Salvemos San Jorde

Carlos Morenés, vicepresidente de Hispania Nostra, asociación que nace en 1976 sin ánimo de lucro, y cuya finalidad es la defensa y salvaguarda del Patrimonio Español, le escribe una sentida carta a mi amigo Amando Vega, profesor de la Universidad del País Vasco en Donosti, en la que se compromete a difundir, concienciar y motivar a la opinión pública, especialmente a los vecinos y autoridades de los pueblos donde se encuentren, para que limpien, consoliden y cuiden ellos mismos ese patrimonio. En el caso que nos ocupa, en la comarca de La Ojeda, el edificio abandonado de San Jorde, que a partir de 1975 comienza a ser allanada por visitantes malintecionados, quedándose poco a poco sin tejas, haciéndose los boquetes más grandes, llevándose los canecillos, las piedras, la ventana románica...


 


En la web de Santamaría La Real, en un listado previo donde se citan los edificios románicos amenazados o en ruínas de Castilla y León, incluído los edificios góticos, Burgos se lleva la palma con más de 130. En Soria, Segovia y Palencia se contabilizan más de 160, donde iglesias, ermitas, monasterios y lugares simbólicos figuran como abandonados o fruto del expolio. Hay notas curiosas que invitan a una reflexión. En los datos de campo, en el lugar donde se refleja el estado actual, aparece la ermita restaurada de San Martín, en la localidad de Piérnigas (Burgos) como abandonada; en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, localizada en el pueblo burgalés de Villasur de Herreros, la pila bautismal está en la calle; la ermita de Pinilla Trasmonte se ha transformado en vivienda, como ocurre con la ermita de Tuda, en la localidad palentina de Villaescusa de La Torre, o lo mismo que se ha hecho con el eremitorio de Villarén de Valdivia, que sirve como almacén de maquinaria y donde está prevista la intervención de los distintos Organismos y Sociedades que desde 2005 a 2012 desplegarán el denominado “Plan de Intervención Románico Norte”.

Como palentino me enorgullece saber que van a restaurarse 54 lugares y que se procurará luego su mantenimiento con el recado a párrocos y alcaldes para que los revisen y relancen. Pero me solidarizo con el mensaje de un visitante del foro “Pueblos de España”, portal que hoy que tanto se habla de libertad (esa es otra), aparece mudo y de brazos caídos, en protesta por la condena que le fue impuesta por la titular del juzgado de Toro (Zamora), tras un juicio iniciado a causa de un mensaje que denunciaba malos tratos en la residencia de ancianos de dicha localidad.

“En cuántos sitios quisieran tener este bello rincón y, sin embargo, Palencia, que presume de arte románico y de historia, ha consentido y consiente que poco a poco vaya desapareciendo esta bella iglesia”. “¿Se puede consentir –dice otro– que este bello rincón, el presbiterio de un iglesia románica, con bóveda de cañón y su gran arco, desparezca?”

Pues, esa es la triste realidad. No entiendo en base a qué baremos, el equipo del románico norte esgrime peferencias de actuación para unos u otros lugares, Al final, tenemos que recurrir a lo de siempre: artículos, protestas y manifestaciones para defender un patrimonio que ha sorteado también, seamos sinceros, el total abandono por las Fuerzas de Seguridad del Estado y nuestra propia desidia.

En la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes se puede leer: “En estas nuestras tierras floreció mosén Jorde de San Jorde, caballero prudente, el cual ciertamente compuso asaz hermosas cosas...”

¡Si levantara la cabeza!


Entradas populares de este blog

Piedrasluengas

Farmacias de Guardia

Polentinos

Pino de Viduerna

Pisón de Castrejón