Boedo de Castrejón a oscuras

A veces, con demasiada frecuencia, imbuidos por la prisa que llevamos como bandera a todas partes, dejamos todo a medias. No sólo ya a nivel personal, donde, por supuesto, este defecto se acentúa y crece cada día, sino a nivel institucional, donde no coinciden los discursos con las obras.


Cuando busco datos por la red y en las hemerotecas para la entrada de Boedo de Castrejón, me doy de bruces con otro Boedo, a oscuras, esta vez en un lugar con el mismo nombre al sur de Argentina. Es evidente que la globalización está de moda y, aunque no busco expresamente aquella historia, me meto en ella y asisto con la imaginación al cónclave de vecinos, gente tranquila, de saludo rápido, la mayoría jubilados, parapetados todos tras un conteiner de basura, cortando la avenida Independencia, haciendo ruido, para que, como bien expresa la protagonista, la administración despierte del glacial silencio y garantice "ese derecho mínimo en el siglo que vivimos: la electricidad." 

Me viene al recuerdo el pueblo de Sotres, en lo más elevado de los Picos de Europa, que recibió la luz el 13 de diciembre de 1981, cien años después de su invención. 

Boedo, el nuestro, que a mediados del siglo XIX ya pasó a integrarse en el municipio de Castrejón de la Peña, no dispone a fecha de hoy de luz eléctrica, aunque algún intento se hizo, merced a una aportación de 100.000 euros de la Diputación de Palencia, sin que nadie haya explicado todavía cuánto se gastaron, o a qué menester dedicaron el dinero que venía del Plan Nacional de Reserva Estratégica del Carbón (2006-2012).

Si en la localidad homónima de Argentina, los habitantes salieron a la calle para meter el mayor ruido posible y atraer de ese modo hacia ellos la atención de quienes les gobiernan, aquí, los dos únicos habitantes que la pueblan, decidieron colocar sendos carteles en la fachada de la casa, aunque parece que a nadie le preocupa ni molesta el mensaje: "Siglo XXI y sin luz eléctrica. Necesitamos luz eléctrica".

De la sección "La Madeja", para Diario Palentino y Globedia
Imagen: José Luis Estalayao.

Entradas populares de este blog

Piedrasluengas

Farmacias de Guardia

Polentinos

Pino de Viduerna

Pisón de Castrejón