Leyendas de serpientes

Les comentaba hace unos días algo que es obvio para todo lector. Hoy el conocimiento nos llega de todas partes. Es un repiqueteo contínuo de historias a las que por una u otra causa no habías llegado, no teníamos ni una leve noción de que existieran; incluso aquellas que nos tocan de cerca, que hablan de la historia de nuestro pueblos, que a veces, como las leyendas, se inventan para explicar un hecho relacionado con una persona, una comunidad, un monumento...


Son muchas las leyendas que encontramos en todas partes, donde los animales juegan un papel importante, incluso la mula coja que aparece en la leyenda de San Salvador de Cantamuda, descendiendo una noche de tormenta por la zona más arisca de la Peña Tremaya. 

En el Monasterio segoviano de Santa María la Real de Nieva se atribuyen varios milagros a la Virgen de la Soterraña. Se dice que cura enfermos, resucita difuntos, apaga incendios y detiene el sol. Incluso, afirman las fuentes que hay testimonios e informaciones jurídicas que tratan de apoyar lo que para el común de los mortales no parece posible. En la iglesia se conserva la piel de una serpiente gigante, conocida también como "la anaconda de Santa Maria", a la que un pastor alimentaba con leche hasta que fue llamado a filas. En algunas entradas donde refieren esta historia, intuyen que al animal probablemente lo trajeran los monjes procedentes de las misiones en las que tomaron parte en algún país de América del Sur: Bolivia, Paraguay, Venezuela...etc, pero el hecho parece un poco rocambolesco, aunque no es el único. En la ermita de la Virgen del Camino (Zamora) se suscita otra leyenda similar, que tiene como protagonistas también a una boa y un pastor que aunque le tiene cariño, se enfrenta a ella, pues había matado a numerosas personas en su ausencia. El pastor, a su regreso de filas, le lleva leche en un cuenco y un espejo, de manera que al ver en el espejo un congénere que le iba a arrebatar el alimento, emprende una tremenda lucha que le llevó al agotamiento, momento que aprovechó el pastor para acabar con ella.

La ermita zamorana se construye dos siglos antes que la iglesia que nos ocupa de Segovia y aunque las historias se han ido maleando de boca en boca, parece que lo que querían era llamar la atención, la de Segovia por su Virgen milagrosa de la Soterraña y la de la ermita zamorana que se atribuye al exvoto de un indiano, es decir una ofrenda en agradecimiento por algo.

Para la sección "La Madeja" en "Diario Palentino" y Globedia.
Imagen: Fernando, en "Pueblos de España": capitel de Santa María la Real de Nieva.

Entradas populares de este blog

Piedrasluengas

Farmacias de Guardia

Polentinos

Pino de Viduerna

Pisón de Castrejón