CERVERA, POLENTINOS, PERNÍA Y CASTILLERÍA, Froilán de Lózar (3ª Edición)

Mostrando entradas con la etiqueta LaMadeja. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta LaMadeja. Mostrar todas las entradas

24 de febrero de 2017

Cartas a Barrio y Mier

Decía el maestro Félix Buisán, querido periodista de esta casa, que había que leer para saber y que sabiendo se podía llegar adonde uno se lo propusiera. Aunque no sea del todo así, es cierto que ayuda mucho a conocer las cosas y que la lectura es uno de los caminos que nos llevan al entendimiento de la historia y sus protagonistas.



En un limitado espacio se hace imposible rescatar todas las impresiones que uno recibe al abrir la correspondencia que mantuvieron Carlos VII y Matías Barrio y Mier, su Delegado en España, a veces con guiños secretos, en las que le ruega información desde Venecia, atento a todo aquello que sucede y que le afecta, y que desea trasladar a sus leales.

Jaime de Carlos Gómez-Rodulfo descubre estas cartas en Valladolid, en 1938, correspondencia que verá la luz en una edición limitada en 1959, con preámbulo del jurista y académico de la Fernán González, Luis Cortes Echanove.

Se trata de un centenar de cartas, autógrafas, auténticas, conservadas por los descendientes de nuestro vecino de Verdeña. Aunque las primeras, que datan de últimos de diciembre de 1900, las escribe a máquina, la mayoría son manuscritas, encabezadas siempre con una cruz, costumbre entonces de muchos católicos.

Nuestro hidalgo, de Verdeña, Matías Barrio y Mier, fue el principal destinatario. Matías inicia su actividad parlamentaria como carlista, representando al Distrito de Cervera, en 1871, siendo el más joven de los Diputados. Más allá de esa correspondencia, quisiera seguir ahondando en la figura y la vida de nuestro paisano, que tantas buenas impresiones dejó en todos, incluso entre sus adversarios. "El País", el medio más avanzado de los Republicanos en aquellos momentos, reconoce que Matías poseía las virtudes de su Castilla: llaneza, sencillez, claridad de juicio, nobleza de intención... y Angel Salcedo Ruiz, periodista y Diputado gaditano, quince años más joven, escribe al morir Barrio y Mier: "explicaba nuestras antiguas instituciones jurídicas con sencillez de aldeano palentino que habla de la cosecha o de las cosas que sucedían en su pueblo hace tiempo".

Pero algo que debería causar ejemplo hoy fue su abnegación y entrega al cargo, negándose a recibir remuneración alguna por el trabajo desempeñado, todo lo contrario de lo que está ocurriendo ahora.

De la sección "La Madeja" para el "Diario Palentino", @Febrero de 2017

LEER MÁS...

17 de febrero de 2017

Origen del Convento de Viarce


En la Aventura Política de Matías Barrio y Mier, un ensayo sobre nuestro ilustre paisano de Verdeña, publicado en 2008 por la Tello Téllez, hago un extenso recorrido por una de las leyendas con la que Matías da testimonio de estos lugares y sus gentes. Matías habla de cómo se le aparece la Virgen a este moro y le manda en penitencia que peregrine a Roma. Juan de la Peña toma el camino de Roma y allí visita las tumbas de San Pedro y San Pablo, los lugares que dan motivo a las leyendas.
Allí se convierte al cristianismo, influyendo en la decisión el fraile Álvaro Pelayo, natural de San Juan de Salnés, junto a la solariega villa de Cambados, en la actual provincia de Pontevedra y, por aquel entonces, diócesis de Compostela.

Juan XXII, de quien era confesor, le anima a fundar en Viarce un Convento. Allí vivieron seis u ocho frailes y hoy todavía puede verse la distribución: el altar mirando al este, por donde sale el sol; un pequeño claustro y las celdas. Sus moradores vivieron entregados a la oración, sin descuidar la visita a los pueblos del contorno, el cultivo de la huerta alrededor del monasterio, ayudando en los oficios a los sacerdotes de las parroquias vecinas. El diccionario de Sebastián de Miñano, escrito en 1826, aporta más información sobre el convento: “En su término está el convento de franciscanos de Corpus Christi, sobre la cima de un cerro y al pie de otro mayor... La casa e iglesia son bastante capaces, el número de religiosos es comúnmente de 4 a 6, con 2 legos. Regularmente van allí por penitencia o corrección. Es muy frío y lóbrego, y se intitula Ntra. Sra. De Biarce”.

Poco tiempo más duraría la actividad en el convento, ya que sus frailes fueron expulsados en 1836 por la famosa desamortización de Mendizábal. Según los apuntes manuscritos del perniano Antonio de Mier Vélez, el convento franciscano llamado del Corpus Christi que había en Santa María de Redondo fue suprimido y sus religiosos enviados a Reinosa; los legisladores del siglo XIX dirían que fue sometido a reforma porque no contaba con más de doce religiosos, pero la realidad es que quedó deshabitado obligadamente antes de la supresión general de 1835 que afectaba a todos”.

El último fraile se hizo sacerdote, vivió en Santa María y la imagen pasó a la iglesia de este pueblo. Se sabe que un antepasado, Arnao de Velasco, hermano de D. Juan de Velasco, primer conde de Siruela, y, por tanto, cuñado de Dª. Leonor de Mendoza, legó sus bienes al Convento, historia a la que ya me he referido en otras ocasiones.

De la sección "La Madeja", para "Diario Palentino", @Febrero 2017

LEER MÁS...

10 de febrero de 2017

Borradores peregrinos

Un día más me presento ante ustedes con este borrador de carretera comarcal que se nos ha atascado. Lleva cuarenta años en proyecto de la administración regional, lo que viene a dar fe de la situación de alejamiento, despoblación y dejadez que padecemos. 

Lo que viene a certificar que estamos condenados.




Hace ahora dos años, los regidores de Cervera, La Pernía y Polentinos remitieron una carta a la Consejería de Fomento, recordando el estado de esta importante vía de comunicación, sobre la que ya se había realizado una pequeña pero insuficiente actuación unos años atrás, dejando señalizado el puente de Vañes y con un lamentable resultado en otras zonas que necesitaron un reforzamiento del firme. Los regidores, desoyendo ese refrán del ritmo que llevan las cosas de Palacio, escribieron al Consejero Antonio Silván para que se incluyese una partida de dinero en los presupuestos de 2015 y así culminar la reforma de esta carretera, para que se reactivara un poco la vida de sus pueblos y tomara sentido el turismo que desde otras instancias se está publicitando.

Urbano Alonso, el regidor entonces de Cervera y miembro de la diputación provincial lo resumió de esta manera: «Nos han dicho que aún falta algún permiso y que a día de hoy se está trabajando en el proyecto de terminación de la carretera que es fundamental para toda la Montaña Palentina, y además que nos comunica con Cantabria.  Es muy necesaria para las personas que habitan en nuestro municipio, el de La Pernía y Polentinos, y también desde el punto de vista turístico.» Juan Vicente Herrera declaró en Cervera de Pisuerga en 2010 la importancia de las infraestructuras para el desarrollo rural. Pero los representantes de estos municipios se quedan de piedra al darse cuenta que no se incluye en los presupuestos ninguna partida para su conclusión. Quiero decir con esto que, todo, hasta las palabras del presidente regional, me parecen palabras huecas, promesas baldías, olvidos que se repiten y nos abocan más y más al pesimismo.

Si tan importantes son las infraestructuras, algo falla, alguien miente, porque siete años más tarde todo sigue en proyecto. Llevamos más de 10 años con líneas amarillas y no hay auspicios de un cambio. Quien no cuida el camino para llegar a estos últimos pueblos, demuestra el escaso interés que para ellos tienen las rutas y edificios que atesoran y, sobre todo, lo poco que valoran a las personas que nos legaron estos rincones tan hermosos.

Para la sección "La Madeja", en "Diario Palentino", @Febrero 2017

LEER MÁS...

3 de febrero de 2017

Nuevo viaje al invierno



Uno de los viajes que más agrado me producen es el que me introduce por esta tierra nuestra, ahora mustia por la sequía, con los embalses vacíos o al mínimo de su capacidad.
Un viaje donde siempre interviene la memoria. Uno se retrotrae a otros momentos de la historia, sabiendo que los pueblos, los montes, los caminos, la expresión de la Naturaleza, obedece un poco a los cambios propios de cada estación, aunque de soslayo nos ronronee ese cambio climático que no acertamos a entender, pero que tan pronto nos ahoga como nos deja secos.

¿Quién no ha disfrutado en alguna ocasión de esa visión incomparable de Vañes desde el alto del Vallegón, con el pantano de Requejada lleno y a lo lejos, Peñalabra y Tres Mares adornados por las primeras nieves?

El invierno se nos resiste cuando más falta nos hace.

Hasta el pantano de Ruesga, el primer embalse construido en la cuenca del Duero (1923), que siempre se reserva, y que en sus inicios tenía como misión abastecer el Canal de Castilla, se encuentra en uno de los caudales más bajos de su historia.

Le sigue el embalse de Camporredondo, término donde se sitúa la presa y que impresiona a los viajeros que se detienen a observarlo desde el mirador de Alba. Hemos de recordar una vez más que el agua de estos pantanos ha sido determinante para el Sur, donde han cambiado los cultivos tradicionales de secano por otros más rentables.

Y finalmente, el embalse de Compuerto, una obra finalizada en 1960, con una capacidad de 95 millones de metros cúbicos.

Vamos camino de Palencia donde nos aguarda Fernando Martín Aduriz, para programar con el Ateneo historias relacionadas con esta tierra. No voy a desvelar nada hasta que avancen los primeros proyectos, que hemos colocado a buen recaudo en manos de una joven historiadora, Cristina Parbole, porque necesitamos savia nueva y necesitamos que todos los palentinos se impliquen en la defensa y la promoción de su tierra.

A ver si llueve o nieva mientras...

De la sección "La Madeja", para "Diario Palentino", @Febrero de 2017

LEER MÁS...

27 de enero de 2017

El crimen de Rabanera

Arturo San Rufo fue el organizador de las primeras jornadas de blogueros riojanos y leo en la sección digital de un diario de aquella comunidad, la idea que este evento les sugiere de entrevistar a quienes se mueven en el mundillo de las bitácoras. Así aparece la actividad frenética de Paca Sapena, nacida en Manises (Valencia), en 1955, casada con un riojano y residiendo en Navarrete, un municipio situado a 9 kms de Logroño. 




Resulta que, en "puertas con vivencias", recorre pueblo a pueblo la Rioja y llega a Rabanera donde se suscita esta curiosa leyenda.  Cuentan que, en cierta ocasión, reunido el alcalde y los concejales a puerta cerrada, decidieron matar al cura, que siempre estaba en contra de sus decisiones.  La idea era matarlo y buscar una coartada para despistar a la justicia.

Habían acordado matarlo en el huerto donde acudía cada mañana. Al miembro de la corporación que le tocó en suerte, bajó con su trabuco de mañana y le mató de un tiro. El criminal se dirigió después hacia el lavadero donde había acordado encontrarse con los otros concejales y el alcalde.

Escondieron el arma y se dirigieron después a San Román, a coger la diligencia que los llevaría hasta la capital. Pero ya saben ustedes cómo son en los pueblos. Siempre hay alguien que todo lo ve y lo oye, como sucedió aquel día en Rabanera. Cuando ocurrieron los hechos, una mujer sacudía las alfombras. Y escuchó un tiro y vio correr campo a través a un hombre y lo vio llegar al lavadero donde le esperaban otros tres.

Avisó a otros vecinos, fueron hasta el huerto del cura y lo encontraron muerto.  Enseguida, un vecino salió a caballo para Logroño donde dio cuenta de los hechos, pasando los culpables de la estancia del Gobernador con quien estaban reunidos, a la cárcel.  Desde entonces a los de Rabanera los llaman "matacuras" y, la leyenda, aunque no parece causa suficiente, podría servir para justificar el hecho de que a partir de aquel momento la residencia del cura pasó a ser Ajamil, pueblo situado en la cuenca del rio Leza y formado en la actualidad por tres núcleos de población: Ajamil de Cameros, Larriba y Torremuña.

Según explica Paca, el relato se lo debemos a Felipe Martínez Calleja (2007), natural de Jalón de Cameros y residente en Trevijano y nos sirve para ir conociendo historias curiosas de rincones apartados como el nuestro.

De la sección "La Madeja" en Diario Palentino. 2017

LEER MÁS...

20 de enero de 2017

El duende de Tarancueña

En la comarca de Caracena, provincia de Soria, se encuentra la localidad de Tarancueña, integrada en el municipio de Retortillo de Soria. Ya en el censo de 1787, ordenado por el Conde de Floridablanca, figura como lugar del partido de Caracena, bajo la autoridad del alcalde Pedáneo nombrado, seguramente, por Andrés Manuel Alonso Pacheco, VII Duque de Uceda.
Al adentrarme en la historia de estos lugares, y en Caracena, encuentro referencias a los símbolos y alegorías que pueden apreciarse en los arcos de su iglesia y que, a buen seguro es conocedor mi buen amigo Manuel Gila, gran estudioso del románico.

 



Lo cierto es que, en Tarancueña, una localidad que no llega a la veintena de almas, se suscita a finales del siglo XIX la leyenda del duende.  Una "Dama Blanca", comienza a pasearse por la casa de un matrimonio a raiz del nacimiento de su primogénito.  Parece que es sólo la madre la que puede verla, aunque no escapan para nadie todos los efectos que conlleva el hecho: velas que se apagan y se encienden, ruidos y otros efectos, así como, el hallazgo repetido del bebé fuera de su cuna, en el suelo, que aparece arropado y durmiendo plácidamente. La leyenda, no olvidemos que es una especie de cuento que sirve para explicar un hecho, va engordando a medida que llega a más gente. Cuentan que, tiempo después, estando en la cocina la madre con unas vecinas, todas pudieron ver cómo se movía aquella misteriosa dama por una estancia aneja. También el marido puede llegar a verla y, cada vez más gente, va dando fe, conforme señalan los cronistas, de las apariciones.

Un sacerdote bendice la casa para expulsar al duende, pero los fenómenos no cesan.

Dicen que cuando aquella familia se traslada a otro pueblo, en el momento de despedirse de los vecinos, alguien advierte que falta un cedazo, y antes de que nadie entre a buscarlo, se oye una voz que desde arriba dice: "ya lo bajo yo". Y todos salieron corriendo, aunque volvieron a recoger la pieza.

Algún misterio más reúne esta curiosa leyenda que arranca con el nacimiento de aquel niño en enero de 1883 y que, al parecer, siguió manifestándose en algunas de sus celebraciones familiares.

De la sección La Madeja, para Diario Palentino - 2017
Imagen: De Rowanwindwhistler - commons.wikimedia

LEER MÁS...

13 de enero de 2017

Devoción de leyenda

Leo en una revista de folklore que las leyendas se gestaron a partir de un hecho real que se ha ido adaptando a lo largo del tiempo para dar respuesta a las necesidades de quienes las transmitían, bien para obtener una moraleja, bien para explicar algún hecho curioso.



La leyenda es una historia ficticia, inventada, eso sí, para dar explicación al nombre de un lugar, o a un suceso que tiene que ver con la zona de la que hablamos.

Primero surge la historia, el hecho, el acontecimiento y, detrás, surge la leyenda que hace uso de animales, sonidos y misterios, condimentos que se van engordando de boca en boca, que era como nos llegaban antes las historias, y que, en estos lugares apartados, se rodean de esa aureola especial, donde, hasta el más extraño relato adquiere sentido.
Ya hemos citado muchas veces la leyenda de la muda que bajó acompañando a su señora, la condesa Elvira, por la parte más agreste de la Peña Tremaya y que, pasado el peligro, canta al llegar al pueblo que a partir de entonces se llamará de Cantamuda.

Otra fantasía es la que se escribe en torno al pozo Curavacas. Sebastián Miñano, en su Diccionario Geográfico Estadístico, lo describe así: "...la peña de "Curavacas, en cuya cima hay un pozo cuya profundidad no ha podido aún descubrirse, de figura redonda, y apenas puede atravesarse con un tiro de piedra, tiene el agua muy verde, algunas veces parece que brama, y se advierten sobre él continuamente las nieblas".

A Juan Diaz Caneja, le pilló la tormenta cuando fue a visitarlo y escribe en "Cumbres palentinas": "...Tenían razón, ¡el pozo brama!".

Quiero decir que, las leyendas, a pesar de haber sido maleadas con el paso de los siglos, toman un sentido especial en aquellos lugares de donde parten, como si, efectivamente, antes de producirse el hecho hubiera surgido el relato y ese efecto de misterio parece transmitirse de generación en generación a quienes vienen de nuevo a visitarlo en un día de tormenta.

De la sección "La Madeja" en Diario Palentino, @2017

LEER MÁS...

6 de enero de 2017

Una limosna para la Colegiata

Avelino, un emigrante en la ciudad condal, unos años mayor que yo, me va recordando cosas cuando nos encontramos en verano. Cosas, algunas, muy curiosas, que no sé si llegaron a los cronistas de la época o si se escribieron en alguna parte donde pueda contarse luego. Me cuenta que una de las últimas reformas que se llevó a cabo en nuestra iglesia, se consiguió gracias a la colaboración de todo el pueblo.




Yo tenía un vago recuerdo de las obras que se ejecutaron en esta colegiata de bello porte externo, cuyo interior renace al descubrirse la piedra, cuando en el frente lucía un retablo y el sacerdote oficiaba de espaldas a los feligreses.

Avelino lo recuerda perfectamente y recuerda que el cura se llamaba don Teodoro, y que mandaba cartas a los que estaban fuera, para pedirles una aportación. Así les llegaba la carta a quienes trabajaban en los Pinos en el País Vasco o a quienes emigraron a Suiza o Alemania. El hijo mayor de Abilio Iglesias, me recuerda que llegaron canteros lebaniegos para llevar a cabo la obra y que se quedaban de posada en casa de Asunción, la mujer del herrero.

No es de extrañar que vinieran canteros de aquella parte, que tan buena reputación tuvieron siempre y cuyos trabajos se recuerdan con orgullo en otras localidades palentinas. Así, por ejemplo, las bóvedas de la iglesia de Santa Ana, de Herrera de Pisuerga, que se finalizan hacia 1425, son obra de canteros lebaniegos. La torre, que se edificó dos siglos más tarde será realizada por los canteros Andrés de Carandil y Andrés Prieto, de la merindad cántabra de Trasmiera, quienes utilizaron piedra de las canteras de Becerril del Carpio y Villaescusa de Ecla.

La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de Villamelendro, es obra del maestro cantero cántabro Juan de la Cuesta que firma también en Capillas, Osorno, Fuentes de Nava y Carrión de los Condes.

Las cosas tienen la importancia que les queramos dar. Yo agradezco que los paisanos me recuerden historias, pues, por más que investigues, por más que busques, siempre hay datos que no trascendieron y sabemos que sirven para conocer mejor la pequeña historia de cada pueblo.

De la sección La Madeja" para Diario Palentino, @2017
Imagen: José L Estalayo

LEER MÁS...

30 de diciembre de 2016

Nada por lo que felicitarnos

Llegado este momento, toca desmadejarse un poco. Como ateneísta se impone felicitarse porque, uno ha visto parcialmente hecho realidad el sueño de unir corazones que potencien y agiten la vida cultural de Palencia, que remuevan conciencias, que susciten ideas, que nos sorprendan de vez en cuando con la palabra de un autor, de un cantautor, de un artista. Pero no se fien, no piense nadie que remover o agitar conciencias es un lema cualquiera y ya está todo hecho. Por idéntica ilusión pasé con la fundación de Fuente Cobre a primeros de este siglo. Y alcanzamos los 300 socios en la montaña, un record de milagro en un lugar tan lejano, de todas las manos olvidado.



Por un lado, me gustaría poner punto final a esta Madeja. Lo medito, lo doy vueltas. O me arrastra el entusiasmo, o me descoloca la apatía, que ambos luchan por imponer su criterio a estas alturas de la vida.  El entusiasmo porque te siguen rondando ideas en la cabeza, como para no descansar nunca y, la apatía, que se cuela por todos los resquicios hasta apagarte por completo. Apatía, sobre todo, porque percibes el desinterés tan devastador de los demás ante las necesidades que tú expones un día y otro de su ciudad y de su pueblo.

Ya he gritado bastante, ya he gritado durante cuarenta años y no sé si ha servido para algo. Mi amigo Fernando Martín Aduriz seguro que me dice que estamos en la mejor edad, que este momento es el idóneo para brindar por el próximo año, que hay que seguir haciendo la ronda.

Por si toda esa dedicación que estas entregas me suponen fuera poco, por si fuera poco dedicarse a ello desinteresadamente, sigues aporreando las teclas de la máquina, porque esperas el grito de tu tierra, porque esperas una recuperación que vuelva a lucirle la cara, aunque los milagros tengan fecha de caducidad, y aunque siempre te nazcan enemigos, ilustrados cobardes, gente desinteresada de todo lo que no sea su pobre vida, que vienen a lanzarte piedras cuando lo único qué pretendías era una carretera mejor, un centro de salud abierto, un mejor aprovechamiento de los recursos, todo lo mejor para ellos, puesto que tu estás lejos y a tí estas guerras ya no te aprietan en el cuerpo.

Me he apuntado este fin de año, como fundador, al Ateneo de Palencia, con el mensaje claro de que debemos darle voz a la montaña también. Esta montaña que se nos va deshabitando, que se va quedando en la más absoluta soledad sin que nadie haga nada para cambiar el curso de las cosas.

Si van a seguir ustedes en la misma onda, me lo dicen, que mis bártulos apenas ocupan lo que ocupa un cestillo de ropa y me voy con mis dolencias a otro sitio. La vida es un bien muy preciado que pasa ligero y no permite hacer paradas largas ni proyectos inmensos, y no merece la pena perder el tiempo lanzando proclamas a quienes viven dentro y no tienen la intención de cargar con su parte de responsabilidad.

Es posible que espere un poco más, pero no será por la esperanza ni la ilusión que percibo de los demás.

No será por las esperanzas que a estas alturas de misión me quedan de reserva.

@ De la sección La Madeja, en "Diario Palentino", 2016

LEER MÁS...

23 de diciembre de 2016

Mi vida en otras vidas

No sé en qué medida, la vida de uno interesa a los demás. Acaso interesa en una proporción justa, conforme te interese a ti la suya, porque todos tenemos vida, todos sufrimos golpes y quebrantos del destino y quienes se presentan ante los demás como mecenas, a veces se sorprenden de la humanidad que impera en mucha gente, a pesar de esas cifras que ahora nos consideran fríos, solitarios, despreocupados del quebranto que sufren tantas personas en el mundo.



Sé que he vivido en otros mundos, en otras épocas, atrapado o gozando de otro cuerpo. No es que lo sepa porque alguien me lo haya dicho.

Estimó que ustedes también vienen de otros momentos como yo. Por eso, en alguna ocasión, parece normal que nos detengamos a pensar en qué lugar hemos visto antes ese rostro, de qué nos suena tanto. Y deducir, finalmente, que a ese y a otros muchos con los que nos hemos cruzado los conocemos porque hemos coincidido con ellos en otras vidas.

Con esta idea trataba de meterme en la piel del protagonista de una de mis novelas, donde en un ambiente de ficción caben todos los supuestos que podamos hacernos.

Encuentra uno allí también la solución a los problemas, el final feliz a las historias más rocambolescas; todo el amor que ansía, toda la comprensión que necesita, todo el afecto que viene una vez al año, en estas fechas, para algunos, malditas, engañosas, donde, como por arte de magia, la gente está dispuesta a ser por unos días un rey mago.

Alguien que escribe con regularidad en un periódico que ha cumplido 135 años de vida, no debe engañar a sus lectores en fechas tan señaladas como estas. No confíen que se de en otra vida la oportunidad que ahora se les brinda para hacer felices a quienes les rodean.

Estamos a tiempo de reconciliarnos, de perdonar, de amar sin límites, de amar hasta que duela.

Es posible que no haya una segunda vez.

De la sección La Madeja, en Diario Palentino.
Imagen: Pumar59

LEER MÁS...

16 de diciembre de 2016

Custodios de nuestra historia

El pasado mes de junio, mi amiga Margarita Marcos que, a la mínima ocasión se escapa a la montaña desde la capital, consiguió emocionarme con un texto que dio la vuelta a Irlanda. Allí se preguntaba ¿qué será de los custodios de nuestro románico rural cuando pase el tiempo? ¿Quién ocupará su lugar, meramente testimonial, en los meses de verano?




Por esas cosas de lo mágico, aquella dedicatoria suya ha cruzado fronteras, ha llegado hasta Irlanda, donde un profesor que accede al artículo por indicación de una compañera, entraba en contacto hace unos meses con mi colaboradora y amiga para incluirlo en un temario sobre el Románico que estaban elaborando. Y la propuesta es venir en febrero para hacer un recorrido por el rico y abundante románico de nuestra montaña palentina.

Margarita no se refiere a las fundaciones, monasterios y conventos. Margarita habla de nuestras raíces, de nuestros orígenes, de la pequeña historia de cada uno, de ese dios de las pequeñas cosas que se refleja en esos hombres y mujeres de estos mermados pueblos que, por una cantidad simbólica o por nada, te abren las puertas de sus templos.

Así nos lo recuerda también Eduardo Gutiérrez, que habla del "Custodio del Románico" como una figura nueva para él, "ni sabía que existía", hasta que su amiga, la custodio e historiadora Cristina Párbole, le confiesa que su abuela Mercedes era la "custodio" de la ermita de Vallespinoso de Aguilar, de quien aprende y quien le contagia después el entusiasmo por lo nuestro.  "Os puedo asegurar -escribe- que lo que nos lleva a pasar horas y horas con las puertas abiertas no es el dinero sino la emoción por enseñar una pequeña parte de nuestra historia, de nuestro pueblo y de nosotros..."
Y nos trae algunos ejemplos: Paco, con 90 años, era el encargado de abrir la iglesia de Pozancos o, Ascen, que era la encargada de mostrar la ermita de Santa Eulalia...

Es otro debate que no se tendrá en cuenta en nuestro país, en nuestra provincia, en nuestra propia comarca, lugares que corren desbocados, sin frenos ni respuestas comprometidas de la administración, hacia el vacío y la despoblación.

De la sección "La Madeja" en "Diario Palentino", @2016

LEER MÁS...

9 de diciembre de 2016

Al borde de la extinción

Durante años mantuve mi batalla personal contra el oso pardo y sus cuidadores. Aunque en realidad no tenía nada contra el oso. Lo estaba utilizando, es verdad, para que las autoridades y las gentes no olvidasen al hombre en una tierra tan lejana, en una tierra tan ausente. Y, por supuesto, nada tenía en contra de quienes le promocionaban o cuidaron, no porque comprendan lo que escribo, sino porque no está reñida la defensa de un animal que encaja en el medio perfectamente con el desarrollo de su trabajo que les obliga en exceso a ver sólo y únicamente al oso pardo. 



Nunca he visto un ejemplar, salvo el que se mostraba en la casa que la Asociación Oso Pardo abrió en Verdeña, un pueblo que a mi tanto me atrapó siempre en todos los sentidos, y que lleva mucho tiempo cerrada, seguramente, en espera de un traslado a Cervera, donde ya se suscitó un polémico debate por el emplazamiento que querían darle en la bolera.

Según informaba a este diario la Junta de Castilla y León, en los últimos 25 años se había triplicado el número de osas reproductoras en la zona oriental de la Cordillera Cantábrica. Pero el colectivo conservacionista en el primer boletín de este año que estamos a punto de despedir, vuelve a lanzar una proclama preocupante: la población de osos pardos de la zona cantábrica oriental se encuentra al borde de la extinción.

Se estima en 230 ejemplares, cuyo número más abultado se localiza entre los Ancares (León) y Lugo, no superando la treintena en el sector oriental que nos toca y donde vive un único núcleo reproductor consolidado de 5 o 6 osas.

Si los primeros censos realizados en 1952 estimaban la población del oso pardo en 40 ejemplares, si el primer censo del Fapas en 1986 ya arroja un número aproximado de 90 osos, estimación que va aumentando en estudios que realiza Palomero en 1993 y 2007, no entiendo ahora la alarma que pretenden mostrarnos. Sí es cierto que crece muy poco, en algunos sectores se ha estancado y en otros peligra por diversas causas entre las que se cita el furtivismo, pero  no menos al borde de la extinción que la vida humana.

Nada tengo en contra del oso y de quienes le defienden a capa y espada, pero he de insistir, porque todo me condiciona a ello, que esos supuestos miedos a la desaparición de la especie, hace ya cincuenta años que los vienen anunciando, los mismos años que los demás venimos anunciando la muerte de tantos y tantos pueblos.

De la sección "La Madeja" en Diario Palentino, @2016

LEER MÁS...

2 de diciembre de 2016

El caimán de Medina

Parece que diciembre es un mes propicio para los cuentos y leyendas, cuando ya se ha hecho todo el laboreo de la tierra y el tiempo aconseja refugiarse en la cocina al calor de una buena lumbre.




De este municipio de la comarca de Tierra de Campos, donde se puede degustar el famoso revuelto de chirlas con calandracas, salieron hacia América numerosos habitantes, convirtiéndose en aquellos años en el centro de distribución mundial de la plata llegada de las Indias a través del puerto de Sevilla. Del cancel de la entrada de una de sus iglesias cuelga un pellejo de caimán, piel donada por el riosecano Manuel Milán, uno de los que emigraron en busca de fortuna y que llegó a ser alcalde de Puebla, en México.

Cuentan que, cuando se estaba levantando la iglesia de Santa María de Mediavilla, los obreros encontraban al día siguiente todo destruido, hasta que dieron con el culpable. Se trataba de un gigantesco cocodrilo al que nadie se atrevía a enfrentarse, de manera que, las autoridades decidieron premiar con la libertad al preso que acabara con la fiera.

El preso que se ofreció como voluntario, se situó detrás de un espejo que puso frente al animal. Al verse, dicen que se quedó paralizado de terror, circunstancia que aprovechó el reo para asestarle una lanzada que acabó con su vida, recibiendo la libertad que se le prometió de manos del Almirante Enríquez.

Con motivo de las Edades del Hombre, en 2011, se potenciaba en aquella localidad vallisoletana la leyenda del "cocodrilo del Sequillo", gracias también a la inventiva de María del Mar Herrero, que regentaba por aquellos años un establecimiento de golosinas y frutos secos: piruletas de cocodrilo, dedales, camisetas, pastas, gomas para los niños y llaveros que muchos de los visitantes se llevaban de recuerdo.

Con lecturas similares, donde, generalmente, interviene un vecino que viene de América, se suscita también la leyenda del caimán de Berlanga de Duero (Soria), el cocodrilo de Santiago de Puebla (Salamanca) y el cocodrilo de la ermita de Sonsoles (Ávila).

De Juan Pablo Zumel Arranz - commons.wikimedia
De la sección La Madeja, en Diario Palentino.

LEER MÁS...

25 de noviembre de 2016

Camasobres, buena Posada

Todo va bien hasta que alguien recurre al daño gratuito, al daño por el daño. A mí me llegó la noticia, como a muchos de ustedes, de que Sanidad había cerrado La Posada de Fuentes Carrionas. Indagué un poco más y ya comenzaron a salir demasiadas irregularidades como para tomárselo en serio. Alguien había lanzado un bulo con la intención de hacer daño.



"A nosotros los cubanos nos enseñaron que la vida no es una carrera de velocidad sino de resistencia". - me dice, al responderme a todas esas dudas que yo tenía y que quise despejar presentándome un domingo en el establecimiento.

A Felipe, este cubano amable, también le llegan dardos envenenados, que de todo se guisa en esta tierra nuestra. Y cuánto daño gratuito se hace.

Esta casona, que fue en el siglo XVIII vivienda de los barones de la comarca de Pernía tiene un hermoso jardín que Felipe ha aprovechado para colocar una gran carpa.

Comenzó, como quien dice, de la nada, porque a pesar de todas las comodidades que se publicitaban sobre la Posada, era un lugar inicialmente concebido para convenciones, cursos y seminarios y, enseguida, su actual arrendatario le dio la vuelta, de manera que, sin olvidar las pretensiones de quienes lo abrieron primero (el 17 de octubre tenía lugar un encuentro de veterinarios), aprovecha el espacio para bodas y eventos.

No hace mucho, alguien bajó diciendo que se había intoxicado con algún alimento. Posteriormente, otros lo adornaron, asegurando que la intoxicación se produjo en una boda. Ya saben ustedes cómo corren las noticias, aprovechando otros para engordarlas, asegurando que hasta los empleados habían sido víctimas.

Incluso, se dijo que, el propietario había dado con la puerta en las narices a los mismos inspectores de Sanidad. Y es más, una cadena de radio de nuestra capital se hizo eco de aquello que no había pasado o que, en cualquier caso, no pasaba de ser un malestar sin importancia que ocurre de vez en cuando en restaurantes de todo el mundo, a pesar de ser cada vez más exigentes con el tratamiento y cuidado de los alimentos.

De la sección "La Madeja", en "Diario Palentino", @2016

LEER MÁS...

18 de noviembre de 2016

¿Alguien escucha?

El pasado mes de octubre tuve la ocasión de conocer personalmente y saludar en San Salvador a la parlamentaria socialista Mari Luz Martínez Seijo, que se ha movido por el mundo, pero que no ha olvidado la montaña palentina, desde su ejercicio como profesora en el Claudio Prieto de Guardo y afín a las propuestas de Pedro Sánchez.




Pero más allá de la rocambolesca lucha que ahora libra el PSOE, me interesa destacar aquí su preocupación constante de la situación que padece nuestra montaña palentina, exponiendo en el Congreso de los Diputados nuestras cuítas, que otra cuestión será que alguien la oiga y la responda y comience a desentrañarse un poco esa encrucijada que ahora libra la empresa Aguas de Lebanza.
Fuentes de Lebanza, envasadora del agua mineral que nace en la localidad que lleva su nombre, una de las mejores aguas de España -según el reportaje de la OCU que ya he comentado en otras ocasiones-, inició su actividad en 2008 con una plantilla de 18 empleados y un importante desembolso de la Junta de Castilla y León, que ahora parecen dar el asunto por zanjado y el dinero por perdido.

Aunque en los restaurantes de la zona se sigue sirviendo Agua de Lebanza, que a mi particularmente me encanta -a saber cómo se produce si está en concurso de acreedores desde 2012- la actividad está pendiente de la última oferta de una empresa con sede en Arabia Saudí, Marketing Plus Trading por una cantidad que supera los dos millones de euros.

Y el asunto está detenido porque, entre los acreedores de la empresa, se encuentra la Tesorería General de la Seguridad Social que desestima la operación al considerar que la venta supone una sucesión empresarial.

Quienes hacen la vista gorda para los corruptos que, a nivel nacional se van sucediendo sin descanso, no admiten el impulso de unos nuevos gestores que traerían, sin dudarlo, un buen pellizco de alegría a esta tierra nuestra tan atribulada por la caída de población.
¿Donde están los parlamentarios castellanos que invirtieron 7 millones de euros en esta fábrica y no se preocupan de desbloquear lo que puede mantener la población? ¿Alguien escucha?.

De la serie "La Madeja" en "Diario Palentino", @2016

LEER MÁS...

15 de noviembre de 2016

135 años de Diario Palentino

Cuando los responsables de “La huella del Románico” se pusieron en contacto conmigo para que diera una charla sobre los canteros en tiempos del románico y acepté, la introducción versó sobre las páginas de este diario que ahora cumple 135 años. 


En el 135 aniversario de Diario Palentino




Algunos tienen una memoria prodigiosa, yo no puedo vanagloriarme de eso, a pesar de haber escrito centenares de artículos, pero sí recuerdo, como si fuera hoy, cuando mi padre, concluida la jornada, iba dándonos titulares e, incluso, cuando algo le gustaba de manera especial, lo leía en voz alta.
Aquello incentivó de alguna forma mi deseo de contar la historia de mi tierra que ya comenzaba a verla seca de atenciones, llevando como testigo la obra de arte de su iglesia, cuando todavía el Románico era un tesoro escondido y nadie se había fijado con detenimiento, salvo los escasos cronistas que contaban sus gestas, en las montañas y los valles que nos acompañaron siempre.

  • Precisamente, atendiendo a las efemérides, el diario palentino tenía corresponsal en Vañes y el día 13 de abril de 1920 escribe sobre la fiesta del árbol en aquel lugar, pocos años antes de que el pueblo se construyera más arriba, anegado Villanueva por las aguas del pantano de Requejada en 1940, y cuyo retablo de su iglesia de San Martín fue trasladado a la de San Pantaleón, de Camasobres.
  • De aquella fiesta se habla también en Areños unos años más tarde, donde se nombra entre los asistentes al médico Don Marcial de la Hera.
  • En mayo de 1927 el cronista se refiere a la feria de la Ascensión, en Cervera de Pisuerga, y habla de otra canción que todavía suena, en la que los labradores calculan que el precio del ganado ha bajado un 10 por ciento.
  • El 12 de noviembre de 1932 se inaugura la escuela en el pueblo de Lores.
  • Un año más tarde se abre la escuela en Casavegas, pueblo que pertenece entonces a Redondo, donde hablan de una habitación gratis para el maestro que se nombre.
  • Otro de los asuntos que nos lleva preocupando tantos años, el de la incomunicación en los inviernos, tiene cumplidas referencias en nuestro diario y donde el corresponsal hace alusión a un vecindario contrariado porque el temporal anulará las próximas ferias.
  • Fue tan riguroso el invierno siempre en estos predios, que el 19 de marzo de 1934 el corresponsal pone sobre la mesa una carta de los vecinos de la montaña, después de cuatro meses incomunicados:
"En estas condiciones vivimos dos mil habitantes en un grupo de pueblos pequeños y nuestra riqueza es bien reducida; unas praderas que yacen ahora sepultadas bajo un manto de nieve y cuya hierba, recogida en el verano, sirve para sostener en el invierno 2600 cabezas de ganado vacuno y 7000 de ganado lanar."
"O nos protege el Estado o en caso contrario que declare inhabitables las alturas superiores a 1000 metros, suscribiéndonos a sus habitantes en el ejército de los sin trabajo, con derecho a subsidio de paro. Queremos una justicia y una protección igual para todos los españoles y para todas las manifestaciones de la riqueza nacional."

Cada corresponsal y colaborador, procura meterse en la piel del momento que le toca vivir y, es evidente que, no somos los únicos que hemos cantado y llorado con la situación de nuestra tierra; que hay momentos de estupor y desánimo; que nada se logra si nadie se mueve; que algo provoca siempre un cambio cuando alguien da la voz y lo promueve, sin más interés que el de valorar con justicia esta bella tierra que heredamos.

Y desde luego, hay que hacer un canto a quienes dieron voz y forma a este diario que hoy cumple 135 años, uno de los decanos de la prensa regional, uno de los decanos de la prensa del mundo.

Para la edición especial 135 años de Diario Palentino

LEER MÁS...

11 de noviembre de 2016

¿Quién manda qué?

En agosto de 2005, un bloguero muy conocido se dispuso a recorrer buena parte de la provincia de Palencia, desde Carrión de los Condes hasta Aguilar de Campoo, donde se suma a los cursos que realiza la Fundación Santa María la Real y, en una iniciativa de puertas abiertas, puede tomar, sin impedimentos, imágenes del interior de Santa Cecilia con el fin de mostrarlas después en ese blog sobre el románico que administra.




Allí queda patente su enojo:  "¡Que diferencia con lugares como San Andrés del Arroyo, Rebolledo de la Torre o Santillana del Mar, donde un energúmeno, que lamentablemente debe de ser sacerdote del templo, además de gritar atronadoramente a quienes alzaban cámaras de fotos, azuzaba hacia ellos al guarda de seguridad de una empresa privada contratado a tal efecto... ¿Esta es la casa del Señor?. Insisto en mi particular cruzada contra ellos: Déjenlos en "su paz", no los molesten. No vayan. No los subvencionen."

No hay un término medio. A lo largo de los años, uno se encuentra con obras de arte caídas, fábricas de admirable acabado que hasta los más implicados en el arte abandonaron a su suerte, sin entender bien a qué obedece su actitud o, vienen a despertarnos con historias como la que denuncian los "Vecinos por Liébana" el pasado mes de agosto, donde la sacristía de un edificio histórico de Espinama se rellena de hormigón para construir un aparcamiento: "Pretender gestionar lo público sin tener un mínimo conocimiento del funcionamiento de la cosa pública o, sin hacer uso del personal del Ayuntamiento que resuelve este tipo de dudas, resulta cuanto menos peligroso para el conjunto de los ciudadanos".

Y se lamentan de la imagen nefasta que están dando nuestros representantes al mostrarse incapaces de cuidar de nuestro patrimonio. Algunos sacerdotes imponen su criterio al margen de lo que estipule, en nuestro caso, la Junta de Castilla y León, encargada de intervenir en su conservación, de manera que, en ocasiones, ni la administración ni los administrados aciertan a saber hasta donde llega su función y si todo vale para los turistas que vienen a disfrutar de nuestro patrimonio natural y cultural.

De la sección "La Madeja" en "Diario Palentino" @2016


LEER MÁS...

4 de noviembre de 2016

La huella del románico

He nacido donde nace una de las más bellas espadañas del románico y en un entorno donde te das de frente, a cada paso, con el románico más puro. A finales del pasado mes de Julio, en compañía de Eduardo Gutiérrez, amigo guardense con el que comparto tantas sensaciones y retazos de vida, y con la complicidad de Cristina Párbole, todos tras la huella del románico que atesoramos, volvíamos a visitar el interior de la iglesia de Santa Cecilia, en Aguilar, una de las obras claves del románico norte.




Allí sorprenden los capiteles vegetales e iconográficos, especialmente, el que relata el dramático episodio de la Matanza de los Inocentes. "Hasta de Tokio han llamado preguntando por él" -nos dice la guía, quizás para que nos impliquemos más en la observación de los detalles-. La elaborada cota de malla que cubre a los soldados, los pliegues de sus mantos, los botines que calzan...

Al fondo de la iglesia, en la pared que mira hacia la puerta principal, y obra del escultor Ursi, los doce apóstoles, en diferentes posturas, con los ojos cerrados y descalzos, inspirados en el Pantocrator de Moarves de Ojeda.

Pues bien, hace unos días, estos amigos han vuelto a coincidir, un año después de nuestro encuentro en Vallespinoso de Aguilar, en "el camino de los canteros románicos”, donde Cristina, como historiadora y amante de nuestro arte, ha seguido profundizando en el significado de ser cantero en el románico, de ser cantero en nuestra tierra, ponencia en la que ponen broche de oro Javier y Carlos, detallando las herramientas más utilizadas y tallando una serie de piezas ante los ojos sorprendidos de quienes vienen un año tras otro desde diversas regiones españolas para llenarse de nuestro arte.

Además de visitar la iglesia de Santa María las Real de Cillamayor, los participantes conocieron el excepcional pórtico de la iglesia burgalesa de Rebolledo De la Torre; Santa María de Mave, con su casa Palacio del siglo XVII, cuyo origen es un cenobio en los primeros tiempos de la repoblación, perteneciendo siglos más tarde y durante décadas al Monasterio de Oña. También se acercan a conocer Pozancos y Becerril del Carpio, estas últimas en el entorno de Aguilar.

Imagen: La huella del Románico
De la sección "La Madeja", para "Diario Palentino".

LEER MÁS...

28 de octubre de 2016

Tiempos convulsos

Vivimos momentos convulsos en todos los aspectos. Y basta sentarse en un banco del parque, observar el lento peregrinaje de personas a las que apenas conocemos, que son vecinos, que viven a nuestro lado, que van y vienen, para concluir que el mundo es un perfecto desconocido de sí mismo.



Yo me llevo disgustos por las mismas cosas que se los llevan los demás, pero también por el desinterés que veo en la promoción de nuestra tierra. Una gran mayoría pasa olímpicamente, si acaso saca a pasear la lengua para mostrarse insatisfecho con todo lo que ve, con todo lo que procuran enseñarle los demás.

La culpa siempre es de los otros. El ya contribuye con lo que puede, que de momento es la crítica y el entorpecimiento del trabajo de quienes dedican sus ratos libres a impulsar esta bella cantinela, para que protesten los demás, para que se caigan si es preciso, para que no se levanten con un poco de suerte... Y luego vuelta a empezar, sin dejar resquicio para nada más que la defenestración y el descontento.

Y lo cierto es que no tiene uno por dónde cogerlo, porque ahora todos gozamos de una fina sabiduría que nos da riendas para meter la puya aunque no tengamos ni pajolera idea del esfuerzo que hacen los demás por agradarnos.

Quienes interpretan los distintos Organismos vienen a exponer los próximos proyectos. Pasan unos años y como no se hizo nada de lo que prometían, vuelven otra vez a reiterar sus plácemes. Y así una vez tras otra. Esto no tendría importancia si no pasara el tiempo, porque no queda otro remedio que seguir aferrado a los caminos y utensilios que a uno le sirven para avanzar y uno advierte que los caminos son muy cortos, están llenos de trabas a propósito. Trabas que no te matan pero que te dejan bien ajustado el acto de vivir.

Quiero aclarar que a mí no me pagan por opinar, ni van a tener en cuenta mi entrega quienes están preocupados por la dejadez de los poderes públicos, que viene de tan atrás y que a mí eso no me importa.

Yo me tracé un camino al margen de alabanzas y reconocimientos y creo que mi función, si alguna tengo, es insistir, que algo siempre queda de bueno.

De la sección "La Madeja" en "Diario Palentino", 2016

LEER MÁS...

21 de octubre de 2016

El antídoto de la despoblación

A finales de Julio de 2016 el Ayuntamiento soriano de Cubo de la Solana, una de cuyas pedanías albergó instalaciones nucleares, destinadas a lograr la proyectada y abortada bomba atómica española, era noticia porque, en compañía de una sociedad denominada Capacidad Positiva, apuestan por la felicidad en el mundo rural como antídoto a la despoblación. 




El asunto es curioso, primero, porque la gente habla de felicidad como si existiese y, con soberano anuncio, expone a este lugar a una masificación si fuera cierto, porque, ¿quién no quiere la felicidad?, ¿quién no la busca a cualquier precio?.

Y será una de las pocas veces, -que yo tenga consciencia-, que no se habla de instalar empresas cerca para que haya trabajo o de pedir infraestructuras y servicios que es lo que normalmente se hace para sentar población por nuestros pagos. Y, de todas formas, qué raro que sólo se sienta en este municipio esa especie de vuelo que te relaja tanto, que lo buscas a diario entre tus círculos, y tarde vienen a decirte que no, que la felicidad se encuentra en el mismo centro de esa provincia castellana, a 23 km de Soria.

Quienes han llegado a esta curiosa conclusión tampoco es que se devanen los sesos con  historias increíbles. Comienzan explicando que el mundo rural de Soria está agonizando y se preguntan cómo de felices son los que quedan en ellos, con unos servicios básicos tan limitados o inexistentes.

El alcalde y la empresa de psicología Capacidad Positiva se han puesto de acuerdo para explicar que la felicidad existe y que se encuentra en Cubo de la Solana.

Si con algo me quedo es con la gente que lo intenta, aunque no vaya más allá de  un eslogan bonito. Mirar en positivo, involucrar a quienes viven en ellos; incentivarlos, que los alcaldes no se queden solos.

Si he dicho muchas veces que el montañés vive resignado, en medio de un abandono institucional y un alejamiento paulatino de su propio mundo, pero no es menos cierto que no hay amargura ni tristeza en quienes se quedaron a vivir; que hay un sosiego que ayuda a esa vitalidad que muchos muestran y ayuda sobre todo el conocimiento y la belleza del pueblo de cada uno.

La psicóloga insiste y con eso me quedo, y con eso les dejo para que lo valoren:

"Para vivir bien no necesitamos bares, escaparates ni grandes lujos. Necesitamos comer y dormir, y un servicio médico. Tenemos que empezar a reubicar necesidades. Para lo demás están los núcleos más grandes».

De la serie "La Madeja" en Diario Palentino, 2016

LEER MÁS...

Orígenes Montaña Palentina

El autor

Froilán de Lózar. Publicista-Escritor.

Premio de periodismo Ciudad de Palencia; II Premio Internacional de Poesía "Diego de Losada" (Zamora); Premio Nacional de Novela Corta "La Tribuna de Castilla (Valladolid); Finalista Premio de Novela Bubok-Lengua de Trapo, 2016.

La más bella canción: los libros

Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.