo que procuran enseñarle los demás.

La culpa siempre es de los otros. El ya contribuye con lo que puede, que de momento es la crítica y el entorpecimiento del trabajo de quienes dedican sus ratos libres a impulsar esta bella cantinela, para que protesten los demás, para que se caigan si es preciso, para que no se levanten con un poco de suerte... Y luego vuelta a empezar, sin dejar resquicio para nada más que la defenestración y el descontento.

Y lo cierto es que no tiene uno por dónde cogerlo, porque ahora todos gozamos de una fina sabiduría que nos da riendas para meter la puya aunque no tengamos ni pajolera idea del esfuerzo que hacen los demás por agradarnos.

Quienes interpretan los distintos Organismos vienen a exponer los próximos proyectos. Pasan unos años y como no se hizo nada de lo que prometían, vuelven otra vez a reiterar sus plácemes. Y así una vez tras otra. Esto no tendría importancia si no pasara el tiempo, porque no queda otro remedio que seguir aferrado a los caminos y utensilios que a uno le sirven para avanzar y uno advierte que los caminos son muy cortos, están llenos de trabas a propósito. Trabas que no te matan pero que te dejan bien ajustado el acto de vivir.

Quiero aclarar que a mí no me pagan por opinar, ni van a tener en cuenta mi entrega quienes están preocupados por la dejadez de los poderes públicos, que viene de tan atrás y que a mí eso no me importa.

Yo me tracé un camino al margen de alabanzas y reconocimientos y creo que mi función, si alguna tengo, es insistir, que algo siempre queda de bueno.

De la sección "La Madeja" en "Diario Palentino", 2016

LEER MÁS...

14 de octubre de 2016

Desolación, eso es la Cosa

Se airea mucho sobre la despoblación de Soria, pero Palencia no es ajena a esta debacle. Antonio Carrillo, en un reportaje reciente para el Diario de Soria, vuelve a tocar el drama de la despoblación de tantos pueblos, fijándose en 114 municipios de Soria que no llegan a los 100 vecinos y asegurando que Guadalajara y Burgos son el epicentro de la despoblación, en el primero donde 168 consistorios no llegan a agrupar a un centenar de ciudadanos y en la vecina Burgos porque es la que lidera la tabla de municipios con menos de 100 habitantes en nuestra comunidad.




Y ciertamente, su exposición no deja resquicio para la esperanza.

En una provincia donde el número total de ayuntamientos asciende a 183, 114 municipios sorianos no llegan a los 100 vecinos según las últimas cifras del padrón registradas por el Instituto Nacional de Estadística. Eso acrecienta la sensación de vacío, el agotamiento de un mundo rural que un servidor ha defendido sin desmayo.

Esta sinfonía, además de congelar nuestras esperanzas y casi de anularlas por completo, conlleva la trampa de que los distintos Organismos enseguida les aplican el criterio poblacional para acotar las subvenciones que pudieran ayudarlos a salir a flote.

Aunque el periodista no nos cita, tengo reciente y no hemos llegado todavía al ecuador de la situación en la que se desenvuelve nuestra montaña desde hace varias décadas. 170 pueblos donde sólo Aguilar mantiene un poco y tiende a subir la población, por el empuje de sus fábricas. Si exceptuamos a Guardo, Velilla, Santibáñez, Castrejón de la Peña, Cervera de Pisuerga, Barruelo de Santullán, más de un centenar de pueblos no llegan a los 80, muchos ni a los 40 y algunos, como Los Llazos, Areños y Casavegas se debaten en una larga y lenta agonía.

Asistimos a una especie de teatro, donde los pueblos se exponen como actores, sin que, quienes acuden a la función puedan hacer nada por ellos pues todas estas comarcas asisten al fin de su actuación, donde no faltan espectadores (políticos) que prometen la solución y actores (habitantes) que visto lo que hasta hoy se hizo, no se lo creen y emprenden un viaje sin retorno hacia otro escenario que, si bien, no tendrá la misma calidad del paraíso, les ayudará a concluir su obra con una atención y unos servicios mínimos.

De la serie, "La Madeja", en Diario Palentino, 2016
Imagen: Pumar59

LEER MÁS...

7 de octubre de 2016

El caballo de batalla

La despoblación preocupa a todo el mundo. Putin, presidente de Rusia, declaraba hace poco que detener la despoblación de la región del Lejano Oriente de Rusia es una de las principales prioridades del país.



En nuestra comunidad también preocupa seriamente esa batalla que unos y otros se cuestionaban hace unos días en las Cortes, saliendo a relucir un plan específico de 80 millones que no se han puesto en marcha, como con tantas otras cosas viene sucediendo.

Porque en esta farándula de los parlamentarios no hay una apuesta firme por dotar a los pueblos de medios y servicios, y más que eso, una apuesta por mejorar y defender los que tenemos. ¿Qué pasa con la Sanidad? Una visita médica semanal a pueblos como San Salvador o Polentinos. En cambio, por ejemplo, se gastan un montón de dinero en adecentar el cuartel de la Guardia Civil, y cuando necesitas de un agente tienes que ir hasta Herrera porque hasta el cuartel de Cervera, donde se han gastado otra porrada de millones está cerrado para lo más elemental. Priorizar, se entiende, darle salida en primer lugar a aquellos asuntos que nos preocupan más, por la edad de la población y por la distancia que nos separa de otras localidades.

"Vivo en un momento ilusionante, -explica Charo Cordero, la presidenta de la Diputación de Cáceres- que nos lleva a priorizar desde Diputación el desarrollo rural, actuando en cada comarca a partir de sus recursos específicos".

Todo está bien siempre que de las declaraciones pasemos a los hechos. Para empezar, no hace falta que se me vayan todos por los cerros de Úbeda, que si gestión del paisaje, que si innovación social, que si conexión entre sectores productivos y de servicios... Que ya se andará eso también. Seguro que, si el médico acude a la consulta de estos pueblos más a menudo, cada dos días en vez de cada siete, ya estamos sembrando para que venga gente y para que los que viven aquí no se vayan a otro sitio. Es decir, ampliar y mejorar ese servicio, no añadir un servicio nuevo. Por otro lado, tendría que motivarnos más el que hace cosas, ahí está en San Cebrián de Mudá, un pequeño pueblo de nuestra montaña, la Reserva del Bisonte Europeo. Ello nos trae turismo, que es otra forma de mostrarla y potenciarla. Eso supone esfuerzo y ahí se desarrollan si se fijan, todas esas chuminadas que definen los técnicos.

De la sección "La Madeja" para "Diario Palentino", 2016


LEER MÁS...

16 de septiembre de 2016

Quítense la venda de los ojos


Mi enfado reside en la ocultación parcial de la noticia, de un medio  en el que colaboré durante años, páginas enteras que pueden consultarse en las hemerotecas, historias y entrevistas a personajes de la montaña palentina, basándome en el principio que ha guiado mis pasos desde que comencé en esto y donde, lógicamente, no hay cláusulas de ningún tipo, ni se pactan condiciones económicas con nadie, salvo rescatar del olvido al que parece condenada nuestra tierra. 

Se dice, sí, que los libros sobre nuestra historia son los más vendidos y se cita a otros autores entre los que se encuentra mi amigo Eduardo Gutiérrez con un lujo de libro, es verdad, "Dentro de mi mochila", que recorre el románico y el arte palentino. Otro libro que está hecho con el esfuerzo privado y que procura el conocimiento artístico. Lo mismo que tantas otras guías y libros de tantos otros autores marginados. 

En cambio, promocionan y de qué modo, tanto el citado medio como la Diputación de Palencia, un libro de 40 rutas, porque aquella Institución considera que es más importante dar a conocer la montaña subiendo a sus cumbres (que a ver si los que vienen a escalar son más que los que vienen a comer y pasar un día al aire de estos lugares), que recoger, como es nuestro caso, toda la historia, la de todos los pueblos que la forman y arriesgarse autor y editor en la ingente labor de promoción y venta, para que todos los que vengan, de manera especial todos los palentinos, puedan conocer un poco mejor los pueblos y los ayuntamientos a los que pertenecen, con sus historias, con su románico, con su gastronomía, con la belleza del paisaje, con interesantes propuestas de rutas y visitas. 

No señores, no. Siguen haciendo mal las cosas. No apoyan del mismo modo a quienes nos hemos gastado una vida entera en dar a conocer al mundo la historia de nuestra montaña palentina. Pero, ¿a qué estamos jugando? Se supone que ya hemos pasado con éxito las barreras que se citan de odios y de envidias y nos unimos para interpretar y difundir, todos a una, la canción de esta montaña que no es mía ni suya, coño, que es de todos, y a esa cantinela hemos de ceñirnos con el convencimiento de que se trata de una de las más bellas canciones de la Naturaleza.

De la sección "La Madeja" en "Diario Palentino", 2016

LEER MÁS...

14 de septiembre de 2016

Entre las palabras y las mil imágenes

Después de tantos años matizando la historia, agarrando la historia de los nuestros y prolongándola en la medida de nuestras posibilidades, siempre hemos querido vislumbrar ciertas notas de color en el horizonte. Ilusionado ante la gran cantidad de proyectos nuevos que han surgido, con la mejor intención, le doy la vuelta al cartel que hace meses colgaba de otra ventanilla Germán Burgoa: “Entre la imagen y las mil palabras”, con el propósito de remover ese silencio que a veces se hace tan largo como los kilómetros que nos separan de Palencia. El autor que cito, plantea nuestra evolución y nuestra desventaja en un tono político, como miembro de un Ayuntamiento del norte provincial, y baraja la riqueza del sur, frente al abandono sistemático del norte.



La imagen es el todo. Se pueden argumentar cien mil historias, donde se refleje el modo de vida, las preocupaciones, las costumbres… y, sin embargo, todos los discursos con sus bondades y emociones pasan y sólo el paisaje permanece. Las efemérides nos devuelven los asuntos que quedaron pendientes en otras legislaturas y gobiernos y que los actuales gobernantes siguen sin resolvernos.
El Parque de la Montaña Palentina es lo más fácil que se ha hecho nunca.

Lo pensaron, lo escrituraron y ahora se repartirán nuestros vestidos, sin darle consistencia a lo más básico. De eso modo, no sólo se nos resiste la distancia, sino también los medios de transporte, las carreteras que prometieron restaurar unos y otros, los millones que vienen y van en los papeles como si se tratara de una apuesta; las minas a cielo abierto de piedra noble que valen para unos y para otros no: depende mucho del rango que tenga cada uno, y el color de los ojos, la simpatía, los modales. Si uno no causa buena impresión a quienes tienen el don de concedérselo, basta con poner delante al oso.

En base a una engañosa promoción eso es lo que los montañeses no verán en los libros: muchas fotos bonitas, muchos mensajes emotivos, sí, pero los asuntos fundamentales siempre a medias, en proyecto, en estudio. La noticia que hablaba de un hospital para Cervera, fue una especie de globo sonda, un sueño que contribuyó a un manifiesto de ilusión por parte de muchos montañeses que obviamente tenían buena excusa para creérselo.

El partido en la oposición, después de sabernos tantos años resignados, pedía hace unos días autorización para que nuestra gente pudiera acudir a las clínicas de Reinosa, y no sabemos bien si su proclama se hace a efectos de ganar más votos o si sienten realmente que ellos tampoco podrían levantar un hospital en el norte de la provincia.

¿Se convertirán los Senadores que han venido a Aguilar en sanadores? ¿Entenderán nuestros representantes que nuestro mundo rural necesita antes que Parque Natural, soluciones concretas? ¿Hasta tal punto se habrá resignado nuestro pueblo, que deje marchar sin una queja el poco aire fresco que nos llega?

La imagen es lo que a los ojos del exterior nos cura y nos disculpa.

El lamento es lo que no quisieran ver los Organismos, las Instituciones, los periódicos. Y es evidente que lo que el pueblo montañés necesita, más allá del mangoneo y de las réplicas, es que todo aquello que se nos prometió, se cumpla de una vez, cueste lo que cueste.

De la sección "Vuelta a los Orígenes" en "Diario Palentino".
Archivado en Impresiones y Temas Candentes, 1998.

LEER MÁS...

7 de septiembre de 2016

El túnel más cerca

Después de varios meses de ausencia, motivada por asuntos personales y familiares, que a todos nos reclaman en ciertos momentos de la vida, perdida casi la inspiración, abandonados un poco los proyectos de la Asociación “Fuente Cobre”, a la que ahora se unen el Comercio de Cervera y algunas comarcas próximas, vuelvo al rincón de estas páginas con la ilusión de seguir creando estampas de los bellos rincones de nuestra tierra, que siguen atrapando, cada año más, a gentes que vienen desde todos los puntos.



Agradezco las cartas de algunos lectores y la llamada del redactor Jorge Cancho, que conoce y aplaude la inquietud que me guía. Asimismo, agradezco el empuje de cuantos me siguen a través de Internet, con la reciente incorporación de Ilia Galán, compañero de estas páginas, a la web de la montaña palentina, en la sección que dirige mi gran amigo, el poeta y escritor navarro, de Barañaín, Alfonso Pascal Ros.

Frente a todas las noticias desatadas en estos meses de silencio, hay una que me llenó especialmente, y que incorporé de inmediato al boletín de nuestra Asociación. José Antonio Rubio Mielgo hablaba en el Museo de Ursi, de Aguilar de Campoo, de la necesidad de un túnel en Casavegas que nos comunique con la zona de Potes. A este respecto he de añadir que, hace un año, en un encuentro que mantuvimos con el Presidente de la Diputación, hacíamos alusión a la necesidad de un túnel, idea que, según el Pte. era vieja y estaba en los proyectos de la Institución. Cuando yo llego a mediados de agosto para asistir a la reunión que tiene lugar el día 16 en Polentinos, me entero de la enfermedad del alcalde de Potes, un hombre que había apostado fuerte por el proyecto. Con tanta ilusión lo han cogido los alcaldes de la parte de Cantabria y Asturias, que han aportado ya el dinero para el estudio de viabilidad, -hasta el propio Revilla-, el presidente de la Diputación ha hablado de ello y raro es el día que en prensa o radio no aparezca alguna referencia a este proyecto, que no deja de ser comprometido y negativo para grupos como “Amigos de la Tierra España” y la Asociación para la defensa del Patrimonio de Aguilar de Campóo.

¿Pero qué razones de peso van a exponer quienes desconocen (o las conocen demasiado y las silencian) las dificultades y las carencias de estos últimos pueblos de Palencia? “El proyecto —señalan en un informe— es además innecesario desde el punto de vista de la comunicación por carretera y no surge de ningún modo como una demanda de los vecinos de las regiones afectadas”. Nuestra Asociación, no defiende en modo alguno proyectos especulativos relacionados con el urbanismo y la construcción. Vuelvo a citar el lema que cuelga de nuestra bandera: “Por un desarrollo sostenido y armónico de nuestra zona, en el que, la mejora de la calidad de vida de las personas sea el objetivo primordial e irrenunciable”. Pero nuestro deseo de mejorar las vías de comunicación, cuyo pésimo estado comienza a vislumbrarse en el Puente de Vañes (me he molestado en tomar una serie de fotografías para que nadie se llame a engaño) no lleva aparejado ninguna propuesta de ningún sector. Por lógica, esas llegarán luego y no somos nosotros la parte que deberá restringir o ampliar la normativa que permita esas actividades que citan los grupos que se oponen.

Nos encontramos en un caso muy similar al túnel de Somport que, impulsado por el Gobierno francés y los habitantes del valle de Aspe, serviría para la rehabilitación de un área que malvivía en aquellos momentos (1994) repartido en 17 pueblos de entre 20 y 400 habitantes. Y allí, como aquí, iniciado el túnel, Alcaldes, Asociaciones ciudadanas y de Agricultores, representantes de pastores y comerciantes, con el entonces Ministro de Educación y presidente de los Pirineos Altánticos, Francois Bayrou, respondían indignados a los ecologistas ante las falsedades que dicen sobre el túnel, su impacto ecológico y su desarrollo vial. Allí, como aquí, el oso de por medio.Y aquí, como allí, esperamos, confiamos, estamos seguros del crecimiento y la salvación de una tierra que de otro modo, estará escribiendo, sin duda alguna, el final de sus días.

De la sección "La Madeja", en "Diario Palentino".
Archivado en "Temas Candentes", 10 Septiembre de 2005

LEER MÁS...

2 de septiembre de 2016

Cómo volver de Potes a Cádiz sin pasar por Piedrasluengas

Este curioso título lo deja el usuario de un foro, y bien podría servir para resumir el malestar de quienes utilizan a diario la carretera comarcal 627 para acudir al médico o al supermercado de las villas más próximas.  Me rio porque me viene como anillo al dedo la pregunta que hace otro internauta que quiere conocernos: "A parte de la distancia, ¿necesitaría instrucciones de conducción por la carretera?". 




En 2010, que ya ha llovido, y que me sirve para recordarle al señor Palomero, lo equivocado que estaba con respecto a la conclusión de las obras de mejora de esta vía, el presidente de la Comunidad en una visita relámpago aseguró que "la inversión sería importante" y "la licitación se produciría antes de que concluyera el año".

Juan Vicente Herrera hizo alusión, además,  a la firma de un convenio de colaboración con el Gobierno de Cantabria para que los habitantes del norte palentino utilizasen el hospital de Reinosa. Todo se quedó en pequeños conatos e intenciones. El dinero se fue para otra causa.

El año 2013, la Junta adjudicó en 10,1 millones de euros el proyecto con el que se intervendría en 29 kilómetros de la vía. La duración estimada para ejecutar la citada obra sería de 39 meses. "Actuación muy demandada en la comarca norteña", se cansaron de prometer y prometer, para caer después en el olvido.

En 2016, el consejero actual de Fomento, promete sendas actuaciones en varias carreteras, entre ellas, la eterna comarcal 627. La señora Armisén, de la Diputación provincial, actúa como testigo y señala la importancia de esta carretera para el turismo y para la gente que vive aquí. Todo esto viene a demostrar que les importamos un carajo.

Aunque procuraré matizarlo en un próximo artículo, voy a resumir en tres la situación que padecemos:
Uno, que la palabra ya no vale nada; dos, que los cargos públicos echan de vez en cuando flores al viento, porque saben el atraso que esta situación nos está generando en todos los aspectos. Y tres, que no cabe duda que algún año lo harán, nos imaginamos, pero ya nos habremos muerto todos los que tantas veces anduvimos por ella, porque era el paso de carretera más importante entre Cantabria y Palencia, porque no había otra, porque no teníamos más remedio.


@De la sección "La Madeja" para Diario Palentino.


LEER MÁS...

20 de julio de 2016

El hospital de Reinosa

Con un cuchillo se afila otro cuchillo. La Autovía del Cantábrico les va a acercar la Sanidad a los palentinos y burgaleses del norte, según se desprende de las declaraciones de Rafael Sebrango, que preside la Asociación para la Integración de Cantabria en Castilla. Según sus palabras, “el edificio debería ser íntegramente financiado por el Estado, al tratarse de una infraestructura interregional”.


Lo que no dicen los políticos y promotores involucrados es si estos términos tan amplios que se utilizan para obtener cuantiosas subvenciones, se tendrán en consideración a la hora de dispensar esos servicios en el extrarradio. Me explico. Todos los pueblos cuentan a la hora de pedir votos para favorecer a un candidato, no importa lo alejados que estén, ni los habitantes que tengan, pero cuando esos candidatos llegan a la poltrona, les cuesta horrores lo de arrimar el hombro para asfaltar la calle de un pueblo que apenas tiene gente. Del mismo modo, si se hace el acuerdo, y todo parece indicarnos que así será, sería conveniente desterrar la letra pequeña, las excepciones, los apartados que siembren algún tipo de duda.

Que ese autentico y soñado hospital no se entienda solo por la parte que le toca a todos los pueblos de Cantabria, es mas, que se borre lo del atributo (comarcal) e implicándose los gobiernos de ambas comunidades sirva a todos los efectos para quienes viven y trabajan en esos lugares a los que ahora se pretende beneficiar.

Ahora ya nos va quedando claro, que lo de Cervera es un Centro de Salud, como será lo de Aguilar o lo de Guardo. Que los habitantes de Guardo y de la Peña, seguirán dependiendo a todos los efectos de Palencia y los de La Braña, La Pernía, Aguilar o Cervera, el norte de Palencia, podrán elegir la opción de Reinosa, a quince minutos de distancia. Para sostener el mantenimiento de un hospital, hace falta un volumen de población que Reinosa y los pueblos limítrofes no alcanzan, porque lo más sencillo es construirlo. ¿Alguno se acuerda de nuestras aspiraciones hace unos pocos años por ver puesta la primera piedra del hospital de Cervera? Aquello fue un camelo, tarde lo hemos asumido, porque los pequeños desde siempre, salvo raras excepciones, ya no cuentan.

Antes, el Gobernador de Cervera solía mediar para levantar alguna escuela en algún pueblo. Lo mismo que Felipe Calvo, que ponía su granito para conseguir el asfaltado de alguna calle, y en último caso, la intervención de Mañueco que sirvió para sacar a las afueras de Cervera el Centro de Salud. Ahora ya no tenemos mediadores.

Los pobres se conforman con las migajas y eso fue lo que nos dieron. Entre unas y otras cosas, ya hemos perdido la esperanza de ver crecer más nuestros pueblos.

Y quienes firmen los acuerdos tendrán que aclarar bien los términos, porque ni las palabras de Miguel Angel Revilla nos tranquilizan. El Presidente de la Comunidad vecina, que nació en Polaciones, a dos pasos de nuestra provincia, declaraba en un medio de Internet que la autovía supondrá un pelotazo y servirá para hacer realidad el lema tan conocido de “Santander, puerto de Castilla”. Y sí, lo del hospital es una realidad, pero nuestra dependencia de ese hospital cercano sigue siendo un sueño; en palabras del presidente cántabro, una polémica.

Imagen: Lahoz López, arquitectos
Sección "La Madeja", en Diario Palentino, 24 feb de 2007

LEER MÁS...

13 de julio de 2016

El camino que no va a ningún sitio

Esta carta es importante, porque la escribe el alcalde de un pueblo. Jesús González Ruiz, es el regidor de San Cebrián de Mudá y se atreve a decir que nos encontramos en un «Camino que no va a ningún sitio». Él más que nadie debe saberlo. Trataré de contestarle en un próximo artículo.



Carta de Jesús González Ruiz


«...Cuando un pequeño y mediano empresario intenta quedarse a vivir en su pueblo de la Montaña, cuando además intenta montar una pequeña empresa, comienza un camino de burocracia de intereses creados, de no ayudarle ni facilitarle ... comienza el camino a ningún sitio.

...Cuando esta estúpida modalidad de desarrollo comienza a activarse ante un proyecto, cuando los informes de técnicos que no conocen ni la realidad ni las formas y mucho menos la problemática de la despoblación que sigue el cumplimento exacto de una ley que no protege al poblador, continuamos con legislación sectorial que no ofrece garantías al personal que vive y padece este modelo cruel de desarrollo, entonces, en ese momento... comienza el camino a ningún sitio.

...Días, meses, años de papeles y de visitas a funcionarios que te dicen: ¡lo siento, pero esto es así!. Informes y más informes de un lugar que tu conoces a la perfección y que cuando lees lo que allí pone te avergüenzas de pertenecer a un territorio como el que te dibujan, entonces en ese momento comienza el particular calvario de proyectos que yacen en el limbo de los injustos.

...El camino a ningún sitio continúa en tu Ayuntamiento donde se aplica un modelo de desarrollo que no coincide ni tan siquiera en lo básico con tu idea de pueblo. Alcaldes, pedanías, todo se pone en contra de tus ganas de vivir en tu pueblo, aunque parte de ellos voten a favor de cambiar una ley que favorecerá a otros más ricos y que se presenten a defenderla allí donde nunca defenderían a su pueblo y seguimos caminando.

...El deambular por despachos en ese largo camino, posiblemente para un emprendedor de pueblo acabe porque sencillamente nadie pensó en el problema, sino en la acérrima y cruel burocracia, ese camino acaba con la muerte del proyecto y con un vecino emigrado. Algún avispado dirá…… ¡eso no ocurre siempre!

...Que diferente es el trato a las grandes empresas, cuanto dinero les damos ¿verdad? Sin problemas, ellos tienen diseñado el camino político y por ende el social, como se aprovechan para conseguir apoyos de gentes que nunca han leído… por ejemplo el PORN, como se cambia la ley para los ricos, sin problemas y con el consentimiento de los pobres, por ejemplo el gran proyecto de esquí en la Montaña, como se va cambiando la burocracia, incluso a los que les ha ido mal en lo personal….

Admiten que se cambie la ley para que quepa una cosa que antes no cabía, cuanto dinero del Miner a empresas que ya no existen o se están marchando o un día se marcharán porque su principal preocupación no es el territorio si no lo que pueden explotar de él… que diferencia ¿verdad?

El pobre del territorio que se queda aquí por raíces o por que simplemente quiere a su pueblo, despoblado pero su pueblo,  inicia el camino a ningún sitio; los otros son visitado por alcaldes, políticos y…….. que no les falte de nada».


Título original:
Cartas: sobre los favoritismos
Sección "La Madeja", en "Diario Palentino", 1 de Marzo de 2008

LEER MÁS...

15 de junio de 2016

El engranaje que nos mueve

El mundo se mueve. Lo mueven millones de engranajes pequeños que por si solos pasan ignorados ante la inmensa mayoría. ¿Quién sabe que existe, por ejemplo, un lugar que se conoce como la ruta de los pantanos?. ¿Quién ha oído alguna vez hablar de "El Golobar" o de "Las Tuerces", o de un pueblo llamado Polentinos?.



Ya no voy a referirme a las Villas romanas de La Olmeda o Quintanilla de la Cueza, o a la Cueva de los Franceses y a tantos otros lugares por los que Palencia bien podría tintinear en la conciencia de todos y cada uno de los ciudadanos de este mundo. No, no se escandalicen. No me miren sorprendidos. ¿Conoce Pablo Zuazua, el director del Parque Natural, toda la belleza que florece en los puertos de Pineda o en las Sierras de Alba?¿Ha visto amanecer en Peñalabra?¿Ha subido a algún punto (el Cueto de San Salvador, el Cueto de Herreruela...) desde donde puedan verse los pueblos, valles y pantanos? Tal vez si, tal vez a medias. ¿Sabe Guillermo Palomero que en Herreruela de Castillería hay auspicios de un lugar prerrománico, o vive exclusivamente para preservar los caminos al oso pardo? Tal vez pueda explicárselo Cristina Lión, adjunta al Patrimonio cultural de la Junta de Castilla y León a quien hemos puesto en antecedentes, o Rubio Mielgo, Diputado de Turismo, o Rafael Martínez González, responsable del departamento de Cultura de la Diputación.

Si en Palencia no hay conciencia verdadera de lo que tenemos, ¿cómo vamos a pedirle al resto del mundo que venga a disfrutar de nuestro paisaje o de nuestra gastronomía?

Para defender algo con pasión hay que estar convencidos. Y desde mi convencimiento absoluto, aprovechando todas las pequeñas posibilidades que se me brindan, he vivido y viviré reclamando atención para esta tierra. Hoy hablo de ello con mas tranquilidad, pues se que no estoy solo. El movimiento que nace es imparable, los proyectos muy serios y hay confianza en rellenar muchas de las lagunas que las autoridades locales se han limitado a bordear. Hay una frase que hemos vuelto a encontrar este verano en los despachos palentinos: "Con ese alcalde no hemos tenido problemas. ¡No ha venido! ¡No ha pedido nada...!  Entonces parece que todo está en orden, que cuando no se pide es que no se necesita, o que cuando se devuelve el dinero, es que no hay en el horizonte proyectos importantes.

Personalmente, he de confesar mi gran ausencia en todo lo concerniente a Guardo. Algo leo, algún movimiento percibo, pero me da en las venas que es un pueblo muy grande que no mete el ruido que debiera. Y mira que hay historias escondidas, bien lo sabe mi amigo y corregidor Jaime García Reyero, que ha colocado en las librerías un ejemplar de 610 páginas sobre la historia de ese confín de la montaña. Jaime, que tiene un pie en Alar del Rey, por sus raíces, es un personaje popular de Guardo, gracias a sus iniciativas culturales y literarias. Jaime es un engranaje diminuto de la gran rueda que con tanto esfuerzo mueve la historia de estos pueblos. Pero, si usted pregunta a muchas de las personas que allí viven, seguro que todavía ignoran su nombre, la ilusión que depositó en el Concurso Internacional de Cuentos, el alcance de las actividades desarrolladas por el Grupo Literario y la defensa encorajinada que hizo siempre de esta villa a efectos del reconocimiento de su nombre y de todo aquello que resulta casi imprescindible, como la sanidad, la educación, las comunicaciones...

No hemos sabido. No hemos querido. No hemos podido vender la montaña. A unos porque les viene bien que nada cambie; les viene bien de momento, claro, para su vida, para su egoísmo llevado a lo mas alto. A otros porque la distancia siempre les vino al pelo para justificar la ausencia. No es lo que cobran los alcaldes, por muy desorbitado que parezca, es lo que logren. ¿De qué le sirve a un pueblo que el alcalde no cobre si rara vez le encuentran en el Ayuntamiento o rara vez baja a Palencia para poner sobre la mesa los problemas y las necesidades? El pueblo se mueve en la medida en la que se mueven aquellos que lo ocupan ocasional o permanentemente. Aunque a simple vista los proyectos se presenten como utopías gigantes y no se conozca de verdad a las personas que los promueven, hay mucha gente implicada. Son a veces iniciativas pequeñas, rostros sin nombre; personas, por lo general, desprendidas, que sin pretender placas al honor y a la memoria quieren lo mejor para su pueblo. Henrik Ibsen, dramaturgo noruego, nos dejó la definición que le va a este texto como anillo al dedo:  "La sociedad viene a ser como un navío y todo el mundo debe contribuir a la buena dirección de su timón."—

De la sección "Vuelta a los Orígenes".
Diario Palentino, sábado 20 Sep. 2003

LEER MÁS...

8 de junio de 2016

El informe de la verdad

La verdad, tarde o temprano, te pone a salvo. Según el informe que ha elaborado "Dynamica Consultig", los vecinos de la montaña palentina desconfían de las instituciones. No hay nada nuevo bajo el sol. Los elevados índices de masculinidad y soltería y el envejecimiento de la población eran cosa ya masticada por todo el mundo. Pero, quienes rigen, dudan y desconfían. Ponen en tela de juicio lo que aquí vamos apuntando y sólo para que quede constancia de su preocupación y no se note tanto su desconfianza, nos remiten a los informes oficiales, a las estadísticas que, para qué vamos a engañarnos, no nos desvelan nada nuevo.


Yo estoy satisfecho, entre comillas, de que, finalmente, aunque tarde y a regañadientes, como con miedo de perder la pensión por cantarles las cuarenta a quienes se sientan en la poltrona, gracias a la confianza que ellos les dieron en las urnas, el pueblo haya dicho que las cosas no marchan bien (o la consultoría haya reflejado fielmente lo que el pueblo ha dicho), y que ellos, que son los que pueden cambiarlas, se han ido pasando la pelota año tras año, postergando las soluciones, alargando las obras, retrasando en definitiva el cambio que nos hicieron ver en sus promesas.

La ciudadanía está muy descontenta con los servicios sanitarios. Mucho alardear de hospital nuevo y falta lo más básico para atender una urgencia. Curioso el acalorado debate que suscita el lamentable estado de la carretera que une Aguilar y Cervera. Lo que iba a unirnos, nos separa, dado que han tardado años en repararla y, cuando ya parecía compuesta para su inauguración, comienza a flaquear por mil puntos, por lo que las autoridades de los pueblos cercanos se han decidido a pedir explicaciones a la Junta. En este país todo se manifiesta a cámara lenta y llegamos tarde o no llegamos nunca a los sitios.

Estamos habituados a lo que aquí es normal: diez días de incomunicación por el invierno; casas en los pueblos que se habilitaron en su día como residencia del médico y que se dejaron perder inadecuadamente, sin que los mandatarios posteriores lucharan por recuperarlas en los años siguientes  y restablecer así la situación.

Vías de comunicación tan importantes como ésta, que une los principales núcleos de montaña y cuya culminación estaba prevista para mediados de septiembre.

Entre todas las normas que se escriben, no hay una que hable de unificar esfuerzos y criterios y ahí se deja ver, precisamente, la dejadez de quienes proclaman a los cuatro vientos el esfuerzo que vienen realizando para dotarnos de infraestructuras. Es hora de que las autoridades de todos estos pueblos se unan y pongan sobre la mesa todas esas cuestiones que llegan a hacerse una bola indigesta. Todos los asuntos en la misma carpeta, porque aunque se trate de pueblos y partidos distintos, el fin que se persigue es el mismo.

De cualquier modo, hay unos datos que deben despertar la conciencia de nuestros gobernantes. Se ha encuestado a una buena parte de residentes habituales y ocasionales y, aunque este tipo de seguimiento no sea la panacea, si responde en un elevado porcentaje a la situación que se padece.

No se puede obviar la inquietud de la gente, pues se han llenado las salas donde se celebraban las reuniones y pese al alto porcentaje de satisfacción que se evidencia, cuando se les pregunta sobre la suerte de poder vivir todo el año en esta tierra, la fuerza de la razón es cada día mayor al considerar inadmisible la calificación de ciudadanos de segunda.

Hasta quienes se apresuraron a estampar la firma para decir que sí al Parque Natural, saben que este no podrá mostrarse si no hay buenos accesos y saben que comenzará a deteriorarse si se apalea o se ignora a quienes le mantienen.

Lloremos, que parece que lo del refrán también resulta verdadero.

De la sección "Vuelta a los Orígenes".
Diario Palentino, 26 Febrero de 2005

LEER MÁS...

20 de abril de 2016

El persianazo de "La Venta Campa"

Aquella semejanza con la que describía la situación real del turismo rural, uno de los agraciados con el primer premio por su labor en pro del desarrollo de este apartado en nuestra provincia y, más en concreto, en nuestra zona norte, viene bien para justificar el cierre de uno de los lugares más emblemáticos de nuestra tierra, como es la Venta Campa de San Salvador de Cantamuga.

Lo que probablemente ha sorprendido a todos es el persianazo a secas, cuando tantos novios y poderosos inversores porfiarían por este lugar, y no sólo por su situación estratégica, y no sólo por hallarse en el centro de la comarca, sino por la popularidad que alcanzó su cocina tradicional, donde un plato de legumbre, un cocido, un guisado o una chuleta de la mejor carne daban gusto al paladar más exquisito.



Vega Antuña, que vino desde Langreo (La Felguera) y se asentó en La Pernía, donde regentó el economato, acuñó una frase que, aunque tremenda, viene a reflejar la importancia que tuvo y de la que doy fe:
“San Salvador y la Venta Campa van tan ligados que no se comprende a uno sin otro”.
Y lo dijo Vega, que escribió bellas páginas en este medio y que sintonizaba muy a menudo con Palencia en aquel popular “Cimbalillo”, cuando la nieve lo tapaba todo.
Todo se acaba o se transforma. No cabe más nostalgia en esta entrega de hoy. Es la muerte de algo que en esencia no debería morir nunca, sino empezar de nuevo con otros bríos, tomando el relevo de aquellas manos que hicieron de la cocina más sencilla un arte.

Muchos colaboradores de este medio han hecho referencia alguna vez a este lugar de La Pernía, que raro era el domingo que no colgara el cartel de completo. Pero ni con esas garantías puede hablarse de éxito. En todos los lugares cuecen habas, que es lo mismo que decir que en todas partes acechan los problemas y ni la presencia abundante de gente consigue mitigarlos.

En Cervera se rumorea que los herederos de la archiconocida “Cascarita” quieren hacer lo mismo; otro lugar de rancio abolengo, con su escabeche, sus avellanas y su queso. No sé por qué razón, algunos pensadores hablaron de la memoria como un arma de dos filos, donde son más las cosas que uno quisiera olvidar que las que quiere recordar, premisa que no suele cumplirse en estos casos donde, cumplida la faena, al final de una vida plagada siempre de recuerdos y anécdotas, uno decide colgar su mono de trabajo cerrando la puerta.

La Venta Campa siempre estará ligada a nuestra vida, no sólo por la gente de corbata y poderío que pasó por ella, sino, especialmente, por los parroquianos de los pueblos vecinos que llenaron cada tarde de partida. La Venta Campa era un punto de encuentro, una especie de casa grande en la que siempre encontrabas el alivio a tus penas, y no lo digo por el vino.

Ganaderos, tratantes, políticos, mineros, médicos, secretarios, jóvenes y menos jóvenes, todos los pueblos del contorno, por tradición, por transmisión, por situación, por lo que fuera, la primera parada la tenían en La Campa, donde la familia Pérez, que aguantaron serenos con todos los altibajos y los intríngulis que comprende un negocio, consiguieron llegar al final de una etapa.

@De la sección Vuelta a los Orígenes, en Diario Palentino.
13.01.07 @ 13:40:34. Archivado en Artículos, Los lugares.


LEER MÁS...

11 de marzo de 2016

Todo para mañana

Luis Antonio Sáez y Vicente Pinilla, profesores titulares de la universidad de Zaragoza, encabezan un ensayo que me llega a través de Dialnet y que trata sobre las políticas ante la despoblación en el medio rural. Una de las razones fundamentales, en la que ya nos hemos detenido nosotros muchas veces, es la calidad de vida que viene relacionada con la dotación de bienes y servicios.
Si es verdad que, algunos, al jubilarse, vuelven a su lugar de nacimiento, pero sabemos que lo que contribuiría a detener esa sangría migratoria, sería la vuelta de los jóvenes, siempre que se dieran unas circunstancias que ayudasen a generar confianza. 


Cerveruela, en la comarca del Campo de Daroca, dio un respingo que asombró a todos, cuando sonaba ya la despoblación completa. De dos personas que vivían en los años 90, a los 33 que hay censados en la actualidad. 53 municipios de Aragón se encuentran en situación terminal, una  radiografía en la que me fijo para encontrar una similitud bastante aproximada de la nuestra. De los 170 pueblos que componen nuestra montaña palentina, la gran mayoría tiene menos de 30 habitantes.
La vía que nos pone en comunicación con los servicios que precisamos, se encuentra en mal estado, lo que ha propiciado el cierre de varios establecimientos hosteleros. El reflotamiento de la embotelladora no acaba de cuajar y el turismo no basta por sí solo para imprimirle el cambio que todos aguardan.

Personalmente, ha dejado de inquietarme ya el constante vaivén de las estadísticas, ante la lentitud de la administración para tomar medidas, ante las promesas que se prolongan y se renuevan cada cierto tiempo, ante la decisión individual de cerrar una puerta para buscar una escuela o un ambulatorio más cercano.

He dejado de creer.  España se está muriendo y esa suerte conlleva una amnesia a todo el complejo de repoblación que supuso siglos de trabajo. Si les digo la verdad, hay momentos que hasta la historia que contamos me parece mentira. Es emotiva, nos sugiere momentos importantes vividos en ella; nos regala la estampa de personas cercanas en vínculos y afectos, pero no bastó para imprimir el aire de la permanencia. Porque la vida no es dentro de 15 años. Porque la vida es hoy, es ahora.

@De la sección "La Madeja" en "Diario Palentino".


LEER MÁS...

24 de febrero de 2016

La deuda histórica

Leo atentamente la carta que Enrique Martín le escribe al presidente del Gobierno y que publica nuestro diario a primeros de febrero en las páginas de la provincia (2006). Es una de esas cartas que se escriben más con el corazón que con la cabeza, pues las vías de palacio son otras y otros los medios naturales para llegar en un instante hasta la presidencia. Probablemente a Zapatero se la cuenten, si se la cuentan, resumida: “Enrique Martín, el presidente de la Diputación de Palencia, pide dinero para frenar la despoblación de los pueblos. Y nos recuerda el programa estratégico que nuestro partido presentó, comprometiéndonos a cumplirlo si ganábamos”.


La memoria es muy frágil y, los políticos, en general, se preocupan de mantenerla viva allí donde los demás no hicieron o no hicieron como dijeron... Pero no se trataba de una broma y a primeros de marzo el periódico vuelve a retomar aquella misiva y a situarla ya como petición seria. Sabe lo que quiere, sabe el alcance de lo que prometieron –es lo bueno de los programas que se escriben– y una persona que se ha movido tanto como Enrique Martín, sabe que alcanzará esa respuesta llegando al máximo representante de aquella voz que estimó entonces la deuda histórica del Gobierno con Palencia en más de trescientos mil euros. Si esto es así, que no lo dudo, y hay una respuesta, que debe haberla, nuestra montaña también se verá recompensada, porque ya puedes hacerlo bien, y descornarte por llevarle calidad y servicios a los pueblos, que se apagará el fulgor, se irá diluyendo la promesa, lo mencionarán como algo que pasó, como algo contra lo que no cabía esperar resolución.
La gente ya no dice, allí hay un pueblo vacío, voy a repoblarlo. Los políticos, en base también a esa carrera desbocada por tomar la delantera a los contrarios, hablan de una despoblación muy general, muy extendida. Cuando el asunto se amplifica tanto, parece como si se estuviera culpando a la sociedad, al mundo, a Dios...  Ningún político dice hoy, vamos a levantar ese pueblo caído.

Por eso todo el mundo se queda boquiabierto cuando llega a Verdeña, un pueblo de la Castillería por el que nadie daba un duro, uno de tantos pueblos castellanos heridos de muerte, muertos de alguna forma para las frías estadísticas que van recogiendo año tras año el descenso de población que sufre nuestra tierra..

Leyendo esta mañana la presentación que hace unos días hizo el Lisboa el Nóbel Saramago de su último libro: “Las intermitencias de la muerte”, me viene al pensamiento la lucha denodada de la gente que vive en los pueblos de la montaña. Ha sido una lucha, primero, contra los elementos. Ha sido una lucha en solitario, incomprendida para el resto. Para qué vamos a engañarnos, estamos ante la muerte inexorable de muchos pueblos. Verdeña, con todo el esplendor que derrocha ahora mismo, ese hotel que anunciaban, sus parques, su iglesia, la casa del oso, sus calles bien limpias, sus casas bien cuidadas, esa Verdeña tan entrañable y enigmática, es ya un número para las estadísticas, porque en invierno se queda casi vacío y aquí el invierno es larguísimo. ¿Quién salvará estar tierra del invierno? ¿Quién la cuidará cuando se quede sola?.

Pero no estaría mal que los políticos cumplieran sus promesas que, por otra parte, es un deber que no han cumplido, es una deuda que va engordando y que no servirá para aliviar a nadie si no llega o si llega muy tarde.

@De la sección "Vuelta a los orígenes", Diario Palentino, 18 marzo 2006

LEER MÁS...

10 de febrero de 2016

Inquietud y deseo

Parece que la vida nos enseña a vivir a tope el simulacro y la apariencia. Los filósofos suelen decir que nos encontramos a nosotros mismos cuando empezamos a buscarnos por sorpresa, cuando menos lo esperamos. Y vamos viendo pasar el tiempo metidos en ese ambiente de dejadez y olvido, esperando que se mueva todo, que cambie el mundo, que alguien levante la mano y nos despierte de esta falsa apariencia en la que nos desenvolvemos a diario.



El personal vive con inquietud la llegada de movimientos nuevos, y sí, se apunta a las asociaciones, paga la cuota y espera, cuando no exige, que empiecen cuanto antes a verse resultados. Pero no se contempla que quienes asumen la responsabilidad de gestionarlo, necesitan recambio, necesitan el relevo y las ideas de los demás para que todos entiendan la validez del juego. Por eso, salvo pequeñas excepciones, quienes se apoyan en las asociaciones para reclamar lo que, en una situación normal, le corresponde reclamar y gestionar a los ayuntamientos, tienen unos años contados de vida, por más inquietudes y deseos que les avalen.

Las mismas causas de trabajo o de tiempo que otros esgrimen para justificar su negativa a ponerse al frente, pueden argumentar con mayor motivo quienes un día cogieron el testigo. Y es una pena la prematura muerte de estas iniciativas, a las que hemos visto sumarse cada año muchos palentinos de la diáspora. Está bien, es saludable, pero no se buscaba eso. Se pretendía que fueran ellos mismos los que se pusieran poco a poco al frente para buscar alternativas y respuestas a tantas cuestiones como se plantean, asistiendo a los actos y reuniones donde se toca todo aquello que pudiera afectarlos.

En la última reunión se habló también del mal estado de los pretiles del puente de Vañes y la problemática que plantea la falta de otras vías de comunicación. Emiliano Vega, que vivió con intensidad el cargo, entrevistándose con numerosos regidores de las dos Comunidades, expuso su criterio para dar otra salida alternativa a las comarcas de Pernía y Castillería, por Perapertú, hacia Reinosa, estudio avanzado de nuestra Diputación que podría ver la luz, si se realiza, como quieren diferentes grupos, el concierto sanitario con Reinosa. En diferentes foros ya se dijo que no es normal nombrar a una zona como la nuestra Parque Natural sin hacer antes unas previsiones, pues se trata de zonas deprimidas que requieren una compensación y una atención prioritaria. La falta de inquietudes de los administradores locales, trastoca la intención del geólogo Wagner, que pretendía la creación de un Museo en Cervera de Pisuerga. El pueblo de Celada de Roblecedo carece de fosa séptica, vertiendo sus residuos en regueros que van a parar a otros arroyos, con el consiguiente problema sanitario y el deterioro de márgenes y riberas.

Algunos de los asistentes a estas asambleas, hablaron de los proyectos abiertos: la circunvalación de Cervera, la concentración parcelaria, la constitución de un cargo local de salud, el aprovechamiento de los pantanos de Requejada y Aguilar (si sigue la sequía más vale pensar en otra cosa), el arreglo de las carreteras que llevan hacia el Puerto, el dinero que llega de Europa y que debiera tener otro reparto más amable con los ayuntamientos que más terreno tienen en el Parque y, principalmente, la necesidad de que la gente venga a repoblarla.

 De la sección del autor "Vuelta a los origenes", en Diario Palentino, 23 Sep 2006

LEER MÁS...

22 de enero de 2016

El sermón de la peseta

El Sermón de la Peseta es una tradición que se celebra cada año y que surgió en 1880. En la misma participan los alcaldes de los municipios que integran la Comunidad de Campoo y cuya presidencia ostenta el Ayuntamiento de Reinosa.


Francisco García, prior del Santuario de Nuestra Señora de Montesclaros le hizo entrega en la última edición a José Miguel Barrio de la peseta estipulada en concepto de renta por administrar el conjunto monástico.

Pero también se habló de asuntos que a nosotros nos interesan especialmente, como la posibilidad de habilitar un túnel que conecte estas comarcas con la de Liébana y que me recuerda la lucha paralela que abordamos nosotros en el marco de la asociación Fuente Cobre a principios de siglo para hacer lo propio por el pueblo de Casavegas, buscando la comunicación del norte de Palencia con municipios importantes como Potes y que, asimismo, hubiera supuesto una salida hacia Castilla del enorme tráfico turístico que allí se recibe. Y ya en el punto más neurálgico, lo más factible y necesario ahora mismo, un acuerdo con Castilla y León que permita la utilización del hospital Tres Mares a los vecinos de la Montaña Palentina.

Mis dudas sobre la elección de los gobernantes, van en consonancia con el grito que venimos advirtiendo en los pequeños pueblos; la marcha incesante de los vecinos, unos buscando el porvenir, otros, la cercanía de unos servicios que se van reduciendo, cuando no suprimiendo, y no precisamente en los pueblos más pequeños, como sucedió con el pediatra en Aguilar, como sucede con los médicos en otros puntos del norte provincial.

Es que, echando mano de la lógica, no tendríamos necesidad de plantearnos duda alguna sobre el derecho que a todo ciudadano asiste a la hora de utilizar un centro de salud que aunque ubicado en otra comunidad está a veinte minutos de Aguilar por autovía y puede ser la salvación en muchos casos de una vida.

Y me complace saber que once municipios cántabros han pedido a los gobiernos autonómico y central la puesta en marcha de tantas promesas como se hicieron y entre los que se cuenta el apoyo económico para afrontar los desperfectos causados por el gran temporal de nieve vivido a principios del pasado año.

@ De la sección "La Madeja" para "Diario Palentino". 
@ Imagen: Pumar59

LEER MÁS...

Orígenes Montaña Palentina

El autor

Froilán de Lózar. Publicista-Escritor.

Premio de periodismo Ciudad de Palencia; II Premio Internacional de Poesía "Diego de Losada" (Zamora); Premio Nacional de Novela Corta "La Tribuna de Castilla (Valladolid); Finalista Premio de Novela Bubok-Lengua de Trapo, 2016.

La más bella canción: los libros

Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.