Despoblarse de alma y cuerpo

Personalmente, suelo argüir en esto, como en tantas otras cosas, que respondemos tarde, que vamos cada uno por un sitio para exponer lo mismo, y que hay mucha confusión en cuanto a dirimir responsabilidades. ¿Quien es culpable de la despoblación? ¿Hay culpables?


Asunto complejo porque ahora la tendencia es, en la mayor parte de los casos, dejar los pueblos, buscar el ruido y la prisa de las ciudades, porque el trabajo no brilla en ningún sitio en un sector servicios saturado.

Es como luchar contra esa voz interior que te pide silencio, que te pide sosiego, cayendo en el agobio de una ciudad donde supuestamente se aflojarán todos los miedos, cuando es posible que comiences a experimentar de otro modo todo aquello de lo que huyes. La realidad es aplastante, si nos detenemos en los rincones de España que más lo sufren. Casi el 25% de los pueblos de Aragón cuentan ya con menos de 100 habitantes. Los medios, ahora más que antes, se fijan en Soria y en Teruel. La senadora socialista Perla Borao ha insistido que retomará en la Cámara Alta el tema de la lucha contra la despoblación, que abanderó en la pasada legislatura Antonio Arrufat.

Han sido años de muchas enmiendas, muchos estudios, una oposición férrea del partido popular a todas las propuestas de los partidos de la oposición, que ha impedido la puesta en marcha de medidas para atajar esa creciente despoblación que como bien señala Alberto Izquierdo, por su montaña gallega, tiene que recibir unas medidas especiales porque se trata también de un territorio especial y distinto.

En la montaña palentina, la situación en invierno es bastante peor que en todas esas poblaciones que se citan en el estudio. Pueblos como Verdeña, Los LLazos, Báscones de Ebro, Cardaño de Arriba, Boedo de Castrejón, Cantoral de la Peña, Cordovilla de Aguilar, Estalaya, El Campo, Gama, Cuillas del Valle y un largo etcétera, que no llegan a 15 habitantes.

Pero más allá de las frías estadísticas, que se repiten y que siguen en descenso imparable, me interesa que todos esos partidos que se postulan como nuevo gobierno y que tanto insistieron en proponer enmiendas para repoblarlos, se hagan fuertes en lo que propusieron y aunque no sea una panacea, comencemos a sentir de verdad la vida en ellos.

@De la serie "La Madeja", en Diario Palentino. 

Entradas populares de este blog

Piedrasluengas

Farmacias de Guardia

Polentinos

Pino de Viduerna

Pisón de Castrejón